brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
La «Patrulla del Amor» muestra las entrañas de la policía en Ciudad de México
Por Alianza de Medios
19 de noviembre, 2021
Comparte

La nueva película del director Mexicano Alonso Ruizpalacios cuenta la historia de Teresa y Montoya, dos policías que nos sumergen en una de las instituciones más controvertidas de México, la policía de la capital del país

Texto: Richard Godin | PIE DE PÁGINA

Foto: Tomada del trailer oficial

CIUDAD DE MÉXICO.- En primer lugar, el sonido de varias patrullas parpadea en la pantalla. Rojo, azul. Rojo, azul. A continuación aparece el poema del policía ganador del Tercer Concurso Regional de Poesía Policial : “Oirás las sirenas cantando / Más y más cerca de aquí / Reza que no estén cantando / Esta noche para ti”. Y entonces comienza la película: una inquietante mezcla entre documental, ficción y realidad. A través de la historia de Teresa y Montoya, una pareja de policías mejor conocida como la «patrulla del amor», Alonso Ruizpalacios presenta una auténtica investigación sobre el mundo de la policía en México.

María Teresa Hernández Cañas tiene 34 años y lleva exactamente la mitad de su vida en la policía. Si eligió esta profesión, fue por vocación. Su padre repudia a su hija que, según él, ha elegido una profesión reservada a los zopencos. Sobre todo, no quiere verse amenazado si ella es víctima de los muchos abusos sexuales que sufren las mujeres policías por parte (entre otros) de sus superiores. Para Teresa, el trabajo pronto se convirtió en una desilusión. Las comisarías están degradadas, los vehículos estropeados, el sueldo es una miseria comparado con los peligros a los que se enfrenta. “Todos aquí tenemos miedo de la calle, pero bueno, lo hacemos”, dice ella. El negocio puede volverte loco y eso es lo que le ocurrió a Montoya antes de conocer a su futura esposa. Procedente de un barrio pobre y violento, convertirse en policía le es un orgullo familiar. Pero no puede soportar la humillación y el odio que sufre como policía. Más fuertes juntos, a Teresa y Montoya les seguimos en su vida de pareja en privado y en la patrulla.

La película es la historia de la «patrulla del amor», pero también de la policía mexicana en la Ciudad de México, cuyas entrañas se analizan a través de cinco partes. En particular, el mayor problema de este sistema disfuncional: la corrupción. La de la policía con los ciudadanos, pero también dentro de la propia organización (con el pago de 10 pesos al día por un buen chaleco antibalas, con el pago a un compañero para agilizar el procedimiento). Hay muchos ejemplos en la película, que termina con una flagrante demostración de prevaricación que llevará a Teresa y Montoya a dimitir en 2019.

También está la cuestión de los medios de que dispone la policía (por ejemplo, la falta de una unidad médica) ante el gran número de delitos. Pero también policías «buenos» y «malos». Los que, como Teresa, utilizan guantes de látex por su cuenta para dar a luz a una mujer que no tiene ayuda médica. Y los que no hacen más que buscar a alguien para multar («buscar la papa»). Como muy bien explica Teresa : “Si me pagan por hacerlo, y si no lo hago, me siguen pagando, mejor hago que no lo hago. Es la realidad”.

La película es brillante en su mezcla de géneros cinematográficos y en su construcción narrativa. El trabajo de un policía se examina con gran detalle sin caer nunca en la violencia innecesaria.

El tercer largometraje del director Mexicano fue el ganador del Oso de Plata a la Mejor Contribución Artística en la Berlinale de 2021. Teresa y Montoya, que sólo aparecen realmente en pantalla al final de la película, están interpretados por los increíbles Mónica del Carmen y Raúl Briones.

“En marzo de 2019, iniciaron un proceso de inmersión en la vida de los policías mexicanos. Durante 101 días, se infiltraron en distintas academias, siguieron a policías en sus patrullajes diarios y ensayaron para interpretar a los oficiales Teresa y Montoya”. Una experiencia que seguimos a través de las reacciones de los dos actores que grabaron en sus teléfonos el asombro de que la formación sólo dure 6 meses, la mayoría de personas que quieren ser policías por el dinero, la presencia de personas frágiles que quieren ser más fuertes entrando a la policía. También vuelven a vivir el terror de lanzarse a una piscina desde una altura de 6 metros. Un calvario del que Raúl Briones hace una analogía con la policía : “Es una sensación de abandono y de vértigo… de hacia allá voy. Y llega un punto en el que sientes que es eterno y que nunca vas a tocar el agua. Y siento que eso es ser policía”.

Una película de policías, Alonso Ruizpalacios, con Mónica del Carmen (Teresa), Raúl Briones (Montoya), María Teresa Hernández Cañas, José de Jesús Rodríguez Hernández, México, 2021, Dur. : 107 mins.

https://www.cinetecanacional.net/php/detallePelicula.php?FilmId=1000005557&Source=1

Leer más:

Comparte