Seguirá en la cárcel el agresor de María Elena Ríos: “Merece una sentencia condenatoria”

0
32
Diana MANZO

Oaxaca, Oax.- María Elena Ríos vivió días de tensión y miedo porque su agresor J. A. V. C., acusado de tentativa de feminicidio, podría salir libre.

Fueron horas de angustia asegura, pero finalmente la juez de la sexta sala penal, María del Rosario Zúñiga Fuentes, confirmó el auto de vinculación a proceso; es decir, continuará en prisión.

“Merece una sentencia condenatoria”, enfatiza la joven saxofonista de 28 años de edad, quien ha vivido un calvario en medio de una cadena de injusticias desde que fue agredida con ácido el 9 de septiembre de 2019.

La cadena de injusticias es extensa, desde lo legal hasta su protección, pues el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas le disminuyó las medidas de seguridad pese a que aún uno de sus agresores está prófugo.

María Elena Ríos denunció que su agresor la quiso matar y lo peor fue que también intentó sobornar a los magistrados Arturo León de la Vega, y Ángel Alejandro Torres y la magistrada Elizabeth Roxana López Luna.

“Gracias a mi abogada Diana Cristal pudimos lograr la revinculación a proceso, porque este señor no debe salir; al contrario, se le debe dictar una sentencia condenatoria, quiso matarme y todavía soborna a los magistrados”, expresó.

Lograr la ratificación del proceso de su agresor no fue nada fácil, María Elena tuvo que denunciar en sus redes sociales, dar una conferencia de prensa y también denunciar ante la Cámara de Senadores, y fue entonces cuando se logró la ratificación a proceso de su agresor.

“Es una constante la corrupción y la falta de sensibilidad de las autoridades, no podía creer cuando me dijeron que mi agresor podría quedar libre; eso no es posible, lo que ahora importa es que se dicte sentencia y que las autoridades detengan al último de mis agresores, ese señor está libre y yo estoy en peligro”, señala.

 

*Una protección a medias

Han pasado 30 meses desde que María Elena fue rociada con ácido, infinidad de tratamientos ha llevado para lograr una reconstrucción física y emocional.

No ha sido nada sencillo; sin embargo, María Elena ha encontrado también que alzar la voz la vuelve defensora de sus propios derechos humanos.

En julio del año pasado ingresó al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y periodistas; sin embargo, el 4 de abril pasado le notificaron la reducción de protección federal, que significa que solo tendrá seguridad mínima, por lo que apeló sin resultado favorable.

“Soy defensora de mi propio proceso, a veces siento declinar, pero volteo y veo mucha injusticia, entonces sigo, y sigo para exigir justicia, por ahora se logró la revinculación a proceso, pero sigue más, por eso pido al magistrado Arturo Saldívar que me ayudé”.

A pesar de que han sido días duros, también le impresiona que establecer estos lazos sólidos ante un sistema que mata podrá generar pequeños cambios para vencer toda una batalla.

“El subsecretario de Gobernación, Encinas, dice que ya me dio respuesta, pero no veo claro, el Mecanismo me ha reducido la seguridad y eso me pone en la mira, seguiré insistiendo, por lo pronto ya tenemos un triunfo con la ratificación del proceso para mi agresor principal”, recalcó.

María Elena está agradecida por la ayuda que se le ha brindado y asegura que está viva gracias al apoyo colectivo y solidario que le ha brindado la ciudadanía y algunos funcionarios federales en esta lucha por encontrar justicia.