Tres jóvenes mixes truncan su sueño, fueron a trabajar a EU y los matan; familiares exigen justicia

0
586
Tres jóvenes mixes truncan su sueño, fueron a trabajar a EU y los matan; familiares exigen justicia

Diana Manzo

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).-  En el mes de septiembre del 2021, Abimael Jiménez, Herminio e Isauro Martínez abandonaron su hogar en Tepuxtepec Mixes, Oaxaca y migraron a los Estados Unidos en busca de una mejor vida; pero su sueño se truncó y el pasado 20 de febrero fueron hallados sin vida con signos de tortura en Phoenix, Arizona, denunciaron sus familiares.

Los tres jóvenes llevaban cinco meses en Phoenix Arizona y laboraban como jardineros, lavaplatos, limpia pisos y lava autos, los últimos mensajes que sus familiares recibieron es que cambiarían de hogar porque les estaban ofreciendo mejor sueldo y trabajo, por lo que el 20 de febrero viajaron con destino al condado de Colorado, pero no llegaron, kilómetros antes fueron asesinados, sin que hasta el momento se haya esclarecido el crimen.

Abimael Jiménez tenía 16 años, es el mayor de tres hermanos y no pudo continuar sus estudios por la pobreza y la marginación, por lo que para mejorar su vida familiar decidió migrar sin pensar que encontraría la muerte narra su primo Zaqueo Bautista Martínez.

«Mi primo se fue porque mi tía, su madre, es una mujer de escasos recursos, él es el mayor de tres hermanos», enfatizó al señalar que Abimael hubiera preferido estudiar, pero le tocó trabajar y ahora lo mataron, por lo que dijo «eso es injusto, pareciera que la vida del migrante en Estados Unidos no vale nada».

Tepuxtepec Mixes es un municipio localizado en la sierra norte de Oaxaca, en este lugar la migración se ha vuelto una forma de vida para obtener ingresos para sus 5 mil habitantes; Abimael era de la cabecera municipal y Herminio e Isauro de la agencia municipal de Llano Crucero.

“Estamos muy tristes y conmocionados, y para darles traerlos a casa y darles digna sepultura hay que pagar 18 mil dólares por cada uno” dice Zaqueo detrás del teléfono al señalar que los cuerpos de los tres jóvenes aún permanecen en la morgue de Arizona sin poder ser repatriados debido al alto costo que implica.

Para Zaqueo quién también migró de su comunidad y ahora vive en la Ciudad de México, este asesinato es el reflejo de lo que viven muchos jóvenes indígenas en las comunidades, quienes tienen que abandonar sus casas para trabajar porque no hay otra alternativa, trucando sus sueños de ser profesionistas.

“Ningún joven debe morir por alcanzar sus sueños, pero las condiciones de vida en las comunidades indígenas no lo permiten, no alcanzan los recursos y además, los programas sociales tampoco son parejos para todos, por ejemplo en Tepuxtepec no reciben los beneficios del programa Sembrando Vida y jóvenes construyendo el futuro, porque se los dan a conveniencia y a unos cuantos, y eso es injusto, no hay apoyo para mejorar la vida, pero lo triste es que al salir encuentres la muerte, como ocurrió con estos tres jóvenes”, expresó.

Joaquín Galván, activista mixe denunció a través de las redes este hecho e informó que desafortunadamente esta situación es de tristeza, porque no es justo que tres jóvenes que hayan salido de sus hogares para mejorar su vida tengan que regresar porque los mataron.

“Estamos muy consternados y pedimos la ayuda de las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores, así como del Instituto oaxaqueño de Atención al Migrante para que regresen a sus hogares y también se investigue a detalle lo que ocurrió, no es posible que los migrantes sigan siendo estadística, no queremos impunidad en este triple homicidio”, externó.

Al respecto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) exigió justicia por el asesinato de estos tres jóvenes e informó que mantiene comunicación con sus familiares, para brindarles la asistencia necesaria para la repatriación de los cuerpos.