brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Otro rostro de la pandemia: Mujer es discriminada y violentada en Wal Mart por llevar a su bebé
Por Pedro Matías
07 de agosto, 2020
Comparte
  • Califican que medidas sanitarias adoptadas por los establecimientos son excluyentes, segregatorias y discriminatorias
  • Hay mujeres que no tienen con quien dejar a sus hijos, no pueden hacer compras en línea o no hay servicio de entrega en colonias populares

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Indigna el trato discriminatorio y violento que vivió una mujer al tratar de ingresar con su bebé en el centro comercial Wal Mart de Oaxaca porque ejemplifica otro rostro de la pandemia por el covid-19, afirmó la presidenta de Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), Angélica Ayala Ortiz.

Y es que una denuncia pública de madres ciudadanas, colocó en el centro de la atención el caso de una mujer que fue violentada, el pasado 19 de julio de 2020, a las 13:30, por personal de seguridad de la tienda WalMart.

La mujer que por razones de seguridad se reserva su nombre horas narró: “Fui violentada por personal de seguridad de la tienda WalMart al intentar sacarme con el ejercicio de la fuerza física mientras sostenía a mi bebé con un rebozo frente a mi”.

Argumentó que “necesitaba abastecerme de productos de higiene personal y no tenía con quién dejar a mi hijo en ese momento. Lo expliqué pero no fui escuchada. Personal de seguridad y gerentes me sacaron del establecimiento con gritos, empujones y jaloneos, simplemente por llevarlo conmigo a la tienda”.

“Esta experiencia violenta sobre mi persona y mi hijo me hizo mirar que así como yo,

miles de mujeres nos encontramos en esta situación y no todos los productos de consumo pueden conseguirse en un mercado tradicional, por lo que debo acudir a determinados establecimientos para cubrir las necesidades de mi familia”, abundó.

Denunció que “la necesidad de abastecimiento de alimentos, ropa, medicinas, zapatos y material educativo para las madres que no tenemos una red de apoyo en esta pandemia se ha vuelto inaccesible”.

Las mujeres que firman la denuncia pública se quejaron que los establecimientos han optado por una política que nos violenta, indicándonos que debemos dejar a nuestros hijos e hijas en la entrada de sus espacios o en la zona de paquetería y sin ninguna supervisión, exponiéndolos de múltiples maneras.

Aclararon que “no todas tenemos la capacidad económica de hacer compras en línea por no contar con cuenta bancaria, internet o sencillamente porque no todas las tiendas en línea llegan a entregar a nuestras colonias, en resumen, no todas vivimos la pandemia en línea”.

Y añadieron:

“Comprendemos que debemos asumir acciones colectivas encaminadas a la contención del virus que aqueja a nivel mundial y estamos dispuestas a asumirlas, sin embargo, es imprescindible que las autoridades gubernamentales y el sector empresarial comiencen a implementar acciones que contrarresten esta circunstancia porque las medidas sanitarias adoptadas por los establecimientos son excluyentes, segregatorias y discriminatorias”.

Para GESMujer este hecho lamentable ejemplifica la falta de sensibilidad por parte del personal de seguridad y de la gerencia, quienes atentaron contra la integridad física y psicológica de la mujer y pusieron en riesgo a un bebe, como consecuencia de medidas que lejos de favorecer la seguridad de la población consumidora, invisibilizan las necesidades de las mujeres.

Ayala Ortiz dijo que la Pandemia por la covid-19 ha mostrado, una vez más, que el impacto les afecta de manera más grave a las mujeres, las niñas y los niños, como resultado de las medidas de confinamiento que no contemplan sus condiciones y necesidades.

Ante un hecho que violenta la dignidad humana de mujeres, niñas y niños, corresponden medidas de acción inmediata: Por principio la reparación del daño, que por ley corresponda, para la mujer que enfrento la violencia en dicho centro comercial; una declaración pública de WalMart, un compromiso de no repetición, así como la implementación de acciones que permitan que las mujeres que por necesidad acuden con sus hijas e hijos accedan a realizar sus compras, con las medidas de sanidad necesarias.

Las políticas públicas de trasverzalización de la equidad de género deben contemplar su inclusión en todos los ámbitos de la vida social, así como vigilar su correcta aplicación a fin de salvaguardar los derechos de las mujeres.

Finalmente dijo que la llamada “nueva normalidad” obliga a visibilizar el impacto diferenciado que tiene la covid-19 en los diversos sectores de la población, por lo que es urgente la definición de estrategias que permitan a las mujeres su inclusión en condiciones de igualdad.

Comparte