brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Por clínica del ISSSTE cerrada, comunidad zapoteca exige derecho a la salud
Por Diana Manzo
24 de mayo, 2021
Comparte
  • Con el apoyo de abogado defensor, interpone un amparo para hacer efectivo ese derecho.
Diana MANZO / Corresponsal

Unión Hidalgo, Oax., (pagina3.mx).- En plena pandemia de Covid-19, la unidad médica  del ISSSTE de esta comunidad zapoteca -que tiene un padrón de aproximadamente cinco mil derechohabientes- está cerrada.

La rehabilitación del inmueble quedó trunca en un 70 por ciento desde hace cinco  años, le falta equipos e inmobiliario.

Profesores activos y jubilados, con el acompañamiento del abogado Edward Martín Regalado, promovieron un amparo para exigir su apertura, como un derecho humano a la salud.

El amparo lo firmaron 31 personas derechohabientes, entre activas y jubiladas.

La intención es que se activen todos los servicios y vuelva a funcionar con todos los servicios con los que fue creada.

Hoy, las instalaciones de este inmueble lucen abandonadas y desgastadas, se reconstruyó “a medias”.

Y a pesar de la insistencia de las y los profesores jubilados para que se concluya, la institución médica prefirió rentar una casa.

Ahí, una única doctora general brinda los servicios de lunes a viernes en horario matutino.

Si una persona derechohabiente del ISSSTE se enferma, tiene que acudir a Juchitán o al Hospital Regional ubicado en Tehuantepec, Oaxaca.

Ello, porque de igual forma el Centro de Salud adscrito a los Servicios de Salud de Oaxaca tampoco  abre por las noches.

También es escaso el personal médico privado que atiende durante la madrugada.

“Te puedes morir si te enfermas, porque no hay una clínica que brinde atención a medianoche o en la madrugada.

“O en dado caso, si tienes oportunidad, vas y buscas un médico privado, que muchas veces no atiende, o bien, hasta Juchitán o Tehuantepec, mientras tanto este espacio está cerrado”, indicaron.

Edward Martín Regalado, promotor  del amparo y socio fundador del despacho Regalado & Galindo Abogados, expresó que su intención es reactivar servicios de la comunidad zapoteca que por alguna razón han violentado los derechos humanos.

Primero fue el derecho a la educación con el sismo, después el derecho a la vivienda con la reconstrucción de casas, al igual que para la aplicación de la vacuna del Coronavirus.

Y ahora con el derecho a la salud, para que rehabiliten la clínica, la equipen y doten de servicios médicos lo antes posible.

“Creemos que es urgente concluir con la rehabilitación y contratación de personal para echar andar este edificio de salud importante para nuestra gente-

“En Unión Hidalgo somos más de 15 mil habitantes, no es posible que ninguna clínica atienda las 24 horas”, lamentó.

Rosario Cuevas, maestra jubilada y ex secretaria general del Comité de Jubilados y promovente de la rehabilitación de la clínica hace cinco  años, lamentó las condiciones en que se encuentra el inmueble y exigió a las autoridades cumplir sus promesas.

“Se entregaron infinidad de documentos donde pedimos que la rehabiliten y la amueblen en su totalidad, pero no vemos nada claro.

“Lo que sí es real, es que la pandemia visibilizó nuestras necesidades a la salud, la gente necesita de una clínica que preste servicio las 24 horas”.

La esperanza es que el Juez de Distrito dictamine a favor de esta comunidad zapoteca y se obligue al Estado mexicano abastecer esta necesidad a la salud, que urge para toda esta comunidad istmeña.

Comparte