brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
En bici maestro de Oaxaca lleva clases a estudiantes sin internet ni celular
Por Diana Manzo
21 de octubre, 2020
Comparte

En bici maestro de Oaxaca | En bici maestro de Oaxaca lleva clases | En bici maestro de Oaxaca lleva clases a estudiantes sin internet

*De lunes a domingo, durante cuatro horas recorre cada una de las casas de los más de 300 estudiantes de la escuela secundaria “Enedino Jiménez” en Juchitán Oaxaca.
Diana MANZO/ Corresponsal

En bici, maestro de Oaxaca lleva clases a estudiantes sin internet ni celular

Juchitán, Oax., (pagina3.mx).- En una bicicleta y con su mochila al hombro, un hombre de tez morena con playera blanca y pantalón oscuro recorre  durante cuatro horas de lunes a domingo unas 10 colonias de la ciudad de Juchitán Oaxaca.

Es el maestro Alfredo López Ramírez de 60 años de edad, que realiza “visitas domiciliarias”, como estrategia para  transmitir sus clases de  “Artes”  a estudiantes  de nivel secundaria que no tienen celular ni internet.

Alfredo López Ramírez es hablante del zapoteco y profesor de la Escuela Secundaria General “Enedino Jiménez”.

Desde hace 20 años imparte clases de artes a unos 350 estudiantes que conforman 17 grupos de esta institución educativa. bici maestro de Oaxaca

Se ubica en la novena sección, una de las más rezagadas social, económica y educativamente de esta ciudad oaxaqueña, donde están asentados el mayor número de parques eólicos de México.

El maestro está capacitado para el uso de las plataformas virtuales.

Pero gran parte del alumnado de esta institución carece de las herramientas tecnológicas, como lo es el internet y el celular.

Por ello, el profesor decidió implementar esta estrategia para evitar la deserción escolar.

Al profesor no le interesa si hay calor, viento o lluvia.

Puntualmente a las 9:00 horas comienza el recorrido en su vehículo de dos ruedas.

Aunque ya está desgastado por el uso que le ha dado, le funciona idealmente para recorrer cada una de las viviendas.

Desde su domicilio ubicado en la octava sección, lleva consigo su carpeta de evidencias y sus fotocopias de actividades.

No olvida su cubrebocas y el gel antibacterial, requisitos preventivos de esta “nueva normalidad” escolar.

Un día de trabajo

Un día de trabajo
El maestro Alfredo López Ramírez, de 60 años de edad, realiza “visitas domiciliarias”. Imagen: Diana Manzo.

Son las 9:30 de la mañana, desciende de su bicicleta, saluda e ingresa al domicilio de Luis Fernando Castillo Gutiérrez, quien estudia el primer grado de secundaria.

Saca unas fotocopias y las muestra al joven y a su mamá; es el Himno Nacional Mexicano en zapoteco.

Les indica que la actividad consiste en aprenderlo, porque es requisito y forma parte de los contenidos educativos establecidos.

La institución desde hace varios años promueve la conservación del zapoteco como lengua materna.

Para una mejor interpretación, el profesor entona el Himno Nacional frente al estudiante, de tal forma que vaya teniendo una recepción.

En la próxima visita será el joven quien lo interprete.

Y así, pasa al siguiente contenido.

Le explica que debe responder unas preguntas sobre la danza tradicional mexicana, que también comprende los contenidos temáticos del mes de octubre.

Concluida la explicación de entre 15 y 20 minutos, el profesor Alfredo nuevamente regresa a su bicicleta, se coloca la mochila al hombro y continúa su ruta.

Más estrategias educativas

Además de visitas domiciliarias, el profesor también utiliza los altavoces comunitarios para localizar a estudiantes que por algún motivo durante su recorrido no encontró.

Para el profesor Alfredo es importante que el conocimiento llegue.

Y aunque sabe que no será al 100 por ciento por las condiciones de esta contingencia sanitaria, al menos avanzará en los contenidos temáticos.

 “Tuve que adaptar esta forma de trabajo para que mis alumnos sigan aprendiendo sobre la materia de “Artes”.

“No es nada fácil, pero me gusta lo que hago, me apasiona, y con mi bicicleta puedo llegar  a todos los rincones.

“No hay nada de imposibles”.

Recorrer casa por casa también le ha ayudado a conocer y comprobar la realidad que enfrenta su alumnado.

Anteriormente “por voces y testimonios” escuchaba de sus estudiantes sobre sus condiciones de vida, y ahora lo vive como protagonista.

“Me gustaría que todos mis compañeros hicieran lo mismo, porque lo que menos deseamos es que deserten educativamente.

“Algunos nos han dicho que prefieren perder el ciclo escolar porque no tienen un celular o internet”.

Madres y padres de familia muestran agradecimiento

El maestro Alfredo López Ramírez.
El maestro Alfredo López Ramírez. Imagen: Diana Manzo.

Janeth del Carmen, madre de familia, reconoció la labor del profesor.

Dijo que si no fuera por su disposición, su hijo difícilmente pudiera retomar las riendas de la educación.

Pues ellos por su dificultad económica no tienen acceso a internet ni a un celular inteligente con aplicaciones.

Ella es artesana y su esposo carpintero.

Por la pandemia han dejado de elaborar sus artesanías por falta y cancelación de pedidos.

Ahora realiza actividades variadas informales para obtener un mínimo ingreso que se utiliza para alimentos.

Rechazo al modelo educativo

En Oaxaca, la sección 22 del SNTE no reconoció el nuevo modelo educativo  a distancia.

Señaló que este tipo de estrategias privilegian aún más la brecha digital.

Es clara y existe entre las comunidades, principalmente las nativas donde el acceso a internet y luz eléctrica no llega.

Abarca el 45 por ciento de las y los  900 mil alumnos, según el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Una tercera parte de estudiantes sin internet ni celular para las clases

El caso de Luis Fernando, estudiante de primer grado, se asemeja a lo que vive una tercera parte del alumnado de la Escuela Secundaria “Enedino Jiménez”.

Según el coordinador académico, profesor Humberto Jorge Jiménez, con más de 38 años de servicio, manifiesta que “es algo inédito” lo que ocurre actualmente.

Anteriormente todo era presencial; sin embargo, la pandemia los “agarró por sorpresa” y todo cambió.

Dijo que previo al inicio del ciclo escolar de este año se efectuaron “Talleres Estatales de Educación”.

Las alternativas son usar las redes sociales, plataformas multimedia, la red social del Whatsapp y mensajes de textos.

Sin embargo, al comenzar el ciclo escolar los profesores comenzaron a notar las carencias. bici maestro de Oaxaca

Visibilizaron las dificultades, entre ellas la carencia de internet y celulares inteligentes, por lo que reconoció la labor que realiza el maestro Alfredo.

Educa con sus propios medios, con la estrategia de las “visitas domiciliarias” como vehículo que lleve educación a la niñez.

“No podemos decir que no habrá deserción escolar, eso es imposible; pero creemos en la adaptación, las estrategias de las y los profesores.

“Por ejemplo, el maestro Alfredo, que realiza visitas domiciliarias cuidando las medidas sanitarias para evitar contagio

“Hay otros profesores que envían tareas a vecinos cercanos de sus estudiantes porque ellos no tienen celular.

“Aquí lo importante es que las clases se den, sabemos que los contenidos no se cumplirán todos, pero al menos lo primordial sí”, dijo.

Mientras tanto, el vaivén del pedal y las ruedas de la bicicleta que ya muestran un desgaste por su uso no dejan de girar, avanzan.

El maestro Alfredo está contento. En su carpeta de evidencias los resultados se miran. bici maestro de Oaxaca

Su meta es que las y los estudiantes de primer año se aprendan el Himno Nacional Mexicano en zapoteco.

Su otra meta, que el resto de los grupos conozcan los bailes tradicionales de Oaxaca.

Comparte