brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Risa y melancolía en la 41 FILO
Por Comunicados
22 de octubre, 2021
Comparte
La y los escritores Daniela Tarazona (México), Juan Pablo Villalobos (México) y Alejandro Zambra (Chile), se reunieron en la mesa De risa y melancolía, donde hablaron de estos dos elementos como artefactos narrativos para contar la cotidianidad, como parte del Programa Literario de la 41 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). La escritora oaxaqueña Karina Sosa los acompañó como moderadora.
Villalobos, quien se ha distinguido por el humor en su literatura, comentó que “escribir es modular la distancia desde la cual ves algo, y con el humor es así”. Para él, la risa y su intensidad tiene que ver con la distancia del que se burla con respecto al objeto de lo que le causa gracia o con lo lejano que está de ser una tragedia. “Cuando alguien cae, no nos reímos hasta que notamos que no se hizo daño”.

Asimismo, señaló al tiempo como un importante actor para que algo pase a ser gracioso, por ejemplo, una relación amorosa fallida, cuyo recuerdo puede ser doloroso al principio, pero con el tiempo puede ser un anecdotario humorístico. “Ahora la comedia más común tiene que ver con la autoparodia, con reírse de uno mismo”. Dijo que esto es reciente, pues en décadas pasadas lo más común era la burla del otro.
 
“Es como la manera de pedir permiso para reírse de otros: primero me río de mí, ahora puedo hacerlo de los demás”. Señaló que en el stand up esto es muy evidente, y que también se está aplicando en la literatura. “La comedia inteligente es en la que ríes, aunque no sabes muy bien de qué estás riendo”.

“El que te hace reír se gana el derecho de hacerte llorar y viceversa. Es algo que tiene que ver con la confianza”, sentenció Zambra. Habló sobre escritores que, pese a su gran sentido del humor, terminaron mal sus vidas, como John Kennedy Toole, que se suicidó. “¿Entonces este humor no te salva?”, se preguntó ante esta aparente incongruencia.
 
Tarazona apuntó que ella ríe de lo que escribe, “llevas las cosas al límite es una manera de encontrarle la carcajada a las situaciones de desgracia”. También recordó algunos elementos que alimentaron su sentido del humor desde la infancia.

Una posterior conversación con el público, llena de recuerdos de caricaturas, historietas, libros y programas de televisión, concluyó esta mesa.
 Editoras feministas hablan en la 41 FILOEdición y feminismo  fue una de las mesas del programa virtual de la 41 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), que este año se lleva a cabo mediante actividades presenciales y en línea. Participaron en ella las escritoras y editoras Emily Gould (Estados Unidos) y Valeria Tentoni (Argentina), moderadas por la autora mexicana Isabel Zapata.
 
Gould habló de su experiencia al abrir una editorial que diera prioridad a las voces de las mujeres. “Lo más importante fue crear un espacio para narrativas de las subjetividades feministas, que no tuviera que ver con la visión general de la heterosexualidad, temas que no incluyeran tramas con hombres o amor romántico”.

Como editora en este proyecto, se sorprendió al ver la cantidad de textos con características muy específicas y del interés de ella y otras mujeres.  “Pensábamos que no existía en la literatura, y que es mucho más popular y reconocido ahora, me refiero a libros escritos por mujeres, que cuentan historias no convencionales, historias que están dentro de un mundo estructurado para heterosexualidad obligatoria, el capitalismo y las construcciones de éxito, o de un final feliz desde el capitalismo”.

“No privilegia la perspectiva de los hombres y sus historias, porque creo que hemos escuchado suficiente de sus historias”, dijo sobre una de las características principales de su proyecto editorial, que se abre paso en uno de los muchos ámbitos aún dominados por hombres.

Tentoni, en línea desde Argentina, dijo que como autora “mi propósito nunca es escribir literatura feminista. Creo que mi activismo es feminista, pero al escribir siendo mujer, inserta en un mundo que aún es desigual, y donde se te indica que hagas otras cosas que no sean la escritura es, per se, una actitud feminista.”

Sobre su papel como editora, mujer y feminista, apuntó “lo que hago como feminista, es pensar que el feminismo se puede vivir de muchas maneras, es un concepto flexible de igualdad. Por otro lado, lo que intento como escritora, editora y lectora feminista es leer a otras mujeres y darles su espacio, y no sólo a las que aún viven y son jóvenes, sino también a las que están en edad madura y no usan redes como nosotras”.
 
“Eso para mí es feminismo en acción”, dijo, y recordó también que en la revista donde labora fue abriendo el espacio a otras mujeres, llamando a más colaboradoras de tal forma que hubiera equidad, en un ambiente que inicialmente era de hombres en su mayoría.

La FILO busca ser un foro de diálogo y reflexión para todas y todos. Cada año en su programa ocupan un lugar muy especial los temas relacionados con las mujeres y sus distintas luchas.
Comparte