brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Hospital incurable | Un paso adelante, dos para atrás
Por Adrián Lobo
12 de mayo, 2021
Comparte

Hay de cambios a cambios. Y formas de cambiar. Últimamente estoy bastante pesimista y con una actitud muy crítica especialmente con los políticos y funcionarios públicos, soy presa del sospechosismo y veo muchos de los sucesos actuales como mera simulación. Es eso o el dichoso cambio en realidad es uno muy peculiar.

Como muchas cosas en México. Por ejemplo, intereses oscuros pregonan que México es actualmente una dictadura, pero vamos, si lo es, es una muy rara, ¿no es cierto? ¿O en qué dictadura un payaso le podría decir “pinche presidente” al dictador sin graves consecuencias?

Tal vez sólo estamos llenos de incompetentes, de otra manera no me explico cómo es que damos un paso adelante y luego uno o dos para atrás. Dígame usted si no:

Se hacen reformas para fortalecer a la CFE, supuestamente empresa estratégica para el país, pero tenemos al frente a Bartlett.

Traemos a Lozoya pero para desaparecerlo de la vida pública.

Tenemos a Rosario Robles en la cárcel pero sigue sin resolverse lo de la estafa maestra.

Retiran de la competencia electoral a un candidato muy cuestionado pero su hija queda en su lugar.

Se busca combatir el crimen y rescatan un padrón de usuarios de telefonía celular de la época de Calderón

¡Yo ya no entiendo nada, caramba! Pero, ¿a quién quiero engañar? En realidad, nunca lo he hecho, por asuntos como los mencionados.

En los temas domésticos no cantamos mal las rancheras. La legislatura local emitió un exhorto donde conmina al INSABI a no permitir la injerencia de sindicatos en el tema de la regularización de los trabajadores de las secretarías de salud en los estados en su paso al mencionado instituto. Esto es magnífico, ¡y así es como debe ser! Ese comunicado es casi sublime, es coherente, justo y correcto.

Y luego viene el chasco. Continúa el documento diciendo que solamente el titular de la secretaría salud de cada entidad debe participar en dicho proceso. ¡Caramba con ustedes, tan bien que íbamos! Eso saldría igual de mal o peor que dar cabida en el proceso a los sindicatos.

Hacer eso en Oaxaca sería abrirle la puerta de par en par de un proceso laboral sumamente delicado y trascendente a la banda de José Murat y sus cuarenta mexiquenses con todos los fraudes, manejos turbios y despojos que eso implicaría, de modo que eso no sería como uno, sino como doscientos pasos para atrás. Y así no se puede avanzar.

Y hablando del padrón de usuarios de telefonía confieso que no pienso registrar mis datos. ¡Que me cancelen la línea! ¿Por qué debería hacerlo? Quiero decir, ¿quienes se dedican al crimen lo harán? No seamos ingenuos. Algunos sucesos nunca los veremos en México:

  • Selección mexicana de futbol campeona del mundo.
  • Cruz Azul campeón del torneo local.
  • Criminales haciendo fila para registrarse en el padrón de telefonía móvil.

Imagino que si la finalidad del padrón es, efectivamente, la anunciada, el formulario de registro tendrá unos campos más o menos así.

¿Se dedica usted a alguna actividad criminal?  Sí ___              No___

En caso afirmativo, ¿a qué actividad criminal se dedica?

A).- Robo.             B).- Secuestro                      C).- Extorsión.                     D).-Narcomenudeo            E).- Otro (explique).           

Que no hubiera los espacios necesarios para recabar información de ese tipo sería sumamente decepcionante, ¿pues que no es esa la finalidad? Pero estoy casi seguro que, efectivamente, no existen esos campos. Bueno.

La mayoría de los avances tecnológicos se desarrollaron con “buenas intenciones” pero en algún momento se les encuentra una aplicación menos noble. El caso de la telefonía celular es un buen ejemplo, a un teléfono cualquiera se le pueden hacer modificaciones para complicar su rastreo o hacerlo menos vulnerable a la acción de programas maliciosos.

Quizá la idea original era proteger la privacidad de personas perseguidas injustamente, pero lo suelen aprovechar mejor quienes podrían ser perseguidos con justa razón. Algo muy simple se puede ver cotidianamente, me sucede a mí con frecuencia: Recibo llamadas de las que el identificador no puede obtener el número de procedencia; aparece en la pantalla “Número desconocido”.

A veces ni siquiera es necesario modificar el teléfono o su sistema operativo, algunos aparatos tienen dentro de las opciones de configuración la opción de “esconder” el número de origen al realizar llamadas, lo cual es perfectamente legal, lo mismo que cualquier modificación de hardware o de software. Creo que incluso el empleo de tarjetas SIM “encriptadas” no está prohibido. Y aunque lo estuviera, si alguien se dedica a cometer crímenes más graves, ¿qué más le da?

Esas llamadas nunca las respondo, así como podría ser un bromista, alguien con un teléfono viejo o alguna persona preocupada por su privacidad podría tratarse también de un intento de extorsión. ¿Y cómo denuncio eso? Es un poco como acusar a un fantasma de acoso. Me pregunto qué tanto podría ayudar la compañía celular en algo así.

No creo que el dichoso padrón sea una buena herramienta para combatir el crimen, por el contrario me parece que hará que se incremente el robo de celulares, no dudo ni tantito que los delincuentes estén dispuestos a robar cuantos sean necesarios para poder seguir “trabajando”.

Yo por lo pronto estoy en la cuenta regresiva para que mi línea sea cancelada, aunque el aparato lo conservaré, actualmente un teléfono inteligente sirve para mucho más que para solo llamar.

No la echaré de menos; frecuentemente ando sin saldo, soy usuario de prepago y yo diría que hago una recarga de $ 100.00 en promedio cada tres meses, no puedo permitirme más, y pocas veces contesto llamadas, por diferentes razones, una de ellas es que pues casi no me llaman. No respondo a “números desconocidos” ni números que no reconozco como llamadas que parecen originarse en otro estado.

Y otra es que no termino de acostumbrarme al celular, sucede que crecí en una época en que no necesitábamos una cosa de esas y no suelo estar atento a ver a qué hora suena, así es que normalmente ni lo escucho.

| hospital-incurable.blogspot.com | facebook.com/adrian.lobo.378199

Comparte