brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Femsa: el negocio de la enfermedad y la cura
Por Alianza de Medios
12 de junio, 2020
Comparte

Esta empresa vende los productos que causan las principales enfermedades mortíferas en México y, también, es una de las compañías con más farmacias en el país. El negocio redondo se teje gracias a sus relaciones político-empresariales, advierte en entrevista Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor

Texto: José Ignacio De Alba

Fotos: María Ruiz

Con la llegada de la covid-19, las autoridades sanitarias de México advirtieron que la mortalidad sería mucho más alta que en otros países del mundo. ¿La razón? Los mexicanos ya eran portadores de enfermedades crónicas causadas, principalmente, por el alto consumo de bebidas azucaradas.

La mortalidad promedio en el mundo a causa del covid-19 es de 6.2 personas por cada 100 mil habitantes. Pero en México la cifra se eleva a 10.7, según ha explicado el subsecretario de salud Hugo López Gatell. El funcionario aseguró en una de las conferencias vespertinas: “llegamos a la epidemia de covid con estragos prolongados de la mala alimentación”.

El funcionario informó que 600 mil personas mueren cada año: “la mitad de estas muertes, es decir 300 mil, están relacionadas con una mala alimentación”.

El principal distribuidor de bebidas azucaradas en México es la compañía Fomento Económico Mexicano (Femsa). Según datos de la empresa, en el país tienen un mercado que llega a más de 75 millones de personas, entre sus principales productos están Coca Cola, jugos Del Valle, Sprite, Fresca, Fanta, Vitamin Water, productos lácteos Santa Clara, Heineken y Powerade.

Pero la empresa regiomontana no sólo es la embotelladora más grande del mundo de la marca Coca Cola. También posee la marca Oxxo, con más de 19 mil 598 tienditas en México y otros países de Sudamérica, además de las gasolineras Oxxo Gas.

Femsa logró colocarse en rubros comerciales indispensables, tanto que aún con la pandemia aumenta sus ganancias. Según el primer informe trimestral que hizo Femsa en 2020 a la Bolsa Mexicana de Valores, tuvo un incremento del 5.5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Dentro del comunicado, el director general de Femsa, Eduardo Padilla, explica: “Al día de hoy, la mayoría de nuestras operaciones tienen permitido operar, dada su naturaleza esencial”.

Uno de los rubros que más ha destacado de la empresa es su división de Salud, que aumentó ganancias un 19.9 por ciento, comparado con el primer trimestre del año pasado. En México opera bajo las marcas Generix farmacia, FarmaCon, Farmacias Moderna e Yza Farmacias. Varias de éstas funcionan con consultorios médicos, un negocio poco regulado en los días de la pandemia.

Según Femsa su línea de farmacias tiene más de mil 200 sucursales en México. El resto lo opera en Colombia, Chile, Perú y Ecuador, con los nombres Moderna, Cruz Verde, Fybeca, SanaSana y Maicao.

La injerencia en las políticas de salud

Alejandro Calvillo lleva años en una cruzada en contra de la industria de comida chatarra en México. Dirige la organización ciudadana El Poder del Consumidor, que aboga por los derechos de los consumidores.

Calvillo explica en entrevista que Femsa se ha dedicado a lucrar con la salud de las personas gracias a su relación con el poder.

“Definitivamente Femsa ha sido determinante en las políticas públicas de salud, su papel ha sido bloquear leyes, cooptar a las autoridades de salud. La Secretaría de Salud y Cofepris estaban totalmente al servicio de Femsa. Hay que decir que en esta administración esto se cortó”.

Calvillo explica que el propio Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, fungió como director de Femsa hasta el año 2018. Pero Calvillo relata que las conexiones políticas de la empresa regiomontana son hondas.

Buena parte del cabildeo de Femsa en el poder legislativo, explica, se logra gracias la empresa Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Alimentos (ConMéxico). La empresa de asesoría fue fundada por Isaac Chertorivski, padre del exscretario de Salud en la administración de Felipe Calderón, Salomón Chertorivski.

“Femsa, junto con ConMéxico se dedican a bloquear todo tipo de medidas en materia de bebidas y alimentos, como la publicidad dirigida a niños o la oposición que siempre se tuvo a regular los alimentos en las escuelas. También dentro de la industria del alcohol”, acusa Calvillo.

El exsecretario de Salud Chertoviski ha organizado durante la contingencia sanitaria una serie de eventos por internet con otros exfuncionarios de Salud -como José Narro, Julio Frenk y Mercedes Juan- en los que han criticado la estrategia del actual gobierno federal contra la pandemia.

En un artículo publicado esta semana, Calvillo expresó: “el exsecretario de Salud se muestra como toda una autoridad en materia de epidemiología olvidando su papel como funcionario público en la política de salud frente a las epidemias de obesidad y diabetes, que en esos años ya estaban provocando la muerte de mínimamente 15 personas por hora”.

Calvillo dice que Femsa se ha aprovechado de las llamadas puertas giratorias para hacerse de poder. Durante muchos años, relata, el principal cabildero de la empresa fue Genaro Borrego Estarada, exgobernador de Zacatecas y expresidente del PRI. Actualmente a su favor juega Roberto Campa Cifrían, subsecretario de Gobernación en la administración de Enrique Peña Nieto y un hombre que conserva buenas relaciones con el actual gobierno.

“Coca Cola y Femsa dominan mucho las posiciones de ConMéxico, que tiene cabilderos de manera permanente en el Congreso, y mantenía una influencia fuertísima en la Cofepris de Mikel Arriola y en la Secretaría de Salud, tanto con Narro y Mercedes Juan” dice Calvillo.

Leer nota completa: https://piedepagina.mx/femsa-el-negocio-de-la-enfermedad-y-la-cura/

Comparte