OpinionesLa opinión no autorizadaLa opinión no autorizada | No sólo de ley...

La opinión no autorizada | No sólo de ley vive el hombre

-

Adrián Lobo

Me resulta curioso que en Oaxaca no podamos tener un desarrollo armónico. Se avanza en algunos temas, como el legislativo, que ha puesto al estado —al menos en el papel— como uno de los más avanzados, ejemplares en la materia, como por ejemplo con la famosa ley de la comida chatarra y ahora con las reformas a la Ley Estatal de Salud que busca garantizar la menstruación digna.

Eso de posicionarse a la vanguardia es una entelequia en realidad, palabras bonitas y nada más, porque simplemente no hay condiciones para que esas leyes se cumplan. Son letra muerta, elefantes blancos legislativos. Como lo son —no sólo en Oaxaca— tantas y tantas leyes, reglamentos, disposiciones, decretos y más.  Simplemente con salir a la calle un día cualquiera, a cualquier hora, encontraremos ejemplos ostensibles:

  • El conductor del urbano que hace parada en el lugar que le da la gana, así sea a media calle, y el ciudadano que le pide detenerse también donde se le antoje subir o bajar, sin importarle a ninguno de los dos respetar los lugares autorizados que están debidamente señalados y definidos en los reglamentos correspondientes.
  • El vendedor ambulante que sin miramientos se adueña de los espacios públicos y que además frecuentemente se «cuelga» del cableado eléctrico para tener energía.
  • El ciudadano que estaciona su auto en lugar prohibido o, haciendo derroche de ingenio o queriendo pasarse de listo, justo a un lado, donde resulta que estorba lo mismo o incluso más.

Sin mencionar otros derechos que «están garantizados» por las hermosas, aunque mayormente inútiles, leyes mexicanas, como la educación básica gratuita y el acceso a servicios de salud.

Y no es culpa sólo de las autoridades, por no hacer cumplir las leyes, frecuentemente los ciudadanos no somos respetuosos de ellas, les damos la vuelta, nos encanta ser ese «gandallita» cuyo comportamiento tan bien describe Guillermo Ochoa: Es el empresario que no paga salarios justos, que hace circo, maroma y teatro para no cumplir con las prestaciones correspondientes, escamoteándolas o escatimando en su cumplimiento todo cuanto sea posible. Es el empresario gasolinero que sin miramientos «arregla» sus máquinas despachadoras para robarle a sus clientes e incrementar sus ganancias o el que compra huachicol.

O todavía peor cuando además del incumplimiento de la ley hay muchos que en el summum del cinismo, buscan su protección recurriendo a los famosos amparos. Además es como una incoherencia, ¿no le parece? Recurrir a la ley para evitar… tener que cumplir con la ley. Qué cosa tan curiosa.

Así es que tenemos frente a nosotros dos dimensiones, mundos paralelos, uno idílico en el que casi nadie vive pero existe y otro donde añoramos las bondades del primero. Me suena un poco como aquellas dos versiones de Oaxaca de las que habla el escritor oaxaqueño Antonio Pacheco Zárate en su nuevo libro «Centraleros»:

«… Oaxaca, piensa, es una jaula de alebrijes mitad pavorreal, mitad murciélago…»

No nos sirve de nada estar a la vanguardia si no estamos bien.

Y hablando de irrealidades… estuve viendo, como de forma incidental, una serie de TV. Ya sé que de antemano está establecido que es ficción pero no dejaron de llamarme la atención algunos detalles. Se trata de la serie «The Good Doctor», quizá usted la haya visto.

Ahí plantean un escenario que resulta, al menos para mí, exagerado; La acción transcurre mayormente en un hospital, de ahí que me hayan interesado algunos aspectos, narra las peripecias de un grupo de médicos, varios de ellos estudiantes, residentes, de cirugía. Así es que me puse a mirar ciertas escenas curiosas.

Entiendo que los protagonistas son los médicos, pero creo que intentando resaltar sus historias minimizan las del resto hasta casi desaparecerlos, se vuelven omnipresentes y son ellos quienes hacen todo. Son residentes de cirugía pero lo mismo atienden pacientes obstétricas, neurocirugía, traumatología y cirugía general. Son multifuncionales, cuando no están operando van a meterse a patología o al laboratorio clínico y cuando el paciente requiere un estudio son ellos mismos los que hacen ecografías y tomografías. Y también movilizan a los pacientes en sillas de ruedas o en sus camas. «¡Sí, cómo no!», me dije a mi mismo.

Muy raramente se puede ver ahí personal de enfermería de modo que me pregunto quién cuida de esos pacientes imaginarios y jamás he visto  ahí un solo camillero. Es decir, que intentando hacer la comparación con mi hospital, me resulta algo completamente irreal. Otra serie que vi y que me pareció un poco más creíble, sin perder de vista que es esencialmente ficción y que la trama se desarrolla en un país de primer mundo, aunque con la semejanza en la relación que intento establecer, de ser un hospital público, es E.R.

Por si no tuviéramos suficientes problemas en los Servicios de Salud, ahora otro asunto se ha detonado: La empresa SEGLIM por alguna razón ha liquidado a todo su personal. Al menos el de limpieza que trabaja en el HGDAV.

Sea porque ha quebrado (realmente o no tan realmente), debido a la extinción del outsourcing, a la falta de pago por parte de la secretaría o por revancha por haber sido exhibidos los dueños por los empleados por no haber cubierto oportunamente sus sueldos..

Como sea todo es un cochinero. Literalmente. No hay personal de limpieza en el hospital a partir del lunes 16 de agosto, escribo esto un día después, martes 17, de modo que todavía desconozco si ha habido alguna solución o seguimos, como ayer, casi hundidos en nuestro propia mugre.

Me parece muy curiosa la coincidencia en fechas, con el inicio del largamente anunciado despido de personal eventual de los S.S.O., mayormente del ramo administrativo. ¿Será realmente pura coincidencia?

Parte de ese cochinero es falta de organización y falta de voluntad. ¿No hay forma de contratar una cuadrilla de esos trabajadores despedidos para trabajar aunque sea por día? Los servicios sucios y los botes de basura rebosantes parecen confirmar que no, no pueden.

Ya sé que ese no es nuestro trabajo, pero, ¿la emergencia no amerita un poco de solidaridad? Detesto ese discurso simplista y comodino de que «es problema de la secretaría». ¡Caramba! ¡Si mi área de trabajo, donde atiendo a mis pacientes está sucia y no hay quien limpie, es mi problema! ¿Qué nos cuesta como trabajadores organizarnos para recoger y sacar la basura y limpiar un poco?

No estoy defendiendo a nadie, propongo hacer algo para resolver el problema en lo inmediato, por un tiempo  breve, la solución de fondo, de largo plazo, obviamente que compete a la secretaría, que debería actuar ya.

Sobre todo creo que es una buena oportunidad para aprender a no ensuciar o a ensuciar menos. En algunos servicios las enfermeras simplemente tiran al piso sin ningún miramiento empaques, gasas, algodones y piezas similares. Ya ni siquiera se fijan si el bote de basura está cerca, parece que eso ya ni les importa, la tiran y ya.

Entiendo cuando lo hacen en medio de una emergencia, pero no siempre lo es. Es solamente una muy mala costumbre que han adquirido y que continúan practicando sin ninguna consideración ni respeto para el personal de limpia. A veces apenas han terminando de limpiar el piso y ya hay otra vez basura regada. Es frustrante y sumamente desconsiderado de su parte.

Como sea, alguien limpia por aquí, alguien saca la basura por allá, se habilita a algunos para limpiar las salas de los quirófanos, aunque no sea ese su trabajo regular ni para el que fueron contratados, pero lo imperante es la apatía, creo que la mayoría de los compañeros lo perciben como algo ajeno a ellos. De hecho lo es, cuando la plantilla está completa, ¿y cuando no?

¡Ah, pero no se tratara de sus bonos, de su FAEC, porque entonces sí se movilizan! ¿Verdad? Para eso sí están buenos. Nada más que no se trate de trabajar y dar un pequeño extra al servicio porque ahí si, no le entran.

Pero quiénes somos nosotros, para juzgar.

Adrián Lobo.

adrian.lobo.om@gmail.com | facebook.com/adrian.lobo.378199

Últimas noticias

Oaxaca conservará 10 distritos federales para las elecciones del 2024 al 2030: INE; habrá reconfiguración poblacional en 4 distritos locales

Jaime GUERRERO OAXACA (#Pägina3.mx).- El Instituto Nacional Electoral (INE) realizó en Oaxaca el último Foro Estatal Informativo sobre la nueva...

Seis de siete candidatos a la gubernatura de Oaxaca firman pacto por las infancias

Jaime GUERRERO OAXACA (#Pägina3.mx).- Éste jueves, 6 de 7 candidaturas a la gubernatura de Oaxaca firmaron el Pacto por la...

Diputados disidentes de Morena en Oaxaca, justifican su fragmentación por “temas administrativos” y pero llaman a votar por Jara

Jaime GUERRERO OAXACA (#página3.mx).- Las y los diputados disidentes a la bancada mayoritaria del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena),...

La fotógrafa humanista Nadja Massün recibe homenajes post mortem de la escritora Tamara León, la historiadora Jessica Hubbard Marr

En el Museo Archivo de la Fotografía (MAF) se inauguró la exposición Encuentros Afortunados con 48 imágenes suyas  ...

Quizá te pueda interesar
Recomendaciones para ti