brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
De ser jornalero agrícola, vender pizzas y hasta productos Avón para estudiar, joven zapoteca ahora es becado por Harvard
Por Pedro Matías
27 de mayo, 2021
Comparte

*Ramiro González es el primer profesionista de su comunidad. | Su madre y su padre tienen gran orgullo de sus logros académicos, pero no saben la dimensión porque nunca han tenido un día de clases.

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Ramiro González Cruz no oculta su raíz zapoteca y se enorgullece de ser parte de una beca que le otorgó la Universidad de Harvard de Estados Unidos, a través del Programa Encrucijada de Líderes Emergentes 2021.

Sin embargo, este éxito de superación no lo puede disfrutar con su madre y su padre porque debido a que no estudiaron, desconocen lo que significa que lo hayan aceptado en una de las instituciones de enseñanza superior más antiguas de los Estados Unidos y de mayor prestigio, como la Universidad de Harvard.

Se limitó a compartir la noticia a través de un mensaje en sus redes sociales: “Me complace compartir al público que me aceptaron en el Programa Crossroads Emerging Leaders Program (CLEP) de la Universidad de Harvard “.

Y explicó que “este programa ha transformado la vida de los primeros estudiantes universitarios en la familia a nivel mundial al identificar y fomentar el talento para formar líderes desde sus comunidades”.

Ramiro, quien nació el 14 de octubre de 1997, confiesa que es el primer profesionista de su comunidad indígena San Isidro El Costoche, perteneciente al municipio de San Francisco Logueche, en la Sierra Sur de Oaxaca, con apenas 800 habitantes.

Con gran sacrificio de su padre Simplicio González y su madre Cecilia Cruz Antonio terminó la telesecundaria.

Mi papá, un campesino, “no tiene ni un día de clases y cuando le explico soy licenciado o le digo todo lo del mi trayecto académico, ellos no saben qué es lo que realmente hago, pero se sienten orgullos”.

“Lamentablemente no tenemos ningún profesionista en mi rancho. Soy el único y graduado. No hay ni un profesor de kínder, ni de primaria, los que llegan son de fuera. Yo creo que por eso los medios de comunicación se han fijado en mi”, confiesa en entrevista telefónica.

“Yo no pensaba seguir estudiando. La telesecundaria es todo lo que hay en mi rancho. Tal vez me junte, me case, no está mal, todos mis compañeros de la telesecundaria ya tiene familia. Yo tomé un camino muy diferente a ellos. Muchos de mis profesores me motivaron al nivel medio superior”.

Sin embargo, “por la situación económica que siempre he tenido, tuve que dejar de estudiar un año y me fui a la pizca a los estados del Norte al corte de tomate, tomatillo, chile y como yo sé cultivar, desyerbar, cortar milpa, porque vengo del campo, lo hice, pero estando en los campos de Sinaloa era muy pesado porque yo cargaba cuatro botes de tomates rojo, cada bote pesaba entre siete y 12 kilos y trabajar todo el día. Y ahí tomé conciencia, dije esto no es para mí. Mejor me regreso a estudiar”.

Y regresó a Oaxaca donde decidió entrar a la universidad y para costearse sus estudios vendió pizzas, bollos, roles de canela y hasta productos de Avón.

Eso le causó risa porque muchos se reían de mí, porque son productos más avocados al mercado de mujeres, pero yo ganaba, por eso lo vendía; y ya durante mi trayectoria académica lo aproveché al máximo”.

“Quiero que a todos nos vaya bien. La educación es la única marera para sobresalir. Ahora tengo reuniones con chicos de todo el mundo. Apenas conocí a uno de la India, Afganistán, China y de Latinoamérica. Reconozco que me costó trabajo porque no hablo muy bien el inglés, soy intermedio, fue el mayor reto y todas las conferencias y plataformas viene en inglés y tengo que hablarlo”.

Además, se propuso la “meta de conocer a una persona diaria o tres a la semana y tener relaciones públicas para darme a conocer, porque yo vengo de un pueblo y no tengo a ninguna persona a dónde visitar o convivir”.

Ahora también es intérprete y promotor intercultural para ayudar a personas privadas de su libertad.

Ramiro salió de una telesecundaria, luego estudió en el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca (CECyTEO) Plantel 25, en San Pablo Huixtepec, donde, pese a que no conocía una computadora, se graduó como Técnico en Soporte en Mantenimiento de Equipos de Cómputo en 2016.

Luego de migrar, regresó a Oaxaca para ingresar a la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO), donde estudió Técnico Superior Universitario en Desarrollo de Negocios Área Mercadotecnia; posteriormente cursó la Licenciatura en Innovación en Negocios y Mercadotecnia.

Durante su estancia en la UTVCO tomó un voluntariado en la Universidad Continental de Perú, Facultad de Ingeniería Empresarial. Fue Director del área de Lidérate en el Ateneo Nacional de la Juventud Capítulo Oaxaca, y cursó la Certificación TOEFL en el Centro de Trilingüe de Estudios Universitarios.

Actualmente es Promotor Intercultural e Intérprete por la Defensoría Pública del Estado, así como integrante de la Red Internacional de Jóvenes de Latinoamérica, que incluye a Colombia, Perú, México, Argentina, Guatemala, El Salvador y Chile.

Comparte