brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Activistas denuncian que retiro de bolardos carece de sustento técnico
Por Alianza de Medios
23 de noviembre, 2021
Comparte

Sin haber sido consultadas por el Ayuntamiento, organizaciones civiles denuncian que la remoción de 20 bolardos se dio sin fundamento técnico; activistas advierten sobre los riesgos de quitar el espacio ganado a peatones, personas con discapacidad y personas usuarias de vehículos no motorizados

Por: Daniel Cruz Cortés | Foto de portada: recuperada de @LupitaLeal_ | Lado B

“Hemos estado pidiendo al Ayuntamiento que nos demuestre los estudios técnicos que avalen el retiro de estos bolardos. Hasta el día de hoy, no lo hemos visto. Parece que el único consejo técnico que sigue el municipio y el alcalde, es el de [las y] los vecinos inconformes o el de los comerciantes inconformes”, señala Giovanni Zayas Franzoni, de la organización Ciudad Activa a LADO B, sobre el retiro de infraestructura de movilidad incluyente en Puebla que ocurrió este 19 de noviembre por parte del Ayuntamiento de Puebla.

Estudios que a decir de personal de la Secretaría de Movilidad (Semovi) municipal que fue consultado por este portal no han sido finalizados. Se buscó a los titulares de la Gerencia de la Ciudad y la dependencia citada, Adán Dominguez y Rubí Vázquez Cruz, respectivamente, incluso se habló con el área de prensa del Ayuntamiento, sin que hasta el cierre de edición hubiera una respuesta a la solicitud de entrevista, o una confirmación de la existencia de los estudios técnicos.

La única respuesta que ha dado Vázquez Cruz al respecto, fue que el plan del actual gobierno es hacer ‘una ciudad de diez’, para corregir lo que está mal, según lo dicho en entrevista a Milenio Puebla, el pasado fin de semana; no obstante, no dio a conocer si los bolardos quitados serán sustituidos ni cuántos más permanecen en lista de espera para su remoción.

Los bolardos en cuestión estaban ubicados en la 5 oriente esquina con la 4 sur, que tenían la utilidad de proteger a quienes día a día se mueven a pie o a través de vehículos no motorizados, ante el posible impacto de los transportes que ahí circulan.

De acuerdo con Vázquez Cruz, los mismos no cumplían con la Norma Técnica de Diseño e Imagen Urbana municipal, resultando desfavorable para quienes caminan por la zona, dijo en entrevista el pasado fin de semana. La decisión no consideró la opinión de organizaciones civiles como el Consejo de Participación Ciudadana de Movilidad de Puebla o Ciudad Activa.

“No hay justificación para retirar infraestructura de movilidad activa, si no se sustituye por una que mejore las condiciones de las personas más vulneradas. Si van a retirar bolardos, que los retiren, ¿pero cuál es la alternativa? (…) Si [esta remoción] representa una mejora para las personas que caminan y que pedalean en la zona, adelante (…) Si no hay una justificación técnica, no lo vamos a permitir”, puntualizó Zayas Franzoni.

Por su lado, Ana Paula Muñoz Fierro, presidenta del Consejo de Participación Ciudadana de Movilidad de Puebla, externó su preocupación a esta casa editorial, argumentando que, en lugar de haberse decidido retirar los bolardos, éstos debieron haber sido sustituidos por elementos correspondientes a un diseño proactivo de calles.

“[Se pudo haber] ampliado la banqueta y poner alrededor los bolardos (…) para transmitir aún mejor esta idea de decir ‘Este es un espacio para [las y] los peatones, para que la gente pueda existir de manera segura’, pero la solución para nada es quitarlos (…) Me parece desatinado (…) ”, asegura.

Al quitar estos elementos de seguridad vial, se abandona a peatones, ciclistas y a la gente que utiliza el transporte público, agregó.

Personal del área de comunicación de la Semovi dijo a esta casa editorial que la dependencia todavía no tiene el estudio técnico finalizado, razón por la cual desconoce si los bolardos serán reubicados o removidos permanentemente. Adelantó que el dictamen podría darse a conocer en los próximos días, aunque no especificó cuándo.

Sobre la supresión de las estructuras el personal sólo dijo que los bolardos en cuestión ya tenían afectaciones estructurales, debido a percances de vehículos.

A tres años de la muerte de Manu, gobierno no se interesa por movilidad incluyente

La remoción se dio tan solo dos días antes de cumplirse un año más de la muerte de Emmanuel ‘Manu’ Vara Zenteno, activista y funcionario que perdió la vida al ser impactado por un conductor de transporte público, mientras él iba en bicicleta a su lugar de trabajo, precisamente en el centro de la ciudad. Simbólicamente, el domingo 21 de noviembre también se conmemoró el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.

A propósito, familiares de Manu, activistas, legisladores y legisladoras locales y federales, se congregaron el domingo en el sitio de remembranza donde él falleció: en la 4 poniente, esquina con la 11 norte. Al evento acudieron las senadoras Patricia Mercado y Nancy de la Sierra, quienes acentuaron la urgencia por aprobar la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial en el Congreso de la Unión.

“Estamos muy decepcionados del Ayuntamiento (…) Es impresionante como estamos en este tercer aniversario de Manu (…), [quien tuvo] siempre la idea de mejorar la ciudad. Es triste [que en lugar] de estar celebrando su vida y su legado, tengamos que estar (…) evitando que el Ayuntamiento retire infraestructura pensada para la seguridad de las personas”, enfatizó Zayas.

En entrevista el activista reconoció que aunque hay prioridades de movilidad, el gobierno municipal optó por retirar estas estructuras de seguridad vial: “Es ridículo que (…) se enfoquen en bolardos. Aunque estén bien o mal puestos, hay prioridades más urgentes, que atender las quejas de un puñado de vecinos”, insiste.

Ana Paula se suma al sentimiento de desencanto, y afirma que las autoridades no han aprendido nada durante todo este tiempo. Asegura que todas las decisiones de movilidad deben tomarse partiendo desde el interés de salvaguardar vidas y no de reconocer si la infraestructura es del gusto de automovilistas o de quienes poseen negocios en lugares aledaños: “Es un asunto de vida o muerte”, sostiene.

Y es que, a nivel nacional, Puebla capital fue la segunda ciudad con mayor cantidad de víctimas mortales por accidentes de tránsito en 2020, con 70, solo por debajo de Culiacán, Sinaloa, de acuerdo con cifras del Inegi. También se detalla que a nivel estatal, ocurrieron 210 siniestros en todo el año.

“[El gobierno municipal] no puede darse el lujo de jugar con la vida de sus habitantes, cuando [incluso] la OMS ya declaró que los incidentes viales son una pandemia; una que ha tomado más vidas que el COVID (…) A eso se agregan también las muertes ocasionadas por enfermedades respiratorias causadas por la contaminación del aire”, agrega.

Denunció que la administración local sigue comunicando la infraestructura de movilidad incluyente con mitos y prejuicios, tomando decisiones sin consultar a la ciudadanía, privilegiando a las minorías que utilizan automóviles y poniendo en riesgo la vida y seguridad de las mayorías que viajan en otros medios de transporte, especialmente las más vulnerables.

Pasó sin consenso

Sin previo aviso las autoridades locales tomaron la decisión de retirar los bolardos. No sólo no se le comunicó a la sociedad civil, sino tampoco al Consejo de Participación Ciudadana de Movilidad de Puebla.

Quien tampoco fue informada, fue la diputada panista Guadalupe Leal Rodríguez, titular de la Comisión de Desarrollo Urbano y vocal en la Comisión de Transportes y Movilidad de la LXI legislatura.

Mediante una conversación telefónica, la legisladora contó a LADO B que, hasta el momento, la administración de Rivera Pérez no ha contestado sus solicitudes de información respecto a los motivos por los cuáles se quitaron dichas estructuras de metal, ni a los pronunciamientos que ella emitió a través de redes sociales.

Ante esa negativa, Leal Rodríguez pidió a Eduardo Rivera que firme y se comprometa con los acuerdos ciudadanos, como fue el caso del Manifiesto Por Una Mejor Ciudad, el cual no ha sido firmado por el edil hasta el día de hoy.

Guadalupe Leal recordó que la movilidad segura, incluyente, accesible, eficaz y de calidad, es un derecho consagrado en el artículo 4 constitucional, por lo tanto, al retirarlos, el gobierno municipal podría contravenir la Carta Magna misma, sentencia.

Los retos aumentan

Esta misma semana, Vázquez Cruz recibirá a colectivos y organizaciones de movilidad, entre ellos el Consejo Ciudadano de Movilidad y Ciudad Activa, según estableció Rivera Pérez la mañana del 22 de noviembre, aunque no especificó dónde ni cuándo tomaría lugar esta junta.

Giovanni Zayas confirma que participará en dicha reunión, una vez que sepa cuándo será, recalca. En ella pedirá nuevamente que se comparta el dictamen técnico que sustente la remoción de estos primeros 20 bolardos y los que siguen, y buscará una reunión directamente con Rivera Pérez, con el objetivo de exigir que se adhiera a los compromisos del Manifiesto Por Una #MejorCiudad, que busca principalmente hacer cumplir lo planteado en el Manual de Calles de la Secretaría de Desarrollo Territorial (Sedatu) federal.

Otra de las asistentes a la sesión será Ana Paula Muñoz, quien adelanta que buscará la construcción de un diálogo responsable con el departamento de Movilidad y la Gerencia Municipal, dirigida por Adán Domínguez.

Aunque se sostuvo una reunión con las y los regidores que integran la Comisión de Infraestructura, Movilidad y Servicios Públicos, el mismo día que se iniciaron a remover los bolardos, esta será la primera interacción con Rubí Vázquez y Adán Domínguez, afirma.

Sin embargo, no pensó que la primera interacción con autoridades se daría en condiciones de incertidumbre: “Creo que ningún colectivo de movilidad esperaba que este fuera el primer acercamiento del Ayuntamiento con la temática (…) Eso no quiere decir que no nos hayamos preparado, (…) [ya se veía venir] la narrativa de ‘corregir el rumbo’ [en la que se] incluye quitar la infraestructura de la administración anterior”.

Pero menciona que les gustaría que esta fuera una corrección de infraestructura en donde se dijera: ‘existe esta infraestructura y la podemos mejorar y la podemos corregir’. “Más que corrección, parece un borrado”, apunta.

Ver más: https://www.ladobe.com.mx/2021/11/activistas-denuncian-que-retiro-de-bolardos-carece-de-sustento-tecnico/

Comparte