brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Colectivo Rescate de abejas Oaxaca "Tenemos una única misión: proteger y entregar el planeta a la próxima generación"
Por Luis Flores R.
31 de agosto, 2021
Comparte
  • Al no existir protocolos por parte de las dependencias de gobierno, como protección civil o bomberos del estado para el manejo de esta importantísima especie, Rescate de Abejas Oaxaca se dio a la tarea de realizar acciones que tuvieran un impacto verdadero.
  • Esta especie se encuentra en peligro de extinción.
  • Dedicados a distintos oficios y profesiones, ocupan sus tiempos libres a esta noble labor.

Luis Ríos

OAXACA (#página3.mx).- Acción directa. Es como describe Josué, integrante del colectivo Rescate de abejas Oaxaca, la razón para comenzar este proyecto, con el cual, han logrado rescatar, salvar y reubicar a cientos de miles de abejas dentro del estado de Oaxaca.

Cada vez es más sabido por la sociedad, la importancia que tienen las abejas en el ecosistema de nuestro planeta.

Esta especie responsable de más del 90% se encuentra en peligro de extinción.

La Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute declararon a las abejas como los animales más importantes del planeta, considerando que es el único ser vivo que no transporta ningún tipo de patógeno.

Sin embargo, también declararon que esta especie se encuentra en peligro de extinción.

Conscientes de esta situación el colectivo Rescate de abejas Oaxaca emprendió la titánica misión de llevar a cabo acciones que ayudaran, de una forma directa a salvaguardar a esta preciada especie dentro del estado de Oaxaca.

Ir más allá de solo palabras.

Rescate de abejas Oaxaca nace más como un tipo de casualidad, una de esas situaciones que la vida te presenta en el momento adecuado con las personas adecuadas.  

Sus integrantes, un grupo de amigos dedicados a diferentes oficios y profesiones, pero que comparten una visión en común, contribuir con acciones y no quedar solo en las ideas o palabras, a generar un cambio que beneficie a su comunidad.

Josué Cruz Pacheco, Licenciado en educación quien es profesor de primaria nos narra el cómo se crea éste colectivo. Comenta que en una ocasión un enjambre de abejas anidó en su hogar, cuestión que en esencia no le generaba conflicto, pero al ser abejas en estado silvestre él y su familia llegaron a sufrir de ataques por el enjambre.

Al buscar una solución se dirigió con dependencias del estado como Protección Civil o Bomberos, solo para encontrarse con que no contaban con las medidas o protocolos adecuados para el manejo de estos insectos, responsables de más del 90% de polinización de las plantas en nuestro ecosistema.

Al darse cuenta que la única opción que le daban era exterminarlas decidió no recurrir a ellos.

Pasó más de un año con las abejas, conviviendo con ellas, consciente de la importantísima labor que realizan estos pequeños gigantes, entre piquete y piquete, pero con la firme idea de no aniquilarlas decidió hacerse cargo él mismo.

Ayudado por su compañera Flor Flores López, quien en ese entonces se encontraba estudiando la licenciatura en veterinaria, se dieron a la tarea de reubicar a la colmena intentando no causarles algún daño. Logrando con éxito su cometido.

Josué nos cuenta que, entusiasmados por su éxito y a partir de una plática con el Dr. Rubén López Bolaños, catedrático de la escuela de ciencias exactas de la UABJO, fue él quien los motivo a continuar realizando esta noble actividad.

Fue entonces que Josué y Flor arengaron a su grupo de amigos a tomar esta oportunidad de pasar de solo conversaciones a una acción directa y real, es entonces cuando nace Rescate de abejas Oaxaca.

En sus tiempos libres y con recursos propios han mantenido por más de 7 años el trabajo del colectivo Rescate de abejas Oaxaca.

Animados y con la convicción de que lo que buscaban realizar generaría un impacto positivo para su estado, motivados por la idea de “proteger y entregar el planeta a la próxima generación” (Francois Hollande) se comprometieron al rescate y reubicación de las abejas.

Todos sus integrantes (Josué Cruz Pacheco, Flor Flores López, Benjamín Bautista Gonzáles, Daniel Jiménez Pacheco, Vladimir Ramírez Lara, Javier de Jesús García Ruiz, José Ríos Cruz, Jorge Luis López Chávez) han sacrificado sus días de descanso y utilizado sus propios recursos para llevar a cabo su misión.

Todos ellos dedicados a diferentes oficios y profesiones, tales como empleados en empresas oaxaqueñas, médica veterinaria, profesores, trabajadores de la construcción han sacado adelante por más de 7 años su colectivo con recursos propios.

“Muchas veces ni un vaso de agua nos regalan”

Poco a poco fueron dándose a conocer, encontraron en las redes sociales un medio para difundir su trabajo, ya que comentan su presupuesto limitado no les permitió llevar a cabo otro tipo de campaña con la cual más gente supiera de ellos.

Con el tiempo notaron que cada vez más personas se han hecho conscientes de la importancia de las abejas en nuestro planeta, y al igual que a él le sucedió, no encontraron alguna opción por parte de las autoridades que no fuera exterminarlas y entonces han recurrido a ellos.

Su trabajo ha crecido a tal grado, que dependencias como Protección Civil y Bomberos los buscan a ellos para ocuparse de lo que muchas personas, por falta de información, conocen como plaga.

“A muchas personas no les importa matarlas, bomberos llega y les echa humo para espantarlas, o algo muy común también, echarles agua con jabón, pero eso lejos de ayudar en algo genera más problemas, es una lástima que ellos como “profesionales” no puedan capacitarse para un problema que es más común e importante de lo que parece”

Para ellos no ha sido fácil, muchas de las personas a quienes acuden para apoyarlas, piensan que son parte de una dependencia del gobierno que reciben un sueldo, en muchas tareas de rescate que llevan a cabo, cometa Josué, no les ofrecen siquiera un vaso de agua.

Han llegado a tener conflictos con protección civil, aun siendo que esta dependencia no cuenta con el conocimiento necesario para tratar a las abejas, nos cuenta “nos quisieron venir a decir cómo se hace, ellos tienen recursos, pero son burócratas, en una ocasión llegaron en su camioneta de lujo, no salieron y ni los vidrios quiseron bajar, no lo hacen con el cariño que nosotros le hemos puesto a las abejas”

Sus tareas de rescate no son sencillas, cada uno de sus integrantes conoce bien lo que es un piquete de abeja, al grado de decir “ya estamos acostumbrados, al principio nos dolían bastante, ahora ya nos acostumbramos”

Un rescate lleva horas, e incluso días, necesitan comenzar desde las primeras horas del día, y forzosamente llevar a cabo la reubicación de las abejas cuando el sol comienza a ocultarse. 

Se han encontrado con panales y colmenas en lugares de muy difícil acceso a ellos “hemos tenido que tumbar paredes, subir a lugares muy peligrosos, entre cables de corriente, hay algunas colmenas más agresivas que otras”.

Pero la dificultad más grande es la indiferencia y falta de apoyo de la sociedad “ellos se van por lo más fácil, como siempre, prefieren matarlas. Pocas personas van a querer que rompas su pared para salvar un enjambre de abejas, hay ocasiones que nos llaman de lugares alejados y no tenemos ni para gasolina y solamente les pedimos que nos apoyen con eso, pero ni eso, las cajas para su reubicación tuvimos que aprender a hacerlas, porque no encontramos ninguna funcional y los materiales nosotros los conseguimos, no les pedimos paga por el trabajo de la reubicación, ni del trabajo de hacer las cajas, los trajes los conseguimos nosotros, la capacitación por nuestra cuenta, entonces hay ocasiones que les pedimos apoyo solo para reponer el material utilizado, pero la gran mayoría se ofende y prefieren no hacerlo”.

Sin embargo, comenta que también se han encontrado con muchas personas bastante consientes de la problemática e importancia de las abejas, quienes les han permitido y apoyado a realizar su cometido.

Rescate de abejas ha realizado labores de rescate en lugares y espacios públicos como hospitales, escuelas, parque el Llano, el Museo del Mogote, el árbol del Tule, la central de abastos, el estadio de basebol, entre muchos otros, además de cientos de hogares de la urbe oaxaqueña.

Rescate en la Escuela secundaria Moises Saenz

No planean parar.

A pesar de sus limitantes y dificultades, Rescate de abejas no tiene la idea de dejar de llevar a cabo su tarea, al contrario, quieren llegar cada vez a más personas, siguen buscando difundir su trabajo y que la gente los conozca y sepan que tienen otra opción además de exterminarlas.

Ellos apuestan al cambio del pensamiento en la sociedad, no se rinden y hoy a 7 años de su comienzo continúan a pesar de las adversidades.

“Tenemos una única misión: proteger y entregar el planeta a la próxima generación” – Francois Hollande

Te invitamos a seguirlos en sus redes sociales y ayudarlos a formar este cambio.

Comparte