brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
PRIMERA LÍNEA | El “cochinero” en las negociaciones para aprobar Paquete Fiscal de Oaxaca, siguen entrampados
Por Ma. de los Ángeles Nivón
18 de diciembre, 2020
Comparte

MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

*No hay claridad en la asignación hecha por el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa de $1,339 millones de pesos, ¿es un apartadito?

La rebatinga que traen las y los diputados de la 64 Legislatura del Estado por la “repartición”, perdón, asignación en el Paquete Fiscal que contiene la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado, con un “apartadito” de $1,339 millones de pesos enviados por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y que hasta el momento se desconoce con exactitud para qué es ese dinero, ha permitido que las “negociaciones” sigan entrampadas.

El estire y afloje se realiza desde el Hotel Misión de los Ángeles, ubicado en Calzada Porfirio Díaz, donde se les vioa los integrantes de las comisiones de Presupuesto y Programación; así como de Hacienda, Mauro Cruz Sánchez, Fredie Delfín Avendaño, Horacio Sosa Villavicencio, Gloria Sánchez López y Rocío Machuca Rojas, quienes en una mesa al fondo hablaban con el coordinador de la bancada del PRI, Alejandro Avilés Álvarez.

Las y los legisladores morenistas salieron bien “listillos”, porque hicieron la intentona de asignarse, de esos $1,339 millones de pesos que presentó el gobernador Alejandro Murat Hinojosa en el proyecto del Presupuesto de Egresos, recursos por $298 millones de pesos, supuestamente para sus actividades legislativas, aunque la presidenta de la Jucopo, Delfina Guzmán Díaz lo niega rotundamente, pero ni ella misma tiene clara la información.

Que en los hechos, de comprobarse, es lo que le  costaría a Murat Hinojosa o más bien dicho, al pueblo de Oaxaca, la aprobación del dichoso Paquete Fiscal 2021, recordemos que la 64 Legislatura Federal en San Lázaro le aprobó a Oaxaca un presupuesto de $82 mil millones de pesos, pero el Gobernador oaxaqueño hizo una propuesta de Paquete Económico de casi $76 mil millones de pesos, de los cuales propone una asignación $1,339 millones de pesos que no se sabe en qué se van a ocupar y de ahí surgió el descontento.

Por esta asignación de recursos es la rebatinga.

Y lo primero que hicieron las bancadas legislativas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido del Trabajo, fue elaborar su propio dictamen, en el que le hicieron diversas modificaciones al “paquetito”, incluyendo la asignación de los recursos en mención que habría apartado el Gobernador, recortes a diversas dependencias estatales y quitando algunos programas que para ellos no son importantes.

Esto ocurrió el miércoles 9 de diciembre, cuando se paró el reloj legislativo, porque resulta que mientras la bancada del PRI esperaba en sus curules a que bajaran las y los morenistas, éstos estaban metiéndole tijera a los recursos, incluso el diputado Avilés Álvarez ya estaba demasiado nervioso, porque sus compañeros legisladores no bajaban al pleno.

Las y los morenistas, junto con los petistas se habían tardado demasiado y cuando bajaron, menuda sorpresa se llevaron los priistas cuando se dieron cuenta que el Proyecto del Paquete Fiscal que contiene la Ley de Ingresos y elPresupuesto de Egresos enviado por el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa había sido totalmente modificado y ello encendió las alarmas rojas.

Aquí fue donde se puso bueno el pleito, porque el triple AAA rompió con la bancada de Morena, y con palabras altisonantes, lanzaron que ese dictamen no pasaría y que reventarían la sesión, puesto que no fue socializado, que sería una burda imposición. Hubieron hasta mentadas, acusaciones de amenazas de violencia de género, hasta que las aguas se calmaron y acordaron que dialogarían para checar el referido dictamen.

Ese miércoles 9 de diciembre, la inconformidad salió a flote luego de que la Sesión Extraordinaria, inició tres horas después de la hora acordada además de que se decretó parar el reloj legislativo ante la falta de acuerdos en la “repartición” de los recursos.

Qué susto le metieron a los priistas, que solo faltó que triple AAA se tirara al piso y se pusiera en huelga de hambre para impedir el atropello. 

Diputados y diputadas que integran la Comisión de Presupuesto y Programación, así como la de Hacienda pidieron a Avilés Álvarez que querían una reunión con el secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Tellez Girón para que les explicara con manzanitas para qué diablos querían esos $1,339 millones de pesos, puesto que no se traduce en bienestar a la población.

Dicen que cuando el triple AAA le habló a “La Maléfica”, Vicente Mendoza para que se reuniera con las y los legisladores, el titular de Finanzas le dijo de plano que no podía ese día, era miércoles 9 de diciembre, actitud que molestó a Avilés quien le respondió que entonces si a ellos no les interesaba sacar el tema presupuestal, pues ahí muere y colgaron.

Más tarde el mismo Mendoza Tellez le marcó al coordinador de la bancada del PRI para decirle que siempre sí, que se reuniría con los diputados, sin imaginarse lo que le esperaba.

En la reunión, los morenistas le dijeron hasta de lo que se iba a morir, puesto que están enterados que el secretario de Finanzas se la vive en la Ciudad de México, ya casi no despacha en Oaxaca, incluso le exigieron que ya deje de estar llevándose el dinero de las y los oaxaqueños al Estado de México.

Le dijeron el huevo y quien lo puso, mientras el funcionario público escuchaba enrojecido y con la cabeza agachada, se olvidó por un rato de su arrogancia, lo pusieron en su lugar. 

En tanto que el triple AAA tampoco estaba muy contento porque prácticamente lo dejaron solo con el paquete, tal pareciera que quienes deberían estar atentos a que el tema pase ya sin mayores problemas, les vale un cacahuate.

Pero esos son los “amiguitos” del Gobernador Murat, importados del Estado de México, hoy a cuatro años de su Administración se comprueba que solo le dan dolores de cabeza, en las dependencias estatales no hay lana ni para papelería, es increíble que los mismos secretarios tengan que andar mendingando de su propio presupuesto asignado, un poco de dinero para operar sus oficinas.

Jamás se había visto semejante inoperatividad en las secretarías, cuyo pretexto y argumento trillado de Mendoza Tellez es que “no hay lana, se cayó la recaudación, hay recortes, la pandemia nos afectó”, pero si ustedes checan, los “yupis” trabajan de lunes a miércoles, y desde jueves se van a la Ciudad de México, con el pretexto de que tienen reuniones, y eso no es de ahorita, desde que inicio el presente Gobierno trabajan así, a distancia.

Hasta anoche en que cerramos este espacio seguía el jaloneo, no hay información clara y precisa por parte del Gobernador Alejandro Murat sobre esos recursos que “apartó”, solo dijo a los medios de comunicación en una entrevista de banquetaque se lograron consensos para poder aprobar el documento, pero lo cierto es que en el Poder Legislativo la situación aún es tensa.

Dijo Murat que las y los diputados tenían mal el dato, sobre la asignación de los $1,339 millones de pesos, que de acuerdo a los inconformes, el mandatario estatal no habría informado sobre el destino de los mismos y esto generó mayores dudas.

Mientras Avilés sigue solito como dedo desde el hotel de las “negociaciones” tratando de sacar el presupuesto, cuya sesión podría reanudarse el próximo miércoles, porque también les urge irse de vacaciones.

Lo único cierto es que todos pretenden llevar agua a su molino, es un cochinero. Ya veremos cómo se reparten la lana.

¡Qué cosas!

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon​

FACEBOOK: María Nivón Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX 

Comparte