brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
PRIMERA LÍNEA | Desobediencia que mata…¡a semáforo rojo!; ¿Toque de queda para que obedezcan?
Por Ma. de los Ángeles Nivón
17 de julio, 2020
Comparte

MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

Alarmante lo que ocurre en Oaxaca con el covid-19.

No sé qué es más grave, la pandemia que no da tregua, o la desobediencia que maya y el relajamiento en que ya se encuentra la inmensa mayoría de las y los oaxaqueños, obligados muchos por la necesidad de llevar el sustento a sus familias, ha trascendido que las autoridades de salud federal regresarán a Oaxaca al semáforo rojo el próximo lunes 20 de julio.

No es para menos, hasta anoche iban 784 defunciones y 8,151 casos confirmados, imposible que sigamos en este relajamiento, sin que se tomen decisiones más estrictas para obligarnos a cumplir con las medidas sanitarias.

La neta, a la gente le ha valido la pandemia. Porque muchos no creen en el virus y a otros los obliga la necesidad de trabajar.

El Gobernador Alejandro Murat Hinojosa se ha tardado en accionar con medidas más fuertes, porque la gente no va a entender dejándoles a su libre decisión si salen o no salen, tiene que ejercer su autoridad, porque de otra forma nadie hará caso, como ha ocurrido en estos cuatro meses desde que empezó la pandemia.

Fue una decisión apresurada la de pasar a semáforo naranja, Oaxaca no estaba preparado todavía para ello, lo hizo más obligado por la situación económica, pero ahí están las consecuencias ahora, a recular.

La gente no entiende. Repito, es comprensible la situación precaria en la que viven cientos de familias que no tienen para el sustento diario, y tienen que salir a trabajar, pero caray por lo menos que se protejan, y que los gobiernos de Murat Hinojosa y los ediles de los 570 municipios les otorguen por lo menos despensas para alivianarlos y cubrebocas.

Cierto, tenemos la otra pandemia que nos agobia, la crisis económica, “si no morimos de covid, morimos de hambre”, han expresado diversos sectores de la sociedad oaxaqueña y hoy son 200 comercios que cerrarían sus puertas de manera definitiva, de acuerdo a cifras de las cámaras de comercio, tan solo en el Centro Histórico de la capital bajaron sus cortinas 10 negocios y un 30% de los empleados se van a la calle.

Triste, desolador panorama, pero tenemos que darle prioridad a la vida y es aquí donde se exige a los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Murat Hinojosa, a no dejar solos a las y los oaxaqueños, que destinen acciones gubernamentales directas a las personas más vulnerables como son los de la tercera edad, los que viven en pobreza y no tienen un trabajo seguro, a otorgarles por lo menos alimentos como son despensas cada semana.

Lamentablemente una noticia que cimbró de última hora anoche fue el fallecimiento del edil de San Juan Bautista Tuxtepec, Fernando Bautista Dávila, quien después de un mes de lucha contra el coronavirus, fue intubado en el hospital de la “Beneficiencia Española” del Puerto de Veracruz, pero a las 19:50 horas de este 16 de julio perdió la batalla contra la artera enfermedad.

Ya son demasiados los muertos, a nivel nacional van más de 37,574 defunciones y 324,041 casos confirmados, y eso que no sabemos las cifras reales con los subregistros, porque mucha gente muere en sus domicilios, otros más ni siquiera alcanzar a realizarse las pruebas, se estiman que puedan ser el doble de lo que nos dan a conocer.

Ya no se puede seguir en esa dinámica. De ahí que el subsecretario de salud federal y responsable de llevar la crisis sanitaria del covid-19 en el país, Hugo López Gatell manejara anoche la posibilidad de que Oaxaca junto con las entidades federativas de Baja California, Hidalgo, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, regresan a semáforo rojo.

Así lo dijo Gatell: “En las últimas dos semanas epidemiológicas, en Oaxaca hay un importante ascenso, que supera su primer pico, con un aumento de 18%. No hay cambio en las recuperaciones y tienen un incremento de 11% en las defunciones estimadas”.

No entendimos, esa es la verdad. Ahora todo puede regresar como al principio, solo que si Murat Hinojosa así lo decide por mandato de ley, nos pueden poner hasta castigos, por supuesto en coordinación con autoridades federales, con la misma Guardia Nacional para que paren las fiestas y los velorios.

¿Acaso necesitamos toque de queda en Oaxaca para que entendamos?

En Juchitán, por ejemplo, no es posible que sigan las invitaciones a fiestas particulares, que velen a sus muertos, aunque mucha culpa tiene también el presidente municipal, Emilio Montero Pérez que no ha sabido ejercer su autoridad, porque eso de decir que se les hace la invitación a la gente para que no salgan, son llamados a misa, nadie obedece, se requiere medidas más estrictas.

Recordemos que en Juchitán hay más de 40 policías municipales contagiados de covid-19 y están en aislamiento, más 170 trabajadores del Hospital Macedonio Benítez Fuentes también dieron positivo al virus, el Mercado Municipal se tuvo que cerrar por brote de coronavirus y la muerte del administrador.

La situación en las regiones del Istmo y Tuxtepec es muy seria. Se convirtieron en el centro de la pandemia y toda la atención de los tres órdenes de Gobierno tiene que estar enfocada –ahorita- a esas regiones, porque se tiene que contener la propagación masiva del virus.

En el Istmo las y los paisanos han sido bastante irresponsables, les ha valido la pandemia, muchos no utilizan ni el cubrebocas y andan como si nada, lo mismo que en Tuxtepec en la Cuenca del Papaloapan, también es un foco rojo de contagios y de defunciones.  

A ver si ahora sí entendemos que con el coronavirus no se juega.

A MORENA SE LE HIZO BOLAS EL ENGRUDO EN SU CONSEJO NACIONAL

Qué pleitazo el de los morenos.

A solo unos meses para que arranque la jornada electoral del 2021, es la hora que dos de las principales figuras dentro del Movimiento de Regeneración Nacional no logran superar sus diferencias: Alfonso Ramírez Cuéllar y Yeidckol Polevnsky.

Los más felices son los panistas y priistas que le apuestan a un rompimiento fuerte entre los morenos a nivel nacional. De ahí que vayan tejiendo la alianza a ver si logran levantarse de la brutal caída y descalabro que sufrieron.

El dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar ahora es severamente cuestionado por haber convocado a un consejo nacional para renovar a dicha dirigencia el pasado 12 de julio, el cual argumentan que solo fue una “mera simulación” cargada de irregularidades, solo para volver a quedarse en el Comité Ejecutivo Nacional y no hubo nada.

De acuerdo a un documento de las y los morenistas Yeidckol Polevnsky, Carol Berenice Arriaga García, Carlos Figueroa Ibarra, Artemio Ortiz Huerta, Brenda Reyna Olvera, René Ortiz Muñiz, Norman Pearl Juárez, José Dolores López, Oswaldo Alfaro Montoya, Raúl Correa Enguilo, exhiben las irregularidades registradas en dicho consejo.

En la Convocatoria al Consejo Nacional: Art. 41 Bis d) del Estatuto señala: “Los documentos relativos a los asuntos incluidos en el orden del día se entregarán de forma anexa con la convocatoria”. Sin embargo no se cumplió con la declaración de quórum legal.

Puesto que citaron a las 09:00 am para declarar el quórum legal a las 11:00 am, aún después de las 12:00 del día no se completaba el quórum, por ello no se validó.

Sobre la Convocatoria al III Congreso Nacional Ordinario, el Art. 38 del Estatuto establece: “El Comité Ejecutivo Nacional será el responsable de emitir la convocatoria”.

Resulta sorprendente que esta convocatoria haya sido sometida a votación, a pesar de que 2 días antes la Secretaría de Salud le informó a Ramírez Cuellar que no se podrían celebrar reuniones de más de 50 personas, de ahí se desprende que fue una mera simulación.

De igual forma es inentendible, señala, someter a votación las sentencias de la Sala Superior del TEPJF, máximo órgano en materia electoral. Sus resoluciones son inapelables

Elección de la Comisión de Encuestas: Art 44 s) del Estatuto establece: “La Comisión de Encuestas estará conformada por tres técnicos especialistas de inobjetable honestidad y trayectoria”.

No se presentaron los perfiles para ser evaluados. Días antes del Consejo, el grupo de Bertha Luján dio a conocer quienes conformarían la Comisión de Encuestas, por tanto es un albazo.

Y en cuanto a la información sobre la situación financiera, patrimonial y de juicios: Se votó aprobar procesos judiciales que Ramírez Cuéllar declaró haber realizado un mes atrás, lo cual es una manipulación.

En verdad que estos morenos son un verdadero desastre, entre ellos mismos se meten el pie para caer, no hay necesidad de que adversarios externos lo hagan, sus enemigos son ellos mismos.

CORREO: nivoni66@gmail.com  

TWITTER: @Gelosnivon                                         

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Comparte