brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
México, entre el hambre, la vida, el desborde del covid-19 y las mentiras de Gatell
Por Ma. de los Ángeles Nivón
27 de mayo, 2020
Comparte

Texto: María de los Ángeles NIVÓN/PRIMERA LÍNEA

MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

Por increíble que parezca, para mucha gente en México y Oaxaca el coronavirus sigue siendo un invento de los gobiernos, un absurdo para fregar la economía y ante esa percepción ciudadana, lo único que hemos ganado en el país y la entidad oaxaqueña es el disparo de la pandemia, que está sin control y encima hay una economía colapsada.

Dos graves problemas que golpean a Oaxaca y México.

Lo absurdo de todo esto ha sido el mal manejo oficial de la pandemia, han creado confusión entre la gente, que salvo si les toca a un familiar cercano infectarse, es hasta entonces cuando creen en el virus, antes no.

Pero en esta incredulidad ciudadana a tres meses de la pandemia de covid-19, mucho tienen que ver nuestras autoridades federales, en específico el presidente Andrés Manuel López Obrador que desde un principio no asumió su responsabilidad para hacer frente con medidas de prevención a tiempo contra el coronavirus, lo hizo cuando los contagios empezaron a ser más frecuentes, hasta entonces canceló sus giras.

El otro es el subsecretario de salud, Hugo López Gatell, quien de entrada descalificó totalmente la utilización del cubrebocas para la ciudadanía en general, que “no servía de nada traerlo”, generó una terrible confusión y hoy a tres meses de sus fatídicas declaraciones, recula y se coloca el tapabocas por 10 segundos en trasmisión nacional, diciendo, que ahora sí, cuando estamos en el pico de la pandemia, es necesario que la gente lo utilice.

Esa información trastocada, manipuladora, es la que más daños le ha hecho a las y los mexicanos, hoy golpeados por el confinamiento que les ha traído ansiedad y el colapso económico, esto último ha obligado a muchos a salir a las calles a buscar el sustento de sus familias y en parte tienen razón, la mayoría no son asalariados, viven al día.

Hasta anoche los reportes de covid-19 en México estaban desbordados, 74,560 casos confirmados; 8,134 defunciones, es decir, 501 muertos más en 24 horas, un día negro para el país; mientras que en Oaxaca sumamos las 115 muertes, ocho decesos más en un día y 1,109 casos positivos, imposible que podamos salir pronto del confinamiento, ni de chiste se deben relajar las medidas sanitarias, tenemos que ser responsables.

Somos el país 17 en el mundo con número de contagios y el noveno en número de muertos, luego de superar a Irán, y ocupamos el quinto lugar en letalidad, y aquí viene otro dato preocupante, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, muestra a México en el último lugar al realizar 0.6 pruebas por cada mil habitantes, que son fundamentales para ir reduciendo la brecha de los contagios.

Es hasta el pasado 17 de mayo, que según anuncio del canciller Marcelo Ebrard arribó a México el vuelo 11 con 300 mil pruebas procedentes de Shangai, China, así como 288 ventiladores para terapia intensiva, fueron insuficientes, por supuesto, y estaría por llegar 1 millón de pruebas para covid-19 en los próximos días, hasta que vieron lo duro de la pandemia decidieron actuar.

Por ello, ya no sabemos qué pasa en México con todo el desorden de cifras y la confusión de las proyecciones que ha dado el llamado “Zar del coronavirus”, Hugo López Gatell, que se ha tragado sus propias palabras con la utilización de medidas sanitarias, haciendo promesas alegres e ilusionando a la gente de que ya pronto se podrán relajar.

Y miren ustedes, lo que debió hacer desde un principio del inicio de la pandemia, Gatell lo hace casi al final, reunirse de manera virtual con los gobernadores del país, para informarles la posibilidad de un rebrote del problema respiratorio que se estima se registraría en los meses de septiembre y octubre cuando inicie la temporada de la influenza 2020-2021.

Ahí Gatell pidió la unidad de los mandatarios estatales para hacer frente a este problema de salud, hasta que se acordaron de ellos, cuando los gobernadores y autoridades municipales han tomado sus propias medidas sanitarias, como en Oaxaca, donde muchos pueblos decidieron cerrar sus caminos como una medida de protección a sus habitantes, otros más no le permiten la entrada ni a sus propios paisanos que viven en otras partes y quieren visitar a sus familias.

No así en la capital oaxaqueña y municipios conurbados, donde hasta que se dispararon los casos de coronavirus, se implementaron los filtros sanitarios en lugares de alto contagio como la Central de Abastos, los mercados públicos, el transporte, en los que se observa constante vigilancia sanitaria y de seguridad. Ahora sí detienen a los automovilistas que no portan el cubrebocas y los exhortan a utilizarlo.

El Gobierno de Oaxaca encabezado por Alejandro Murat Hinojosa tiene que ser muy responsable sobre si existen o no condiciones para salir del confinamiento, de acuerdo al comportamiento de la movilidad en la entidad, sí se pueden relajar algunas medidas o no el próximo 1 de junio, no puede ni debe hacerle caso a AMLO, menuda bronca la que enfrentó con el aumento de casos por el anuncio del relajamiento del pasado 18 de mayo.

Si bien es cierto ayer se observó una reducción de la movilidad en los casos covid-19, con 39 en un día, eso no quiere decir que ya estemos del otro lado, se tiene que seguir observando el comportamiento de los contagios en las próximas dos semanas, que según proyecciones del mismo mandatario oaxaqueño, podría ser más fuerte.

Todos tenemos que ser muy responsables, ciudadanía y gobierno tienen que caminar juntos en esta emergencia sanitaria, no podemos bajar la guardia, aunque Hugo López Gatell diga que ya se aplanó la curva, los hechos y la realidad sanitaria nos dan otras cifras.

Por tanto, quienes puedan sigan en cuarentena quedándose en casa y los que por necesidad económica tienen que salir a buscar el sustento de sus familias, háganlo con las debidas medidas sanitarias, no echen al saco rato la sana distancia, portar el cubrebocas, lavarse las manos constantemente, utilizar gel antibacterial o alcohol. 

¡Es por ti y es por todos!

A LÓPEZ OBRADOR SE LE REVELAN HASTA LOS DE CASA

El presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo, Conservación Rural, Autosuficiencia Alimentaria y Reforma Agraria de la 64 Legislatura Federal, el morenista Yako Rodríguez se le fue duro al Presidente Andrés Manuel López Obrador al acusarlo de retirar los 8 mil millones de pesos de apoyos que estaban destinados al campo en el presupuesto del 2020; ahora sí, dice, las cosas están a punto de reventar.

Y advierte lo que ya se veía venir, que el campo mexicano está a punto del colapso, agonizando, luego de que AMLO decidiera quitar ese recurso aprobado por las y los diputados federales, destinados a la producción de alimentos y al fomento a la agricultura, ganadería y pesca.

Me queda claro, señala el diputado federal de Morena, que los productores pasamos por tiempos mucho muy complicados, y así me lo reportan legisladores de todos los partidos, y regiones del país. Por más que nos hemos esforzado en atender y representar las necesidades de los productores ricos y pobres, en diferentes regiones y estados, nos hemos quedado solos.

Tenemos problemas, y muy graves ante el recorte presupuestal que nos ha hecho la SADER por instrucciones del presidente Andrés Manuel López, y explica que 4 mil millones de pesos que lograron colocar para el ejercicio 2020, han sido retirados sin mayor explicación que las prioridades presidenciales que son mayores a las de los miles de productores de alimentos, quienes llenan los anaqueles de los centros comerciales y las tiendas de abarrotes

Se quitaron 2 mil 500 millones de pesos de Financiera Nacional de Desarrollo, los cuales se utilizaban para seguros agropecuarios, vaya manejo de riesgos y precios, revira el legislador morenista. Este dinero se fue, de nuevo, por instrucciones del Presidente de la Republica, remarca en tono recriminatorio.

Y 1 mil 500 millones de pesos también han sido retirados del presupuesto al campo, los cuales iban destinados a fomento a la agricultura, pesca, ganadería. Se van por instrucciones del presidente, remarca.

Como ven, refiere, en el pasado no se necesitaba una reforma a ninguna ley para que el presidente haga y deshaga el mandato del Congreso de la Unión en lo referente a la ley de Egresos de la Federación. Lo más lamentable, es que será “el pueblo sabio” el que tenga que sufrir la carestía de alimentos así como el alza a los precios.

¿Cómo la ven?…Se nos viene otra bronca encima, la carestía de alimentos y el alza de precios. 

Bonita manera de querer “al pueblo sabio”. 

CORREO: nivoni66@gmail.com  

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Comparte