Los retos de Francisco Martínez Neri ante el “tiradero” heredado por Oswaldo García

0
74

MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN 

Los bloqueos ahorcan a capitalinos y municipios conurbados, es un día sí y uno no. La problemática de la basura medio que se arregló y existe el riesgo de que revivan el problema porque aún no está resuelto al 100%. Los camiones recolectores todavía siguen algunos sin combustible.

 

Mientras el inútil alcalde capitalino Oswaldo García Jarquín ya desapareció prácticamente de la ciudad de Oaxaca de Juárez, que de acuerdo con lo que se escucha en los pasillos del Palacio Municipal, el señor vive en la ciudad de Puebla.

 

García Jarquín, el peor alcalde que ha tenido Oaxaca de Juárez emanado del partido Movimiento de Regeneración Nacional, huyó sin pagarle a los trabajadores sus aguinaldos, dejó un tiradero con los ambulantes que han generado una gravísima ingobernabilidad en la ciudad, amén de las calles destrozadas, la falta de alumbrado público y los semáforos sin funcionar.

 

Y la alta inseguridad que creció alarmantemente en el centro de la ciudad, la colonia Reforma y la periferia, donde el robo de vehículos y a transeúntes es recurrente, lo peor es que los delincuentes cometen sus fechorías a mano armada y no hay policías para detenerlos, por donde le busquemos, no hay cosas positivas que reconocerle a García Jarquín.

 

Este es parte del adverso panorama que el próximo 1 de enero de 2022 recibirá el alcalde electo Francisco Martínez Neri, sabe que de entrada a su presupuesto le mocharon $20 millones de pesos que le otorgaron como adelanto a Oswaldo García para medio solucionar el problema de la basura.

 

Un reto gigantesco.

 

El primer año de su mandato será complicadísimo porque no hay dinero que alcance ante tantos problemas, aunque el edil electo Neri ha dicho que antepondrá el diálogo como la forma por excelencia de resolver conflictos, puesto que las democracias se caracterizan por la resolución de los conflictos, no la ausencia de ellos, siempre con respeto, tolerancia y en apego a las leyes.

 

A ello le agregaríamos sí al diálogo, pero debe ir acompañado de soluciones, porque de nada sirven las aspirinas, si al rato vuelven las broncas como el caso del Sindicato Independiente 3 de marzo, que se supone había sido solucionado el problema, donde incluso intervinieron funcionarios del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, y ayer instalaron los bloqueos nuevamente afectando a cientos de capitalinos porque no les han pagado el aguinaldo.

 

La ciudadanía está cansada, harta de tantos bloqueos. Y miren en qué fechas, cuando el turismo está llegando a la capital oaxaqueña y lo primero que encuentran son los “benditos bloqueos”. Eso ahuyenta a las y los turistas, es uno de los tantos temas en los que deberá poner especial atención Martínez Neri.

 

Cierto que Neri se ha estado reuniendo con diversos sectores de la capital oaxaqueña, desde el empresarial con las diversas cámaras de comercio, hasta con los comerciantes de la Central de Abasto, otro foco rojo por la alta inseguridad que se registra en ese territorio sin ley.

Y ahí lo primero que le pidieron los de la Alianza del Mercado de Abasto es resolver el problema de la inseguridad y la limpieza, por supuesto, la reactivación de esa plaza comercial donde mucha gente dejó de asistir por el temor a ser asaltados.

 

Por ello hace unos días, el mismo Neri reconoció que es un “calvario” lo que tendrá que enfrentar al tiempo de hacer un llamado “urgente” a las autoridades estatales y federales, así como al Congreso del Estado para que todos le entren a la solución de los conflictos de la ciudad.

 

Porque tiene enfrente también el enorme reto de resolver adeudos del Fondo de Pensiones laudos laborales, la problemática en las calles y una deuda que se estima asciende a $300 millones de pesos, por ello no ha descartado la práctica de una auditoría a la administración de García Jarquín que sería lo más viable y correcto.

 

“Desde ahora y al Congreso hago un llamado para que pongan los ojos en los asuntos que tiene el municipio: pensiones, laudos y desde luego en las calles y en el basurero municipal que está por estallar”, soltó el edil electo quien tendrá que buscar y moverse en todos los ámbitos de gobierno para conseguir recursos.

 

Así que no esperen que el primer año del gobierno municipal sea color de rosa, viene complicado por la falta de recursos, también tiene que reactivar un plan para recuperar la cartera vencida por pago de impuestos municipales como el pago del predial, agua potable, basura, etc., más la deuda por más de $300 millones de pesos que le hereda Oswaldo García Jarquín.

 

Creo que Neri no sabe si reír o llorar. Tiene que sacar del agujero a la capital oaxaqueña.

 

En fin.

 

HAGAN COOPERACHA PARA CONSULTA DE REVOCACIÓN DE MANDATO

 

Sin duda alguna el Instituto Nacional Electoral (INE) se la rifó con eso de posponer la consulta para la revocación del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador por falta de recursos lo que desató una andanada de críticas contra el organismo autónomo y su presidente Lorenzo Córdova Vianello a quien le llovió en redes sociales por parte de funcionarios federales de la 4T, por supuesto, por indicaciones de AMLO.

Solo que al servidor público que le reviraron en redes sociales su crítica contra los consejeros del INE por tener salarios desorbitantes, fue nada menos que al presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Genaro Villamil, el otrora periodista crítico recalcitrante, quien percibe un salario de $141 mil pesos mensuales de sueldo bruto y $98 mil 268 pesos netos (Bajo Reserva de El Universal).

 

Le salió el tiro por la culata.

 

Y hasta se mofaron con eso de que todos los funcionarios públicos de la 4T, hagan la coperacha para sacar la consulta pública, y darle gusto al presidente López Obrador. Ninguno ha alzado la mano, no son tontos ni tontas.

 

“Coopelas o cuello”, soltaron la carrilla en Twitter.

 

“Que quede muy claro: no se trata de una suspensión del proceso o de una negativa a cumplir con las obligaciones constitucionales del INE. Se trata de un acuerdo que busca dotar de certeza plena a este ejercicio inédito de participación ciudadana”, estableció el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello.

 

El Consejo General, haciendo los máximos esfuerzos de ajuste y estableciendo metas de ahorro, “logró concretar una bolsa de apenas mil 503 millones de pesos, que resulta insuficiente para llevar a cabo un proceso de la amplitud, calidad y magnitud que se prevén en la ley federal en la materia, y que implica un costo de $3 mil 830 millones de pesos, con los que el INE simplemente no cuenta, dadas las decisiones tomadas por la mayoría legislativa”.

 

¡No hay lana!, por tanto, ¡No hay consulta!, así de sencillo le reviraron a AMLO.

 

Y el presidente López Obrador no se quedará con las manos cruzadas, va contra los seis consejeros nacionales del INE que aprobaron posponer la polémica consulta contra la revocación del mandato e incluso el tema llegará hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: María Nivón Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX 

Leer más:

Los retos de Francisco Martínez Neri ante el “tiradero” heredado por Oswaldo García