brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Covid19 frenó epidemia de rebeldía vs minería en pueblos indígenas
Por Pedro Matías
08 de febrero, 2021
Comparte
*La Covid-19 ha paralizado demandas legales. | *Empresas extractoras aprovechan recovecos legales para seguir operando la minería.
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Cuando la epidemia de la rebeldía contra la minería parecía haber contagiado a los pueblos originarios de Oaxaca, llegó la pandemia de la Covid-19, para frenar, aislar e inmovilizar los procesos de resistencia.

Ganaban amparos en defensa de su territorio contra los megaproyectos, principalmente mineros, salían a las calles y advertían: “esta lucha apenas empezó”.

La situación es que han pasado los días, las semanas, los meses… y las empresas mineras han desacatado los mandatos judiciales.

Ello debido a un sistema judicial con leyes laxas y enredadas que solo favorecen a empresas transnacionales.

Pueden comprar, vender, cambiar de nombre o de titular, hasta intercambiar concesiones como una estrategia para el alargamiento de los procesos judiciales.

Así pueden seguir con su operación, algunas de ellas de forma clandestina.

Pero pese que las comunidades en resistencia han paralizado sus luchas por la pandemia del virus SARS-CoV2 (covid-19), se encendieron las alarmas.

Hicieron la denuncia sobre la apropiación de seis mil 410 hectáreas para la extracción de oro y cobre.

La empresa canadiense Minaurum Gold S.A. de C.V.  pretende perforar en las tierras de la Selva de los Chimalapas, Oaxaca.

Imagen del cartel promocional del Encuentro de Minería, en Ejutla, Oaxaca.

Oaxaca, en la mira

Sin embargo, hay algo que preocupa al coordinador del Área de Derechos Territoriales de Educa, Neftalí Reyes Méndez.

“Con el proyecto interoceánico, Oaxaca sigue en la mira para abrir el tema de industrialización y extracción de recursos”.

El integrante de la organización Servicios para una Educación Alternativa (Educa), refirió que existe el interés de poner una fundidora de mineras en la entidad.

Muestra de ello son las declaraciones del coordinador nacional de la Federación de Concesionarios y Empresarios Mineros de México, Juan Rodríguez González.

Rodríguez señaló que tienen el proyecto de crear una fundidora en el estado que beneficiaría a la ciudadanía oaxaqueña.

Se crearían más de 5 mil empleos directos y hasta 35 mil indirectos.

Por lo que deberá reunirse con ambientalistas, ciudadanía, entre otros grupos para que sea una realidad.

El diario Noticias, Voz e Imagen de Oaxaca publicó el 11 de octubre de 2020 una nota del director General del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, Rafael Marín Mollinedo.

Informó que tiene interés de abrir la fundidora de hierro para que se genere un desarrollo minero, por lo que buscan sumarse a este proyecto.

La riqueza de Oaxaca

Reconoció que en el estado hay oro, plata, cobre, zinc, antimonio, hierro, tierras raras y minerales de los más codiciados por el mundo.

Pero necesitan extraerse del subsuelo y ponerlos afuera ya que en el subsuelo no tienen valor para los pequeños y medianos empresarios: 

“La minería es la oportunidad que nos va a sacar a México de la pobreza; pero necesitamos extraerlos y darlos a conocer para generar fuentes de empleo”.

Neftalí Reyes reconoció que la “Covid-19 ha beneficiado a empresas transnacionales porque se detuvieron procesos legales ganados por las comunidades indígenas.

“Y a las empresas se les permitió buscar nuevas estrategias para el alargamiento de los juicios y la operación clandestina”.

“Las comunidades están cuidándose de que no lleguen los contagios, con instalación de filtros. Suspendieron asambleas y reuniones para proteger la vida y la salud.

zapotecas minera

“En tanto, las empresas desacatan los mandatos judiciales o reponen algunos procesos para seguir operando con la anuencia de las autoridades”.

Aunque la federación decretó, en marzo del año pasado, la suspensión de actividades, entre ellas la minería, ésta nunca dejó de operar clandestinamente.

Y desde que les levantaron la pausa, el 12 de junio, operan sin contratiempos.

Esta decisión gubernamental ha sido cuestionada por autoridades de las comunidades de:

  • Santa María Zapotitlán, 
  • Santa María Ecatepec y 
  • Yautepec.
  • Así como por la Asamblea del Pueblo Chontal para la Defensa de Nuestro Territorio, 
  • Tequio Jurídico y 
  • Servicios para una Educación Alternativa  (Educa).

Porque esas prácticas evidencian una clara posición de anteponer los intereses de las mineras sobre los derechos colectivos de la población indígena.

La lucha comunitaria

La resistencia de los pueblos y comunidades indígenas en defensa del territorio lleva más de una década.

Sin embargo, apenas iniciaba el 2020 su lucha comenzó a obtener resultados positivos.

Se convirtieron en noticia al ganar amparos históricos contra empresas mineras.

Y es que los juzgados federales les concedieron suspensiones de plano o resoluciones favorables.

También instituciones como la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó permisos ambientales.

Aunado a ello, comunidades enteras salieron a las calles para exigir a las autoridades respeto a su territorio y advirtieron que su lucha apenas empezaba.

La capital de Oaxaca, calificada como la “Ciudad de la Resistencia” al ser testigo de revueltas sociales como la del 2006, ahora en sus calles retumbaron consignas como:

“No nos vamos a dejar, sea como sea, ya estamos decididos, esta es la voz del pueblo, no nos damos por vencidos”.

Al dirigirse a la ciudadanía aclararon: “Nunca venimos a molestar, pero ahora sí nos estamos manifestando. 

“Ahí está la mina, llevan 10 años, no queremos recibir su dinero, lo que queremos es que no sigan contaminando nuestros recursos naturales”.

Y al gobierno de Andrés Manuel López Obrador le pidieron “que le haga caso al pueblo.

“Que no sea como los gobiernos anteriores, corruptos, que se hicieron ricos esos malagradecidos, esos que vendieron nuestras tierras”.

“AMLO, que apoya a los pueblos indígenas, le pedimos que nos escuche.

“Que se retiren esas empresas mineras extranjeras porque ya no las queremos en el pueblo”.

Y con pancartas frente al Palacio de Gobierno pidieron que el gobernador Alejandro Murat clausure esas empresas porque “ya estamos cansados”.

También le advertían que “esta lucha apenas empezó”.

JUICIO POPULAR CONTRA MINERAS

Antes, en octubre de 2018, 52 comunidades de los pueblos:

  • Chatino, 
  • Chontal, 
  • Cuicateco, 
  • Ikoots, 
  • Ayuuk, 
  • Mixteco, 
  • Zapoteco y 
  • mestizo

Realizaron un juicio popular comunitario contra el Estado y las empresas mineras en Oaxaca, donde se tomó la decisión: 

“Sí a la vida, no a la minería”, al tiempo que se declararon territorios prohibidos para la minería.

De acuerdo con el informe popular: 

Desde enero de 2002 hasta abril del 2016, la Secretaría de Economía otorgó 322 títulos de concesión minera.

Cubren una superficie total de 462 mil 974 hectáreas, que representan el 5% del territorio estatal.

Las concesiones mineras se han otorgado en 90 municipios de Oaxaca sin ninguna consulta por un periodo de 50 años.

Mismas que pueden ser renovadas por otros 50 años.

Hasta el 2017, en Oaxaca están registrados ante la Secretaría de Economía 41 proyectos mineros.

Impulsados por 38 empresas de:

  • Canadá, 
  • Estados Unidos, 
  • Perú, 
  • Australia y 
  • México.

Según datos oficiales:

  • 36 proyectos de minería se encuentran en etapa de exploración, 
  • 2 en etapa de desarrollo, 
  • 1 postergado y 
  • 2 en etapa de explotación comercial.

Estas últimas, una ubicada en San José del Progreso y otra en San José de Gracia.

Los proyectos de minería han generado una inversión privada durante el periodo 2011-2015 de seis mil 382 millones de pesos.

Lo cual colocó a Oaxaca en el séptimo lugar nacional en producción minera.

Sin embargo, dicha inversión no se ha traducido en mejores condiciones de vida para las comunidades y pueblos originarios.

Por el contrario, la minería ha generado violencia y ruptura del tejido comunitario.

Lo más reciente que trascendió por la información difundida por Regeneración Radio es el documento con fecha del 23 de julio de 2020.

Publicado en la gaceta ecológica, señala la pretensión de hacer “exploración minera directa con un alcance en la perforación de 20 unidades de barrenación”.

El documento fue enviado el 5 de agosto de 2020, al área correspondiente dentro de la Semarnat.

De iniciarse la exploración, dañaría una de las reservas naturales más importantes del país.

Proyecto en ciernes

Foto: Cortesía del Comité Ixtepecano Vida y Territorio.

El proyecto de explotación minera, de acuerdo con la descripción de la empresa, se encuentra ubicado a 10 kilómetros del municipio de Zanatepec.

Y a 125 kilómetros del principal puerto de Oaxaca, el de Salina Cruz.

El proyecto minero de la empresa canadiense incluye la apropiación de 6 mil 410 hectáreas para la extracción de oro y cobre.

Estima invertir dos millones 500 mil dólares en gastos de exploración.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) señala: 

“El estado de conservación de estos hábitat es excelente, conteniendo aproximadamente 300 mil hectáreas de vegetación inalterada. 

“Esta región representa la mayor área de vegetación primaria del trópico mexicano.”

Lo preocupante es que la selva de los Chimalapas está considerada como uno de los pocos lugares en los que aún se conservan importantes ecosistemas. 

Tiene selva alta, media, baja, bosque de montaña y bosques de maderas preciosas.

Se estima que ahí viven:

  • Unas 150 especies de mamíferos, 
  • 350 de aves, 
  • Más de 60 de reptiles, 
  • 50 de anfibios, 
  • 16 de libélulas 
  • Y cerca de 500 de mariposa.

Corredor Interoceánico

Cabe mencionar que el 25 de julio de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la primera obra del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Comprende el muelle de contenedores y de usos múltiples, de 123 metros de largo; amplía el puerto de Salina Cruz que arrancará este 2021.

Además, incluyen la modernización de las vías del ferrocarril, el de transporte de contenedores y al mismo tiempo tren de pasajeros.

Férrea defensa

Integrantes del Colectivo Matza -de origen zoque- detallaron que los cinco proyectos mineros pretenden instalarlos en la zona de los Chimalapas Oaxaca.

Uno ya fue autorizado por la Secretaría de Economía bajo el nombre de la concesión “Santa Martha” con número de proyecto “20OA2020MD038”.

Y los otros cuatro que se encuentran en trámite no están respetando la tenencia de la tierra comunal.

Lo que es violatorio a sus derechos humanos y territoriales.

Este colectivo junto con pobladores de:

Desde hace cinco años mantienen una defensa en rechazo a la explotación minera en la zona.

Inclusive, clausuraron de forma simbólica la zona denominada “La Cristalina”.

Buscaban evitar que la empresa Minaurum Gold, que es la ejecutora, no realizara exploraciones en la zona, pero lo ha hecho.

Explicaron que la concesión Santa Martha fue otorgada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Clausura simbólica en la mina “La Cristalina”.

Voz especializada

El especialista en temas de minería, Daniel Arellano Chávez, hace unos señalamientos.

Dijo que la empresa transnacional Minaurum Gold no es la única empresa interesada en territorios del estado de Oaxaca.

Y esto lo demuestra la intensa actividad de trasferencia, adquisición y compra de concesiones mineras realizadas en agosto de 2020.

Fueron hechas por las mineras G79 Golden 79 Mines Ltd, Inomin Mines y Megastar Development.

Medios especializados en el sector minero transnacional, publicaron el 5 de agosto: 

“Aura Resources Inc. se complace en anunciar que de conformidad con una resolución aprobada por su junta directiva el 28 de julio de 2020, la Compañía cambió su nombre a “Gold79 Mines Ltd.”

De esta manera concesiones mineras establecidas en Oaxaca cambian el nombre del titular.

Sin que esto sea regulado por el gobierno federal y las instituciones encargadas del sector.

Gary R. Thompson, ahora presidente de G79 Gold79 Mines Ltd declaró: 

“Estoy emocionado de asumir el cargo de presidente y convertirme en un accionista importante de Gold79. 

“Nuestro objetivo es crear valor para los accionistas aumentando nuestro sólido equipo técnico y haciendo un seguimiento de los éxitos de exploración anteriores. 

“Tres de nuestros proyectos prioritarios “.

Más proyectos en Oaxaca

Entre los territorios que la nueva empresa minera presume como proyectos, están 986 Hectáreas de los municipios de San Pedro Taviche y San Jerónimo Taviche. 

El proyecto minero llamado Higo Blanco, ubicado en Taviche Oaxaca, es “propiedad” en 80% de otra empresa minera, llamada Minaurum Gold y 20% “propiedad” de G79 GOLD79 MINES LTD.

Las exploraciones realizadas en los años 2009 y 2011 señalan que existe una mineralización “robusta” de plata.

Inomin Mines compró los proyectos denominados La Gitana y Peña Blanca ubicados en Oaxaca, a la empresa Gunpoint Exploration en agosto de 2020.

Pagó a la anterior empresa posesionaria de la concesión con:

  • Un millón de acciones, 
  • 25 mil dólares en efectivo y 
  • Una regalía de 1.5% del valor de la explotación.

Significó un beneficio directo para sus propietarios e inversionistas, dado que las acciones de la empresa dieron un salto de 700%  en su valor financiero.

Sin embargo, esa transacción no deja un solo centavo en el territorio concesionado ni a la administración del gobierno federal.

En La Gitana, 38 barrenos perforaron las tierras de Yautepec encontrando oro y plata. 

Peña Blanca, ubicada a unos escasos kilómetros, presenta mineralización de oro y plata dentro de un sistema que alcanza una extensión de 9 km.

Megastar Developmen Corp por su parte anunció también en agosto de 2020 que:

“Ha modificado los acuerdos de opción mediante los cuales la Compañía puede adquirir una participación íntegra del 100% en los proyectos 

  • Rama de Oro, 
  • Magdalena y 
  • Yautepec 

(Los “proyectos”), ubicados en el estado de Oaxaca, México, mediante la extensión de las fechas de vencimiento para los gastos de exploración en cada Proyecto.”

Arellano Chávez hizo hincapié que un documento publicado en los últimos días de 2018 por la actual administración del gobierno federal, reconoce 427 concesiones mineras vigentes.

Mientras estas no sean canceladas, la especulación financiera, que genera ganancias económicas para las corporaciones continuará, dijo.

LA REBELDÍA

Rechazan proyecto minero en Chimalapas

El abogado de Tequio Jurídico, José Pablo Antonio, enumeró los casos donde los pueblos lograron avances legales en su lucha contra las empresas mineras:

  • Capulalpan de Méndez, en la Sierra Norte, 
  • San Pedro Quiatoni, en la Sierra Sur
  • Santa María Zapotitlán, 
  • Santa María Ecatepec, 
  • Yautepec, en la región Chontal y 
  • San José del Progreso, en los Valles Centrales.

Neftalí Reyes Méndez, de Educa, agregó en 2020 se venía de un proceso de movilización y resistencia en Valles Centrales y la Sierra.

Con “triunfos históricos” de una lucha de más de 10 años de estar en tribunales, de desgaste económico.

Y, de pronto, se viene la Covid-19 y “viene la parálisis judicial”.

Por la pandemia, el gobierno decretó la suspensión de actividades como la minería.

Pero en San José del Progreso los dos proyectos que enarbolan la minera San José o Cuzcatlán solo redujeron al 60% las labores.

Y la explotación continúa y al volver a la nueva normalidad, como actividad esencial colocan con mayor vulnerabilidad a las comunidades.

Lo que sí reconoció es que empresas como Cuzcatlán están aprovechando el tema de la pandemia para ganarse a la comunidad y debilitar su lucha.

Llevan gel, mascarillas y sanitizantes a las comunidades donde hay resistencia.

Triunfos

El 12 de febrero de 2020 se informó que la Semarnat negó la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) al Proyecto San José II.

Es de la compañía minera Cuzcatlán, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, por violar las leyes ambientales al construir 81 obras irregulares.

El Frente No a la minería exige la cancelación del proyecto y las concesiones mineras en Valles Centrales.

12 comunidades se han declarado territorios libres de minería.

Luego, el 13 de febrero, se realizó una marcha y un mitin frente al palacio de gobierno.

Habitantes de San Pedro Quiatoni exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador cancelar las concesiones mineras, si en verdad apoya a los pueblos indígenas.

Le pidieron no solapar a los gobiernos corruptos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, porque “esos malagradecidos se hicieron ricos vendiendo nuestras tierras”.

Lo anterior, dado que 11 mil 623 hectáreas del territorio comunal de San Pedro Quiatoni se concesionaron a las empresas mineras:

  • Don David Gold México S. A. de C.V., 
  • Minerales del Prado y 
  • Desarrollos Mineros San Luis.

Todas subsidiarias de la compañía estadunidense Gold Resource Corp (GRC).

Caso Quiatoni

Simitrio Ruiz, representante de la comunidad, precisó que ese 13 de febrero es una fecha histórica.

“Porque hemos decidido emprender la lucha contra el gigante y porque es el día que San Pedro Quiatoni despertó para iniciar una lucha por sus derechos”.

Presentó una demanda de amparo ante el Poder Judicial Federal para defender a su comunidad de la minería.

“Sabemos que nos enfrentamos a un monstruo empresarial transnacional.

“Pero haremos valer nuestros derechos con toda la dignidad y valentía que nos caracteriza como pueblos originarios”, lanzó.

Y el Juzgado Primero de Distrito en el Estado concedió la suspensión a la comunidad indígena de San Pedro Quiatoni.

Las empresas mineras Don David Gold, Minerales El Prado y Desarrollos Mineros San Luis no debían seguir con la explotación de recursos minerales en su territorio.

En concreto se refieren a la mina El Águila o El Águila III, cuya entrada está en San José de Gracia, municipio de San Pedro Totolapan.

Caso Calpulálpam

Igual, Calpulálpam de Méndez ganó un amparo que cancela todas las concesiones mineras en su territorio. 

Este pueblo zapoteco ganó un amparo contra la minería; sin embargo, las empresas Continuum Resources LTD y Minera La Natividad desacatan dicho mandato judicial federal.

Aunque su lucha lleva 15 años, fue en febrero de 2015 cuando la comunidad indígena agraria interpuso una demanda de amparo.

Capulálpam de Méndez solicitó la protección de la justicia federal ante la autorización de concesiones mineras ubicadas en su territorio comunal.

Después de un largo litigio de casi cinco años, el Juzgado Tercero dictó Sentencia en octubre de 2019.

Se reconoce jurídicamente la ancestralidad indígena de la comunidad de Capulálpam y, por tanto, su propiedad y posesión de sus tierras desde la época prehispánica.

Caso Zapotitlán

Y el 12 de marzo de 2020, Santa María Zapotitlán ganó un amparo.

Con ello se impide que la empresa minera Zalamera S.A. de C.V. entre a operar en esa población chontal de Oaxaca.

Comparte