brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Asume la primera gobernadora de Chihuahua entre protestas de mujeres
Por Alianza de Medios
09 de septiembre, 2021
Comparte

María Eugenia Campos Galván tomó protesta como gobernadora de Chihuahua la noche de este miércoles desde Ciudad Juárez, donde dijo: ‘estoy aquí para poner orden en la casa

Por: Itzel Ramírez | Foto de portada: Gobierno de Chihuahua | La Verdad Juárez

La primera gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, asumió su cargo la noche de este miércoles entre manifestaciones de grupos de mujeres y colectivos ciudadanos que, desde el exterior del recinto de la toma de su protesta, le increparon durante todo su discurso a gritos de ¡Fuera Maru!, ¡No nos representas!, ¡Corrupta!, que pudieron escucharse incluso en la transmisión del evento.

Hoy tienen una gobernadora conocedora de la compleja situación en la que se encuentra nuestro estado, y quiero decirles que estoy aquí para poner orden en la casa”, dijo Campos Galván, quien decidió arrancar su gestión en Ciudad Juárez porque considera que será aquí donde iniciará la nueva historia de Chihuahua.

Ni el despliegue de policías estatales y municipales ni los cortes a la circulación de avenidas principales pudieron evitar la llegada de colectivas y organizaciones que se apostaron frente de la Plaza de la Mexicanidad, lugar que se acondicionó para que Campos jurara el cargo en sesión solemne del Congreso del Estado de Chihuahua.

A las mujeres les digo que los feminicidios en nuestro estado son una realidad lacerante que debe avergonzarnos”, expresó, “pero también nos debe mover urgentemente a actuar con justicia y dignidad”.

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN; los gobernadores de Durango, Michoacán, Querétaro y Yucatán, los exfuncionarios calderonistas Josefina Vázquez Mota, Mariana Gómez del Campo y Javier Lozano Alarcón, así como dirigentes religiosos, empresariales, militares, magistrados y otros políticos fueron algunos de los personajes que acompañaron a la gobernadora.

Igualmente le acompañaron los alcaldes saliente y electo de Juárez, Armando Cabada y Cruz Pérez Cuéllar, quienes -al igual que ella-, fueron acusados de haber participado en el esquema de financiamiento ilícito conocido como la ‘nómina secreta’ del exgobernador César Duarte.

Todos ellos fueron protegidos por vallas metálicas y por un despliegue de seguridad, con agentes estatales y municipales, superior incluso a los que se han hecho en las visitas del presidente Andrés Manuel López Obrador a la ciudad fronteriza.

A diferencia de otras tomas de protesta, en la de ayer estuvieron ausentes los ciudadanos de a pie, las organizaciones de la sociedad civil que, sin embargo, sí se apostaron a las afueras para manifestarse en contra de las acciones ya tomadas por la nueva gobernadora. En específico, las colectivas de mujeres se pronunciaron en contra de las modificaciones impulsadas por Campos para modificar la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) y de los Centros de Justicia para las Mujeres (Cejum).

Campos aprovechó la selecta audiencia para lanzarse contra su antecesor y compañero de partido, Javier Corral Jurado, quien estuvo también ausente.

Las instituciones, la justicia y la historia pondrán en su lugar a quienes acaban de abandonar la administración, pero no yo”, dijo la mandataria. Aseguró además que la fiscalía a su cargo no se dedicaría a alentar “obsesiones persecutorias” y que la administración de Corral había “engañado” con la situación financiera del estado.

Sabíamos que estábamos mal, pero la situación de quiebra en la que nos entregan el estado es mucho peor de la que nos dijeron”, mencionó.

La falta de obra pública, la contratación de deuda de corto plazo y el desperdicio de millones de pesos en medicinas caducadas fueron las condiciones en las que, indicó Maru Campos, se encuentran las instituciones de Chihuahua.

Dijo además que su gobierno seguirá con las investigaciones y procesos en contra del exgobernador Duarte, quien espera en Estados Unidos que se resuelva la solicitud de extradición hecha por México para que responda ante la justicia local.

La gobernadora dijo que su política haciendaria se basará en 10 puntos enfocados a mejorar las finanzas estatales:

Primero: A más tardar en tres años el Gobierno del Estado de Chihuahua tendrá un balance presupuestal sostenible, es decir, cero déficit.

Segundo: La disminución de la dependencia de los créditos de corto plazo, reduciendo el pasivo de corto plazo y estableciendo una relación justa y responsable con los proveedores del Estado.

Tercero: La puesta en marcha de un agresivo programa de ajuste presupuestal. Adiós al dispendio. Un eje rector del reordenamiento financiero será el control del gasto.

Cuarto: uno de los más grandes retos es el déficit en materia de pensiones. La administración 2021-2027 heredó un sistema de pensiones con un enorme faltante actuarial y presupuestario. Por lo que se plantea hacer adecuaciones que garanticen su viabilidad y disminuyan el déficit.

Quinto: la promoción activa de la inversión pública y la privada.

Sexto: el Gobierno del Estado, trabajará de cerca con organismos multilaterales para beneficiarse de su asistencia técnica y también acceder a sus esquemas de financiamiento.

Séptimo: La actuación del Gobierno de forma profesional, con capacidad técnica y transparencia, para que los financiamientos tengan las mejores condiciones del mercado.

Octavo: La regulación de los ingresos propios, para asegurar su mejor control y aprovechamiento con una nueva ley de derechos.

Noveno: Gestión activa del federalismo hacendario. Sacando el mayor provecho de las formulas y los fondos federales, y una gestión activa para traer más recursos a Chihuahua.

Decimo: por último, se anunció la creación del Consejo Hacendario”, se enumeró.

Igualmente, dijo que su gobierno se centrará en tres ejes: salud, desarrollo económico y la seguridad.

Quiero enviar un mensaje muy claro a los generadores de violencia, a partir de hoy se encontrarán con un estado fuerte”, afirmó Campos.

Antes, saludó a los militares que le acompañaron en el recinto, y dijo que se dignificaría la labor policial, además de que se instalaría la plataforma Centinela Chihuahua para lograr la pacificación de la entidad y hacerla la más segura del norte de país.

Igualmente, Campos se comprometió a renovar los albergues para mujeres, niñas y niños migrantes y para reactivar las estancias infantiles.

Aplausos, pide el Congreso

Al pie del monumento conocido como la “X”, colocado en la Plaza de la Mexicanidad, se montó el escenario en el que tomó protesta ante la presencia de la legislatura local que, como pocas veces, sesionó sin sistema electrónico, sin audio y sin monitores.

También se lanzó contra Corral el exfuncionario de Campos en el Municipio de Chihuahua Mario Vázquez, aunque ahora en su calidad de presidente del Congreso de la LXVII Legislatura.

Vázquez puso en el mismo lugar las últimas dos administraciones de Chihuahua para decir que en los últimos once años había habido gobiernos de latrocinio y confrontación estéril.

Para el primer día de gobierno de Campos, el gobierno federal designó como representante presidencial al secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, quien dio un discurso por momentos ignorado por Campos y Vázquez quienes platicaban mientas el funcionario hablaba.

Desde que el inicio y hasta el fin del evento, Mario Vázquez pidió en repetidas ocasiones que el Congreso aplaudiera a la recién llegada gobernadora, quien a su vez definió al titular del Legislativo como amigo y compañero de batallas.

Así, entre protestas y aplausos, comenzó el sexenio de la primera gobernadora de Chihuahua.

Comparte