brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Zapotecas celebran el Domingo de Ramos con acceso restringido en panteones
Por Diana Manzo
29 de marzo, 2021
Comparte

Diana MANZO / Corresponsal

Juchitán, Oax., (Pagina3).- Zapotecas de este municipio celebraron  el tradicional Domingo de Ramos en los panteones, como es tradición en esta Semana Santa, solo que en esta vez fue de acceso restringido y con medidas sanitarias.

En México, es el único municipio donde “los vivos conviven con los muertos”.

Para la comunidad zapoteca, la Semana Santa es el inicio de un nuevo ciclo de vida.

La celebración del Domingo de Ramos se llevó a cabo en el principal  panteón llamado “Domingo de Ramos”.

Tiene aproximadamente 10 mil tumbas, y el anexo, recién habilitado a propósito de la pandemia de COVID-19, que apenas y suman unas cincuenta sepulturas.

Flores, velas, bebidas y hasta canciones fueron ofrendas dedicadas a difuntos.

Pero en esta ocasión no se permitió como en otros años la permanecía en las sepulturas hasta altas horas de la noche, el tiempo fue limitado a diez minutos.

En el acceso principal del Panteón Domingo de Ramos, las autoridades locales obsequiaron gel anti bacterial y aplicaron sanitizante a toda aquella persona que ingresó.

No se permitió la entrada  a menores de edad, y tampoco de forma masiva, solo dos personas por familia.

Personal de Protección Civil, policía municipal y uniformados de la Guardia Nacional estuvieron recorriendo los sitios a fin de evitar aglomeraciones.

Se colocaron restricciones en las entradas y hubo vigilancia de parte de elementos de Vialidad.

El coordinador de Protección Civil de Juchitan, José Manuel Ríos Cartas, informó que el exhorto se hizo  con anticipación a la comunidad juchiteca y que afortunadamente hubo consciencia ciudadana.

Agregó que aproximadamente unas 2 mil personas acudieron a dejarle ofrendas a sus seres queridos.

“La gente llegó y entendió, eso da muestra de que estamos entendiendo la magnitud de esta pandemia que desafortunadamente se ha llevado a muchos de nuestros seres queridos.

“Por eso en esta ocasión fue una celebración distinta, con restricciones” agregó.

Los panteones, por acuerdo de las autoridades, cerraron a las 16:00 horas, y no como antes donde la celebración se extendía hasta altas horas de la noche del Domingo de Ramos.

****Este año fue diferente, pero le trajimos flores a nuestros familiares

Con flores, velas y música de banda, la familia Hernández Cabrera convivió un par de horas en la sepultura de Mariano Hernández Cabrera, quien falleció hace seis meses víctima de un infarto.

Vestidas de ropa oscura, la esposa de Mariano y sus hijas recordaron lo alegre que era y como tradición decidieron acompañarlo en este Domingo de Ramos, donde la cultura zapoteca convive con sus  muertos.

Hace cuatro meses también murió  Cecilio Regalado Guerra, su esposa e hijos acudieron a su tumba y le ofrecieron flores.

“Es tradición y nosotros aquí estamos, le trajimos sus flores favoritas y vino toda la familia, ahora dicen que el panteón lo cerrarán muy temprano, entonces nos vamos a la casa, ahí en nuestro altar también le pusimos flores”.

Yesenia Corona Tolentino no cabe de la tristeza, hace cinco meses su hijo de 22 años fue asesinado y ahora desde su tumba le reza, le coloca flores  y le canta sus canciones favoritas.

Ella dedicó este Domingo de Ramos a convivir con su hijo y sentir su presencia espiritual, porque asegura es una forma de saciar su ausencia.

“Le traje flores y le pusimos su música, toda la familia llegó, por tradición estamos aquí celebrándolos y reencontrarnos”.

En Juchitán, las muertes por COVID-19 han disminuido; sin embargo, datos de los contagios continúan, por lo que el exhorto de las autoridades es quedarse en casa.

Comparte