Salud mental: en manos de los autores del último fraude por venta de insulina

0
53

Las empresas Eli Lilly y Compañía-México; Laboratorios Cryopharma; Probiomed y Laboratorios Pisa fueron sancionadas por inflar los costos de insulina utilizada para atender la diabetes mellitus. Ahora, Laboratorios Pisa son el principal proveedor en México de medicamentos para tratar la salud mental

Texto: Ricardo Balderas / PODER Latam  | Editado por Fernanda Hopenhaym y Elena Arengo

Foto: Hugo Cruz/ Archivo Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- El esquema fue relativamente sencillo. Bastó con cuatro empresas dispuestas a lucrar con la vida de personas que viven con una enfermedad progresiva, un acuerdo entre las mismas firmas para inflar los costos de medicamentos y un sistema de contrataciones públicas deficiente que permitió a las empresas hacerse con más de 182 millones de pesos.

De este modo, en 2010, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) comprobó que las empresas Eli Lilly y Compañía-México; Laboratorios Cryopharma; Probiomed y Laboratorios Pisa, habían conspirado durante los años 2003 a 2006 para eliminar la competencia en las licitaciones e inflar desproporcionadamente los costos de insulina humana (utilizada para atender la diabetes mellitus, la enfermedad más mortal para los mexicanos). Los derechohabientes y las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fueron los principales afectados.

Según el reporte de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), en manos de PODER, la empresa en donde participó directamente el abogado coludido identificado como Carlos Arturo Villaseñor López: “obtuvo ganancias indebidas” y millonarias de 2003 a 2006. La resolución de dicho fraude no fue pública hasta 2010 y tuvo como resultado una multa superior a los 21.5 millones de pesos (poco más de un millón de dólares). Y no fue hasta 2020 que la Presidencia de la República intentó expulsar a estas empresas del listado de licitantes.

En respuesta, como se narra en el documento de COFECE, las farmacéuticas implicadas no argumentaron inocencia en el juicio, sino que apelaron por una reducción de la multa que en palabras de Eduardo Pérez Motta, presidente de la COFECE, representó la pena máxima que permite la ley.

En este esquema, al señor Carlos Arturo Villaseñor López no se le conoce una sanción de manera pública y los laboratorios PISA lograron, en tan sólo 10 años, dejar pasar el escándalo por la venta a sobrecosto de tratamiento para leucemia a convertirse en el principal proveedor en México de medicamentos para tratar las neurodivergencias.

Según se explica en el expediente de COFECE en manos de PODER: “El patrón de posturas demostró que la alternancia en las posiciones ganadoras y perdedoras no podía darse como una simple coincidencia, sino que requirió de un acuerdo colusorio, en el que participó directamente Carlos Arturo Villaseñor López por orden de Laboratorios Pisa, S.A. de C.V.”.

Sobre los propietarios de dicha firma y su posible responsabilidad por las licitaciones fraudulentas de su empresa, nada se dijo. La denuncia y multa de COFECE iban solamente dirigidas directamente al abogado en cuestión y a la razón social de la farmacéutica.

Cinco años después de haber sido multados y sancionados por COFECE, el actual Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez (en ese entonces alcalde de Guadalajara) premió al dueño de dicha firma con la medalla al Mérito Empresarial del Gobierno de Tlajomulco de Zuñiga, también en Jalisco. Es decir, mientras el Gobierno Federal pudo comprobar que la empresa había lucrado con la vida de miles de personas que viven con una enfermedad crónica, el Gobierno de Jalisco le lavaba las manos al corporativo.

Leer nota completa: https://piedepagina.mx/salud-mental-en-manos-de-los-autores-del-ultimo-fraude-por-venta-de-insulina/