Pleito en hotel desató asesinato de guía de turistas y jesuitas en la Sierra Tarahumara

0
20

Los cuerpos de los sacerdotes y guía de turistas fueron recuperados; la Fiscalía de Chihuahua informó que el multihomicidio en el templo de Cerocahui y la privación de personas son dos hechos distintos, aunque ambos son atribuidos a José Noriel Portillo Gil, alias ‘El Chueco’; precisó que secuestrados no son turistas

Por Rocío Gallegos / La Verdad y Raúl Fernando Pérez / Raíchali

Los cuerpos de los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como del guía de turistas Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez, asesinados el lunes 20 de junio en el templo de Cerocahui, fueron localizados la tarde de este miércoles en la zona conocida como Pitorreal, ubicado entre San Rafael y el poblado de Creel, en la Sierra Tarahumara.

El Fiscal General de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte informó en conferencia de prensa que se logró localizar los cuerpos sin vida de las tres víctimas y se aplicó el protocolo de recuperación.

Antes, en un mensaje grabado en video desde Cerocahui, en el municipio de Urique, la gobernadora del estado de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, anunció, cerca de las 16:00 horas, que recuperaron los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y del guía de turistas.

Declaró que la identidad de los cuerpos fue confirmada por la Fiscalía General del Estado (FGE) mediante medicina forense, sin abundar en más detalles.

En la conferencia de prensa, ofrecida pasadas las 18:00 horas en la ciudad de Chihuahua, el fiscal Fierro Duarte dio a conocer que por las diligencias efectuadas por un equipo multidisciplinario se pudo establecer que el multihomicidio en el interior del templo de Cerocahui y la privación de personas en esa comunidad son dos hechos distintos, aunque ambos casos ocurrieron el lunes 20 de junio y son atribuidos a José Noriel Portillo Gil, alias ‘El Chueco’.
‘Privados de la libertad no son turistas’: fiscal Fierro

Indicó también que las personas privadas de la libertad no son turistas sino dos hermanos habitantes de esa comunidad, a los que identificó como Paul y Armando B, quienes presuntamente fueron atacados en su vivienda. El lunes se dio a conocer que también una mujer y un infante habían sido secuestrados; sin embargo, se logró establecer que se encuentran sanos y salvo con familiares.

Sobre la discrepancia entre los datos aportados en la conferencia de prensa de la tarde de este miércoles y los difundidos desde que se reportó el hecho, el funcionario la atribuyó a obstáculos que se presentaron en el flujo de la información en la sierra.

“Quiero precisar que la distancia, la orografía y la dificultad en la comunicación obstaculizó el flujo de la información y ante naturaleza de los casos debimos esperar para dar a conocer datos precisos”, afirmó.
Secuestro, por un partido de beisbol

El fiscal dijo que tras las investigaciones realizadas se pudo establecer que el primer hecho se registró cuando José Noriel Portillo Gil, alias ‘El Chueco’, arribó a un domicilio de Cerocahui en busca de Paul B, habitante de la comunidad.

Días antes se había llevado a cabo un partido de beisbol en el que participó un equipo que ‘El Chueco’ patrocinó y tras haber sido derrotados se generó una disputa con el otro equipo en el que participó Paul B. y su hermano Armando B.

De acuerdo con las versiones de diversos testigos, expuso el Fiscal, al arribar al domicilio, ‘El Chueco’ detonó un arma de fuego en contra de Paul y privó de la libertad a Armando B., y prendió fuego a la vivienda.

Fierro Duarte precisó que la mujer y el infante que inicialmente se reportaron como privados de su libertad, son habitantes de Cerocahui y tienen un vínculo con Paul y Armando; sin embargo, “ellos se retiraron del lugar sanos y salvos, y ya se tuvo comunicación con los familiares, quienes reportaron que se encuentran bien”.

“Es así que las personas privadas de la libertad son habitantes del lugar y no turistas y seguimos buscándolos”, afirmó.
Conflicto en hotel desató multihomicidio en templo

El segundo hecho, que ocurrió horas más tarde, se desató en un hotel del Cerocahui, donde según algunos testigos, “Pedro P., un conocido guía de turistas, interactuó con ‘El Chueco’ y fue privado de la libertad”, dijo.

Las declaraciones recogidas por la autoridad ministerial, indican que el hombre escapó y llegó golpeado y herido al templo del pueblo, donde fue auxiliado por los dos religiosos. Los tres fueron privados de la vida por arma de fuego por el grupo de criminales encabezado por ‘El Chueco’, quienes además se llevaron sus cuerpos.

Sin embargo, la tarde de este miércoles, durante los operativos y barridos en la zona conocida como Pitorreal, se logró localizar los cuerpos sin vida de las víctimas, informó.

Ante estos hechos, el funcionario dijo que la Fiscalía de Chihuahua ofreció hasta cinco millones de pesos “a quien o quienes aporten información veraz, eficaz, eficiente y útil que conduzca directamente a la captura de José Noriel Portillo Gil”, también conocido como ‘El Chueco’.

Este es señalado como el posible responsable del asesinato de estas tres personas, además de otros homicidios y el delito de delincuencia organizada.

Leer nota completa: https://laverdadjuarez.com/2022/06/22/pleito-en-hotel-desato-asesinato-de-guia-de-turistas-y-jesuitas-en-la-sierra-tarahumara/