Mientras secretario de Salud presume que finanzas sanas y cero deuda; en el Congreso piden su renuncia y cárcel por corrupción

0
103
Juan Carlos Márquez Heine,

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Mientras el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Juan Carlos Márquez Heine, presumió que dejará cero deuda a la próxima administración en el pago de terceros institucionales que hasta el ejercicio 2020 acumulaban un monto de 9 mil 537 millones de pesos, en la tribuna del Congreso local pidieron su renuncia y cárcel por presuntos delitos de corrupción, saqueo y muerte por despido de personal médico.

Durante su comparecencia ante la Comisión Permanente de Salud de la LXV legislatura local, el secretario de Salud adelantó que para el 2022, de los 12 mil 027 millones de pesos autorizado, tres mil 924 millones serán utilizados para el proceso de saneamiento de las finanzas públicas.

Resaltó que, debido a la indisciplina financiera de las dos administraciones anteriores (llámese Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo), los Servicios de Salud habían generado adeudos históricos que, al cierre del ejercicio 2020, acumulaban un monto de nueve mil 537 millones de pesos, de los cuales el 96% correspondían a terceros institucionales (ISSSTE, FOVISSSTE, SAT).

Explicó que en 2021 se logró implementar estrategias para frenar el endeudamiento, entre ellas, la no renovación de contratos de personal eventual que no contaban con una fuente de financiamiento para cubrir sus pagos, con lo que se logró optimizar los recursos para el pago de terceros institucionales de dicho ejercicio.

Además, se identificó disparidad entre contratos médicos y se tomaron acciones con 50 procedimientos jurídicos y cinco renuncias a plazas otorgadas de manera irregular.

En síntesis fueron despedidos alrededor de tres mil trabajadores de salud y se entregó el Hospital de la Mujer y Niño Oaxaqueño al ISSSTE como pago de 2 mil 438 millones de pesos que adeudaba el gobierno estatal.

A pesar de que la entidad atravesó dos olas de contagios por covid-19, esta administración cerró con cero adeudos a terceros institucionales, logrando reordenar algunos servicios generales, como limpieza, vigilancia y arrendamiento de inmuebles, declaró.

Reconoció que “gracias a las gestiones del gobernador y el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como del titular del INSABI, Juan Ferrer, se ha logrado subsanar parte del déficit financiero histórico de los Servicios de Salud de Oaxaca e iniciar la recontratación del personal eventual sin cobertura presupuestal.

Por su parte, el diputado de Morena, César Mateos Benítez, exigió que el secretario de Salud, Juan Carlos Márquez Heine, “vaya a prisión por los presuntos delitos de corrupción, saqueo y la muerte de personas ocasionadas por falta de personal médico en hospitales públicos en Oaxaca”.

De igual forma, recriminó la falta de transparencia en el uso de los recursos públicos, el desabasto de medicamentos y las nulas acciones en beneficio de la población durante la pandemia por covid-19, en la entidad.

“Usted secretario ha contribuido con creces a que continúe la tragedia oaxaqueña. Usted tiene sangre en las manos. En la historia de Oaxaca, el nombre de usted ya está ligado de manera inseparable a la corrupción, al saqueo, a la muerte. Usted, secretario, debería estar en la cárcel, como el criminal que es”, puntualizó.

Y Cuestionó a Márquez Heine sobre el despidió de casi tres mil personas de los equipos médico y de enfermería en plena pandemia, hecho que calificó como un acto criminal de parte del servidor público.

Por su parte, la legisladora Adriana Altamirano Rosales señaló incapacidad y desabasto de la dependencia encargada de procurar, atender y garantizar la salud de las y los oaxaqueños.

“Faltan unidades médicas, personal médico, hay corrupción en el ámbito administrativo y en almacén hay medicinas caducas o prontas a caducar, por qué están estos medicamentos guardados y los centros de salud vacíos”, sentenció.

El diputado Leonardo Díaz Jiménez consideró el informe del secretario como inapropiado “es una burla lo que presenta, el abandono en los centros de salud es evidente, la red hospitalaria es insuficiente e ineficiente, tenemos que ser vigilantes y responsables, la invitación secretario es saber en qué se han ejercido los recursos”.

Y la legisladora Lizett Arroyo Rodríguez expuso al secretario que, por los carentes servicios de salud en el estado, el mal manejo de la pandemia, y el nulo apoyo integral a las familias oaxaqueñas que necesitan a causa del cáncer “el pueblo de Oaxaca lo reprueba, hoy quiero decirle que renuncie, no es apto para estar al frente”.