brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
La partería, una alternativa para la profesionalización de mujeres en Oaxaca
Por Diana Manzo
05 de septiembre, 2020
Comparte

Diana Manzo

Santa María Petapa, Oax. (#página3.mx).- – Renacer la partería para ejercerla de forma profesional  desde la visión tradicional,  es el conocimiento que heredaron Ausencia Lagunes Antonio y Francisca Pérez García, hace dos años cuando egresaron  como estudiantes de  la primera generación de la Escuela de Partería  Profesional  “Hra Canayale Guenda Nabani”  (Un lugar donde florece la vida), ubicada en esta localidad de la zona norte del Istmo de Tehuantepec.

“En este espacio donde se aprende a florecer desde la raíz” porque así lo sienten, ellas encontraron el sentido de lo que siempre habían buscado: “Ser mujeres que reciben la vida con las manos” y que actualmente ante la emergencia sanitaria por el Covid-19 se ha vuelto la principal alternativa para evitar contagios en las embarazadas y durante los nacimientos.

Esta escuela de partería es única en su tipo en todo Oaxaca, y nació hace cinco años por iniciativa del medico y partero Anastasio Rodríguez para disminuir las estadísticas de mortalidad materna y como una opción para que las mujeres de Oaxaca, se profesionalicen en este oficio milenario que por varias décadas se mantuvo en rezago con la llegada de la tecnología que permitió un parto sin dolor, que es la cesárea.

El aprendizaje es integral explica Ausencia, quién es originaria de la comunidad de Palomares Oaxaca y que durante tres años y medio aprendió con la enseñanza de maestras parteras a conocer el trato humanizado que requiere una mujer embarazada durante su gestación y también al momento de parir.

En cada uno de los rincones de esta escuela que está divida por áreas y salones, además de una palapa con techo de palma para las prácticas, las estudiantes descubrieron que la partería no significa solamente ayudar a la mujer durante su alumbramiento sino a reconocerse como dadoras de vida.

Las estudiantes pagan una cuota mensual, pero existe la opción de obtener becas durante el tiempo que estudien, realicen sus practicas y su servicio social.

El inicio de clases será el próximo 21 de septiembre, pero para dar apertura a la matricula escolar se requiere de 25 aspirantes, este requisito todavía es una limitante que se espera pueda cumplirse y así lograr una tercera generación.

Quién  estudia esta carrera técnica recibe sus documentos para ejercerla de forma profesional con validez oficial de las autoridades.

La primera escuela de partería que se constituyó en México es el Centro para los Adolescentes de San Miguel Allende Guanajuato” impulsada por  una organización de la sociedad civil  en el año de 1997  y a partir de ello, surgieron otros centros  cómo está escuela de parteria profesional que como ya lo dijeron sus egresadas ofrece una profesionalización integral que busca hacer historia en el estado de Oaxaca.

Vivo enamorada de la parteria: Ausencia

Ausencia de 25 años de edad en su niñez no sabía  que las mujeres que ayudaban a otras a parir se llamaban parteras, ahora que lo sabe, vive  enamorada de este oficio.

En México, según un estudio nacional llamado  “Fortalecer la partería: Una deuda pendiente con las mujeres de México”,  nuestro país poseía en 2014, 15 mil parteras tradicionales distribuidas  en las zonas rurales y también en las ciudades y en esta región e Oaxaca, según datos de la Jurisdicción sanitaria número 2 Istmo, están activas 325 parteras tradicionales.

La joven cuando se enteró que una escuela cerca de su hogar abriría una carrera profesional de partería, no dudo e inmediato se inscribió, han pasado desde entonces tres años y medio y ya concluyó.

“ Nuestra prioridad es cuidar a la mujer y al producto, cuando llega, se hace una revisión general,  y detectamos  cómo está física y emocionalmente al grado de que podemos predecir sí es victima de violencia de genero, y por supuesto le brindamos toda nuetra ayuda”.

Ausencia con la ayuda de la partera Rafaela, a quién recuerda como su maestra, aprendió que el amor es la base para ejercer este oficio el cual asegura  que pondrá en  practica lo antes posible.

“Asistir un parto, presenciarlo, me ha convertido en una mujer más sensible, estoy enamorada de la partería, por que es un oficio noble, humano, ayudar a otras mujeres es posible, y lo he comprobado”.

*La partería, la mejor opción para evitar contagios en pandemia

Con el  reciente nacimiento de su segunda hija en medio de la emergencia sanitaria por coronavirus, Francisca reafirmó que la parteria vive hoy en día un nuevo rostro  al convertirse en  la  alternativa de muchas mujeres que están dando a luz y que por temor a un contagio prefieren parir desde sus casas.

“El covid-19  obliga a las muejeres a mirar otra vez esta practica que  nunca debió desplazarse por otras opciones de parto, como la cesárea, ahora ya nadie quiere ir a un hospital por riesgo a un contagio o lo peor llegar a fallecer ella o el producto”.

Francisca sostiene  que un “parto humanizado” permite involucrar a la pareja y la familia,  para que se valore a la maternidad como un acto de amor no solo en ese momento de parir, sino durante toda la crianza del recién nacido.

Dijo que lo que se aprende en la escuela al profesionalizarse es ver a la partería no como un simple oficio,sino como una técnica humana  para ayudar a otras mujeres a convertirse en madres y que aprendan a valorarse.

“Mi hija nació en casa, toda mi familia estuvo rodeada, y eso me gustó mucho, porque es lo que aprendí en mis clases, que el  nacimiento es la base de toda la vida, aquí se refuerzan los lazos y valores, y ahora que lo he vivido, pienso reproducirlo con otras mujeres desde este oficio que me buscó y del cual estoy convencida que es mi pasión”.

La Red Mexicana de Parteras Autónomas también ha dicho qué por la crisis sanitaria, los hospitales reportan saturación y por ello, considera necesario el reconocimiento social de la partería, porque es una opción y alternativa viable para las mujeres sin embarazos complicados.

En México según un estudio de la partería difundida en el 2017, reporta que el 96 por ciento de los partos nacen en hospitales y pesar de eso, en México hasta el 27 de diciembre del 2019, según el Observatorio de Mortalidad Materna en México murieron 690 mujeres por complicaciones gineco obstétricas y en Oaxaca fueron 26 mujeres las que perdieron la vida al dar a luz.

Además, según el INEGI, el año pasado difundió qué de cada 100 mujeres embarazadas, 23.3% tuvieron cesáreas programadas y 22.8% cesáreas de emergencia. Los tres estados que presentan los porcentajes más altos de cesárea programada fueron: Tamaulipas (33.3%), Nuevo León (31%) y Ciudad de México (29.1 por ciento).

Comparte