brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Desde el textil fortalecemos nuestra identidad ayuujk: Colectivo Ääts de Tlahuitoltepec
Por Diana Manzo
01 de junio, 2021
Comparte

“Molesta y es una falta de respeto que “Antropologie” plagie nuestras prendas” : Artesanas

Diana Manzo

Oaxaca, Oax.- En cada costura las artesanas  ayuujk (mixes)  de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca impregnan una emoción y sentimiento, cada tejido y bordado  de sus blusas y camisas  que elaboran a  máquina lleva su  tiempo y  esfuerzo;  es su identidad que se fortalece en cada lienzo, por eso la defienden del plagio de  la  marca estadounidense Antropologie, que hace días denunció  la Secretaria de Cultura.

Para ellas, las artesanas del colectivo Ääts (raíz)  de Tlahuitoltepec Mixe  es “una falta de respeto” y es una práctica violenta  a la identidad y cultura que ejerce “Antropologie” a través de su colección “Daily Practice” que oferta shorts y blusas con su tejido tradicional.

El plagio se da aseguran las artesanas porque la empresa ingresa un patrón con sus bordados y tejidos como el maguey y otros símbolos autóctonos a una máquina para que elabore los lienzos similares y los impregna en sus telas y así arman sus diseños, vendiendolos a costos elevados.

En  esta localidad mixe enclavada en la montaña de la sierra norte de Oaxaca, viven unas  300 artesanas, que todos los días elaboran textiles tradicionales como una forma de sobrevivencia, y también de pertenencia cultural.

Nancy Clara Vásquez García de 27 años de edad, es una de ellas, junto con otras 12 mujeres de 21 a 60 años, fundaron en el 2017  un colectivo llamado “Ääts” (raíz), que nació como un  espacio autogestivo  para  mujeres con la intención de ser autónomas,  gestoras y portadoras de conocimientos.

Para esta joven artesana y también estudiante universitaria, costurar una prenda lleva un esfuerzo y dedicación, es una forma de vida que significa un fortalecimiento a la raíz mixe, su cultura.

Respecto a la copia de textiles ayuujk  que incurrió  la empresa estadounidense, la joven artesana rechazó todo tipo de copia de gente externa que demerita su trabajo, pues  le quita el valor al tiempo y al esfuerzo y lo peor, lo que hace, es desvalorizar un esfuerzo de días y horas, solo por obtener ganancias.

“Lo más lamentable es que las personas lo compran, creyendo que es nuestro bordado, que es auténtico de las artesanas, pero no, se trata de un plagio, ellas ven nuestras texturas y las incorporan a una máquina y lo tejen en sus telas, desafortunadamente es una práctica que ha crecido,  y que nos violenta como artesanas”.

Una blusa o una camisa se elabora  en aproximadamente una semana, es todo un ritual el que llevan a cabo , porque lo primero es conseguir la tela, algunas veces no hay en las mercerías locales y hay que trasladarse a la ciudad de Oaxaca que se localiza a 2 horas y media de distancia, posteriormente regresan y conforme a sus tiempos y en libertad comienzan la costura de su  prenda artesanal.

Los símbolos que se plasman en las prendas son  la historia, leyendas y filosofía de vida entre mujeres y hombres ayuujk, que también son expresadas en los diseños y manifestaciones simbólicas.

Coincide en que ningún textil artesanal debe demeritarse, cada uno tiene su valor por el simple hecho de pertenecer a una tribu,  por ejemplo, para los textiles mixes de Tlahuitoltepec a fuerza se elaboran con una  maquina de costura, que es la herramienta básica,  pero son las artesanas las que le dan forma a los lienzos, las que cuidan los colores y combinaciones, las que lo  confeccionan y lo venden.

Crear este espacio autogestivo, contribuye para las artesanas una sana práctica de fortalecimiento económico, especialmente para la mujer trabajadora, la ama de casa, la que necesita atender a su familia, pero sin perder lo que le gusta hacer, qué es elaborar textiles.

La artesana exhorta a las autoridades de Cultura que así como defienden y piden no plagiar las prendas oaxaqueñas, también  les proporcionen las  herramientas y un acompañamiento para la difusión desde lo local, desde la raíz, que es donde se elaboran para evitar la reventa,  el “regateo”  y casos como lo que han incurrido estas marcas de prestigio, “el plagio”.

Comparte