brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
La discapacidad me enseñó a conocerme mejor: Policía municipal de San Blas Atempa
Por Diana Manzo
02 de diciembre, 2020
Comparte

dia internacional de la discapacidad | discapacidad | discapacidad Policía municipal | discapacidad Policía municipal de San Blas Atempa

Diana Manzo

San Blas Atempa, Oax.– Perder un brazo o vivir discapacitado por el resto de su vida tomó a Daniel Medina Felipe muchas horas de reflexión, a cuatro años de ese suceso explica que la discapacidad le permitió conocerse mejor porque desarrolló nuevas habilidades, hoy es  policía municipal de San Blas Atempa, Oaxaca;  un trabajo donde  desempeña actividades administrativas  de forma incluyente.

De 32 años de edad, esposo y padre de dos menores, Daniel asegura que “volvió a nacer” cuando tocó su cuerpo y sintió que le faltaba un brazo; en su trabajo fue despedido de forma inmediata y ahí comenzó su calvario. Durante dos años infinidad de solicitudes dejó en diversos negocios y tiendas departamentales que presumen “inclusión social” pero nadie lo contrató, finalmente en el 2019 coincidió con el alcalde Antonino Morales quien lo invitó a formar parte de la policía municipal.

Aprendió a escribir con su mano izquierda y a ver la vida de forma distinta, actualmente no hay actividad que no pueda desempeñar por no tener una extremidad, Daniel es ejemplo que una persona con discapacidad puede laborar en cualquier parte, incluyendo la fuerza pública municipal.

En Oaxaca, según el INEGI, por cada mil habitantes, hay 65 personas con discapacidad, de los cuales la mayoría son personas adultas mayores, pero también hay 13 mil 382 niñas, niños y adolescentes que viven con discapacidad motriz.

Daniel reconoce que no es nada fácil aceptar una discapacidad, tuvo que asistir a terapias físicas y psicológicas que le permitieron desarrollar una conciencia plena de lo que vivirá el resto de su vida.

También acepta que la ayuda familiar , el de su esposa, pricipalmente le ayudó a mantenerse firme y no quebrantarse mucho más tiempo.

“Como jefe de familia y proveedor económicamente me movía mucho mi condición, porque desafortunadamente existe el estereotipo de que nosotros somos los “machos” y que mantenemos una familia, pero al ver que me rechazaban en cada uno de los empleos, pues no me quedó de otra que continuar buscando, hasta que por fortuna mi amigo Paco Sesna me recomendó con el presidente municipal y mira, ya tengo 2 años como policia municipal”.

Asegura que es frustrante saber que en los negocios particulares y también en espacios públicos la inclusión todavía es una utopia, pues no se cumple aunque lo promuevan y digan, porque con lo que ha vivido lo puede constatar.

“Acudí con muchas tiendas departamentales a pedir empleo, me hacían llenar un montón de solicitudes y finalmente no me daban nada, entonces entendí que efectivamente que hace falta mucho por concientizar, no porque no tenga un brazo soy un ser inservible, al contrario, he desarrollado otros talentos y por fortuna me reconocen en esta corporación, a la cual tengo dos años de pertenecer”.

*Daniel, ejemplo de perseverancia y talento

Un hombre joven y uniformado de azul marino atento escribe con la mano izquierda los datos de una queja, asimismo contesta el teléfono y comunica por radio los reportes a sus superiores, estas y otras actividades es la desempeña Daniel todos los días en las instalaciones del cuartel municipal en donde es el encargado de ayudar en la administración.

Víctor López Lobo, Director de Seguridad Pública de San Blas Atempa expresó que la función de Daniel como elemento de seguridad municipal es satisfactorio, así como cumple con sus funciones administrativas, también se integra a los ejercicios, para el joven no hay nada imposible.

El funcionario municipal resaltó que incluir a Daniel es un ejemplo de perseverancia pues así la sociedad también muestra respeto y admiración por personas con discapacidad y sirve para romper la discriminación que asegura sigue imperando.

“Aquí le dimos un espacio que él se ganó, porque su trabajo lo vale, lo que hacemos es poner el ejemplo y se lo he dicho, porque si los excluimos, la mayor parte caerá en vicios del alcohol o las drogas, o en el peor de los casos, del crimen organizado, y eso no lo queremos, ojalá y otras corporaciones policiacas retomen integrar a todas las personas, ser incluyentes para mejora de nuestras sociedades”.

En el fondo de la comandancia, una mujer también uniformada de azul marino le da indicaciones a Daniel, es Ana Lilia Gazga Serrano, comandante de grupo y jefa del joven policía.

“Daniel es un verdadero ejemplo a seguir, no tengo quejas de él, al contrario, ayuda mucho, se vale por sí mismo y es buen compañero, nos ha gustado su actuar y su presencia, aquí nos llevamos bien todas y todos, nos sentimos orgullosos de tener a un compañero que saca su trabajo por sí mismo y no se rinde para nada”.

Ana Lilia Gazga reconoce que no es fácil para las empresas y tampoco para las dependencias  ser incluyentes porque les genera tal vez gastos o adecuaciones, pero la realidad es que debieran hacerlo por que talento hay, solo falta la oportunidad.

De los 32 elementos que conforman la policía municipal de San Blas Atempa, 4 son mujeres y Daniel es la única persona que vive con discapacidad. Esta es una de las corporaciones policiacas del Istmo de Tehuantepec que cuenta con 7 elementos con Certificado Único Policial, inclusive por encima de los municipios como Juchitán, Salina Cruz y Tehuantepec.

Daniel forma parte de la segunda etapa de los policías que próximamente lograran su Certificado Único Policial, y con ello podrá continuar formándose en las fuerzas locales para el bienestar de su localidad.

Comparte