Piden clemencia para Melissa Lucio, la primera latina que será ejecutada en EEUU

0
58

De origen mexicano, Lucio dice ser inocente del homicidio de su hija de dos años, por el que fue condenada a muerte en 2008 en un proceso parcial.

A Melissa Lucio le quedan pocos días de vida y cientos de abrazos que no ha podido darles a sus 14 hijos en los últimos 180 meses. Tiene 53 años y espera -para el próximo 27 de abril- ser ejecutada en una cárcel de Texas por el homicidio en 2007 de su hija de dos años, lo que la convertiría en la primera mujer latina en recibir la pena capital en la historia reciente de Estados Unidos.

De origen mexicano y con innumerables antecedentes de violencia sufrida en su niñez y juventud, ella se dice inocente y pide clemencia, y en eso coinciden legisladores de los partidos Demócrata y Republicano, decenas de activistas, abogados independientes, organizaciones civiles como Innocence Project, e incluso cinco de los jurados que la sentenciaron en 2008, hoy arrepentidos por ese fallo.

“Hay expertos reconocidos a nivel nacional que han revisado las pruebas, los archivos en el caso de Melissa, y ellos están de acuerdo en que en el juicio se presentaron testimonios falsos”, dijo a ALTO NIVEL Sandra Babcock, una de las abogadas de Lucio, académica de la Escuela de Derecho de la Universidad de Cornell y miembro del Centro sobre la Pena de Muerte en el Mundo de esa misma casa de estudios.

Mariah Álvarez, la hija de Melissa que el 15 de febrero de 2007 tenía dos años, sufrió en esa fecha una caída en una escalera, lo que provocó su muerte horas después debido a un trauma cerebral. Se trató de un accidente, a decir de su madre y de expertos forenses, aunque la Policía y el fiscal de Distrito del Condado texano de Cameron señalaron que el deceso fue producto de maltrato.

En el proceso penal, el juez de la causa no permitió que los jurados escucharan los testimonios de médicos que consultó la defensa, quienes ratificaban que la muerte de la menor se derivó de las lesiones sufridas por la caída.

Además, tampoco se mostró la evidencia sobre la coerción recibida por Melissa en su interrogatorio policial, e igualmente se negó a los jurados conocer que esta mujer latina había sufrido violencia sexual e intrafamiliar desde pequeña, lo que la hizo susceptible de responder a la Policía, tras largas horas de presión, que quizás ella había provocado la muerte de su hija.

Cuando fue detenida, Lucio estaba embarazada de gemelos, durante más de seis horas no recibió ni siquiera un vaso de agua, mientras tres agentes policiacos le gritaban para que admitiera como de su autoría las lesiones que presentó Mariah.

Esta nota fue publicada originalmente en Alto Nivel y se reproduce con autorización del medio.  https://www.altonivel.com.mx/actualidad/piden-clemencia-para-melissa-lucio-la-primera-latina-que-sera-ejecutada-en-eeuu/  (Nota completa)