“Malacatera”: muñecas tradicionales que revalorizan la diversidad cultural de Oaxaca

0
354
“Malacatera”: muñecas tradicionales que revalorizan la diversidad cultural de Oaxaca
  • Dánae de 24 años de edad es diseñadora  de modas internacional y elaboró su propia marca de muñecas

    Diana Manzo

    Oaxaca, Oax.(página3.mx).-   Cada trazo de la muñeca malacatera  es diverso como lo son las ocho regiones de Oaxaca. Dánae Ernolt Ochoa es un joven de 24 años de edad creadora de muñecas tradicionales de tela cuya intención es revalorizar la diversidad cultural de su estado natal, Oaxaca, donde habitan 19 de las 68 etnias del país.

    Malacatera es la marca registrada de muñecas tradicionales, que Dánae confecciona en su pequeño estudio ubicado en el centro de Oaxaca,  y la nombró así como un homenaje a las mujeres mixtecas de Jamiltepec  que habitan en la costa oaxaqueña.

Las hay de piel negra, media y clara y todo va de acuerdo a la vestimenta y al colorido de cada etnia; los accesorios también cuentan, todo detalle es impecable porque se asemeja al vestuario original de cada cultura de este estado sureño de México.

“Cuidamos todos los detalles, no se trata de una producción en serie, sino es personalizada” explica la joven oaxaqueña quién señala que para confeccionar cada muñeca o muñeco tarda de uno a dos días y para el vestuario entre tres a cinco días.

Comprar una muñeca malacatera es llevarse un pedazo de Oaxaca, explica la joven creadora, que junto con su madre Claudia Ochoa y sus abuelos Arturo Ochoa y Teresa García le dedican más de 15 horas de su vida para realizar cada una de ellas.

Cada trazo se  elabora primero  en papel para después trasladarlo a la tela, y aunque son parecidas porque todas llevan trenza, cada una lleva un toque singular, que le da un valor y sentido de pertenencia único.

Cada muñeca mide un aproximado de 32 centímetros. Dánae y su familia han elaborado más de un centenar de muñecas a lo largo de un año, tiempo en que lleva este negocio que ha alcanzado una distribución internacional hasta el continente europeo.

Malacatera  es una marca registrada. Las muñecas se ofertan dentro de una caja impresa con una leyenda que dice así: “Esta muñeca te representa a ti, y a todas las niñas de las diferentes comunidades” y se distribuyen de forma física  en dos negocios locales de la ciudad de Oaxaca, el resto es de forma virtual.

“Quisimos hacer una producción que revalorice lo nuestro, que las niñas que compren nuestras muñecas conozcan la historia e identidad de Oaxaca ”, indicó y  también señaló que lleva dentro instrucciones para mirar un tutorial a través de sus páginas, con la intención de que las niñas y niños aprendan más sobre la cultura de la muñeca que compraron y tomen el valor a cada prenda.

“Queremos que las niñas y niños además de saber de su cultura de Oaxaca, aprendan de  la vestimenta,  porque eso es identidad, eso distingue, y no debe permitirse plagios y mucho menos que destruyan las prendas, eso ya no, ahora toca resaltar su valor, protegerla y cuidarla”.

Los atuendos de Huautla de Jiménez y el Istmo de Tehuantepec son los más solicitados, al igual que la edición especial de los danzantes, que fue adquirida de forma masiva.

 

El color, la diversidad y la vida que toma cada muñeca es fruto de la creatividad de Danae conjugado con lo que aprendió en las aulas y la práctica escolar, cuyo objetivo fue elaborar ropa tradicional oaxaqueña, pero nunca imaginó que en muñecas.

“Me siento satisfecha de que lo que estudié como diseño de modas, ahora tenga un fin revalorizador y de conservar una cultura, y  me siento muy feliz”, dijo.

Cada malacatera tiene un valor de 600 pesos. El sueño de la joven delgada, de pelo negro y sonriente es vender  sus muñecas en  supermercados y tiendas de juegueteria; y mientras llega ese día, los pedidos son en linea a través de Facebook MALACATERA y en Instagram: MalacateraOax.