Candidato a gobernador de Oaxaca, propone desaparecer partidos políticos que no cumplan con su función social

0
77

Jaime GUERRERO 

 

OAXACA (#página3.mx).- El candidato a la gubernatura de Oaxaca por el Partido Nueva Alianza, Bersahin López presentó un Decálogo para la “Refundación de Oaxaca” que busca reorganizar la vida política del estado y en cuya propuesta destaca el desparecer a los partidos políticos que no cumplan con su función social.

 

Esas propuestas pasan por una serie de reformas constitucionales-

 

En conferencia de prensa, el candidato del PANAL puntualizó que su decálogo constará de 10 compromisos para la refundación del estado, para no depender de los políticos tradicionales, y que sean los representantes de las comunidades, quienes encabecen las instituciones.

 

Explicó en conferencia de prensa, que su planteamiento considera desparecer a los partidos políticos que no cumplan con su función social; jubilar sin privilegios a los políticos de siempre, y castigar con penas ejemplares a los responsables del desfalco a Oaxaca. 

 

Expuso categórico, que los nuevos tiempos demandan cambiar el rostro de la política y del ejercicio de gobierno, «hay que dignificarlos porque los políticos de siempre lo han manchado con la tinta del engaño, de la corrupción y de la impunidad».

 

En compañía de Angélica Juárez, presidenta de Nueva Alianza Oaxaca, anunció los puntos clave para la Refundación de la entidad, que considera su rescate económico, social, cultural y gubernamental, del secuestro que sufren de políticos insensibles. 

 

«Hoy les digo, que a pesar de todo lo que se dice, no debemos de confiar en un partido que nos ha robado la esperanza, tampoco en el que nos ha saqueado por años; hoy mirándoles a los ojos, les digo que la política todavía nos permite ser honorables en el decir y en el actuar y se los vamos a demostrar», subrayó Bersahín López. 

 

 

El primer punto se buscará dignificar la política: ser honorables en el decir y en el actuar. Usar la política como vehículo para mejorar la calidad de vida de las y los oaxaqueños bajo la máxima de que la política es para servir y no para servirse.

 

El Estado tendrá funcionarios públicos honorables y capaces: oaxaqueños honestos y con grandes perfiles.

 

Como tercer punto se comprometió a jubilar sin privilegios a los políticos de siempre; cuatro, se dará confianza a los proyectos con presencia en las comunidades de Oaxaca y que estén cercanos a la gente.

 

Cinco, crearán un nuevo Orden Constitucional Local y los migrantes contarán con un diputado en el Congreso de Oaxaca; seis, que los partidos políticos tengan función social o desaparezcan.

 

Siete; se reorganizará la Administración Pública Estatal; se descentralizará el presupuesto en favor de las comunidades, municipios y regiones.

 

Ocho, habrá un rediseño del sistema municipalista y su relación con los poderes del estado.

 

Nueve, habrá castigos y penas ejemplares para quien o quienes resulten responsables del desfalco a Oaxaca y como punto diez todas las voces, todas las comunidades, todos los derechos.

 

En tanto, la dirigente de NAO planteó a la ciudadanía, a las comunidades indígenas y afromexicanas, a los institutos políticos, al sector productivo, a las universidades, a la comunidad cultural y deportiva, a las asociaciones civiles, y a los medios de comunicación, a que reflexionen sobre la lamentable realidad que atraviesa nuestro estado y que se unan a la “Refundación Política, Social y Pública, del presente y del futuro de las y los oaxaqueños”.

 

Enfatizó que es urgente hacer un alto en el camino y mirar hacia el porvenir, pero con detenimiento y conciencia. Es momento de repensar el futuro que queremos para Oaxaca, pero con profundo respeto al estado de derecho y a nuestra cultura. Es necesario plantear una nueva alternativa de gobierno, en la que se sacudan y eliminen prácticas del viejo sistema político.

 

El evento contó con la participación de líderes de las comunidades indígenas y afromexicanas del estado, que han coincidido con el proyecto turquesa y ha apoyado una alternativa de gobierno, bajo el lema “si hay de otra”.