brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Hospital incurable | Es como todo, ¿tengo o no tengo razón?
Por Adrián Lobo
19 de marzo, 2021
Comparte

Adrián Lobo

No me las doy de adivino; no tengo bola de cristal, no leo las cartas, ni el café, aunque en el bajo mundo de La Secundaria era conocido por el mal nombre de “El Brujo”, por una tontería, bueno, qué remedio, usted sabe, eramos la juventud de otra época. Estaba “El hormiga”, “El choco rol”, “Chester cheetos”, “El Marciano” y seguramente otros que no recuerdo.

Pero no era ese el tema, usted disculpe. El caso es que no soy vidente, decía que no veo el futuro, pero hay extraños momentos en la vida donde resulta que la razón está de mi lado desde el principio (y no del lado de mi mujer, como a ella le gusta presumir, aunque sea algo discutible amorcito. Sí, te hablo a ti, no intentes disimular, tú sabes quién eres. Lo siento pero es verdad. Luego hablamos).

Resulta que hace algunas columnas expuse algunas dudas sobre la actuación de los sindicatos, aunque eso no es novedad, siempre los veo con desconfianza, a todos, pero me refiero en este caso específicamente a su accionar con respecto a los trabajadores en relación con el proceso de federalización.

Me preguntaba yo entonces si negociarían con el I.N.S.A.B.I. de modo que nosotros, trabajadores eventuales despojados de todo, pasáramos a ser afiliados al S.N.T.S.A. en automático al ser por fin plenamente reconocidos, pero sobre todo respetados, nuestros derechos. Planteaba también la posibilidad de que emprendieran aquellos una agresiva campaña de afiliación masiva.

Quizá la primera opción la hayan intentado, los creo capaces, pero como sea dudo que el I.N.S.A.B.I. hubiera accedido, de modo que por ahí no va la cosa.

Lo que ha ocurrido como lo previne fue lo segundo. Nos han hecho llegar, a nosotros los olvidados, un documento en tono sumamente cordial, ya sabe, en plan seductor, donde nos invitan, a pre – afiliarnos a su sindicato (S.N.T.S.A.) con la supuesta finalidad de “agilizar” el proceso de federación. Esto es que, ni más ni menos, han iniciado su campaña de reclutamiento masivo con una convocatoria de fecha del 16 de marzo del 2021, poco más de un mes después de un comunicado dirigido a los secretarios generales de las secciones sindicales pertenecientes a la zona sur del país, donde se les indica abstenerse de solicitar documentación alguna a los trabajadores toda vez que el Instituto no ha establecido mecanismo alguno con el fin de iniciar con la así llamada “federalización”. ¿Será que ya han dado luz verde desde el C.E.N. del S.N.T.S.A.?

Aunque claro, no se puede garantizar beneficio alguno, me refiero a las famosas, anheladas y largamente negadas a nosotros, prestaciones. Por lo menos no mientras no reciban ellos lo que al parecer les interesa más que es… ¿quiere usted adivinar? Adelante, no sea tímido, hagamos de esto algo un poco interactivo. Contaré hasta cinco, ¿bien? Aquí vamos.

1

2

3

4

5

¡Pues nada menos que las cuotas sindicales! ¡Pues claro! ¿De qué viven los sindicatos, si no de las “aportaciones voluntarias” (sobre todo voluntarias, ¿eh?) de los afiliados? Porque subsidios a los sindicatos no hay, ¿o sí? Me sorprendería mucho y muy desagradablemente saber que sí . En fin.

Pero, efectivamente, esta pre afiliación serviría exactamente para… para… pues para nada en realidad. Al menos mientras no se confirme de alguna manera que se es personal sindicalizado en todo rigor lo cual al parecer no ocurre mientras no exista el respectivo descuento con el mítico concepto 58 en el talón de cheque. Bueno, pues qué remedio, descuentito habla.

¿Pero entonces qué chiste? ¿Qué sentido tiene vender tu alma al diablo a cambio de una promesa de “apoyo”? Me disculpan pero yo paso sin ver. Además es pura fantasía, una entelequia, según mi opinión.

El I.N.S.A.B.I. no ha anunciado nada, no ha dado instrucciones, no hay hasta ahora información oficial, clara y precisa. He escuchado que hay un portal del Instituto donde se ha habilitado alguna clase de registro pero no hay disponible información confiable sobre cuál es la finalidad y a qué trabajadores está dirigido.

Esta falta de información veraz y confiable me produce incertidumbre, por eso comprendo que esta convocatoria “… para dar cumplimiento a lo dispuesto y por instrucciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salubridad y Asistencia…” esté al parecer atrayendo a muchos compañeros eventuales adscritos al H.G.D.A.V., sólo quisiera hacerles ver que si algo van a recibir no será por obra y gracia de ningún sindicato, es una disposición oficial que será ejecutada por medio del I.N.S.A.B.I. y una vez más recomiendo ampliamente a todos no comprometerse con nadie, con ningún sindicato, siento que la forma en que están manejando esta “invitación” es hasta un poco coercitiva, haciendo creer que serán una clase de gestores (léase “coyotes”) cuando saben perfectamente que su intervención no es para nada necesaria, ni siquiera útil.

Además su redacción es pésima. Como dijo el gran poeta leonés, ¡¿qué, pues?! Seguramente no tiene nada que ver con el tema pero no puedo evitar ver los gazapos cometidos en su convocatoria. ¿No hay quien revise eso? Si les hace falta alguna ayuda pueden contratar a alguno de los integrantes del Colectivo Cuenteros o mejor acudan con la Editorial Matanga para obtener un paquete completo, quizá podrían obtener una buena dotación de hojas membretadas con un bonito diseño. Bueno, yo nada más digo, ahí les dejo mi recomendación.

Últimamente mi mayor queja con respecto a los sindicatos es que muchas veces son poco menos que inútiles. Mi queja se fundamenta en que se supone que representan a los trabajadores pero sin embargo para mí es muy notorio que cuando hay problemas lo primero que hacen es un llamado a la base trabajadora para hacer acto de presencia. ¿Qué clase de representación es esa, si de todos modos uno tiene que ir?  ¡Si ese es el caso pues mejor me represento yo mismo! Imagine que nombra usted un representante legal, con poder notarial, a quien le paga para hacer gestiones y cuidar sus intereses pero que cada vez que es necesario hacer un trámite lo primero que hace es llamarlo a usted para que acuda. Para mí no tiene sentido.

Y eso no quiere decir que no entienda la importancia de la lucha obrera, la unión sindical, la participación, pero eso está muy lejos de querer hacer marchas, plantones, bloqueos o similares que sólo sirven para encubrir su incapacidad política o negociadora, para prestarse a la simulación o exhibir una respaldo y una fuerza popular que no tienen en realidad, con una finalidad oscura.

Yo quisiera ver, no sólo en Oaxaca sino en todo el país, un secretario general que en realidad encabece una manifestación bajo el sol inclemente y que en verdad se quede a pasar las noches en un plantón, que se anime a hacer una marcha, junto a sus secretarios, sólo ellos, representando a los trabajadores. O que hagan un plantón exclusivamente los integrantes del Comité Ejecutivo, porque son los representantes y para eso están, para actuar en nombre nuestro. Quisiera ver algo así. Tal vez de esa manera ganarían un poco de mi confianza, me convencerían un poco de la honestidad de sus intenciones y me convencería de atender a las convocatorias de todo tipo.

| hospital-incurable.blogspot.com |facebook.com/adrian.lobo.378199

Comparte