Tres días después de Agatha y la ayuda no llega a Zipolite, Oaxaca

0
206

Diana Manzo

Zipolite, Oax.- La fuerza del huracán Agatha impactó severamente en Zipolite, Oaxaca, la única playa nudista del país considerada un paraíso libre, la cual se encuentra incomunicada desde el pasado lunes cuando este fenómeno natural tocó tierra en territorio oaxaqueño.

El mar fue el único testigo de todo lo que pasó cuenta Oralia Hernández Ramos, una de las mil habitantes quién perdió todas sus pertenencias al igual que la mayoría de los ciudadanos y comerciantes de este lugar considerado mágico.

“La ayuda no llega a Zipolite” habla la mujer mientras recorre su cocina y su cuarto, y muestra que nada quedó, aunque su único consuelo es que sobrevivió al igual que su hijo de 14 años de edad.

“Necesitamos comida, ropa y que nos ayuden a limpiar nuestra casa”, explica Oralia, quién junto con sus vecinas tuvieron que salir caminando en busca de alimentos y poder llegar a Puerto Ángel donde compraron alimentos, que además denunciaron están caros.

Zipolite es una comunidad, que pertenece a Pochutla, Oaxaca, el municipio donde Agathá impactó el pasado lunes y donde los servicios de energía eléctrica y telefonía están suspendidos.

Llegar a este destino turístico es encontrarse con caminos en mal estado, las cuales están siendo rehabilitadas por la autoridad local y personal del ejercito mexicano a través del plan DN-3.

Pero el destino turístico en sí, quedó devastado. El mar es el único testigo de lo que pasó dice María Méndez, dueña del restaurante El caracol y quien tristemente limpia su espacio, quitando los troncos caídos y las palmas rotas que dejó el pasó del huracán.

“Todo mi patrimonio de 35 años se fue, nos quedamos sin nada, ahora toca levantarnos de nuevo, Agathá llegó con fuerza, arrasó con todo y mira, nos dejó solos”, explica.

María coincide con Oralia que ninguna ayuda ha llegado a esta zona. “Mira, todo está tirado, nos duele ver todo esto, necesitamos la ayuda de las autoridades, estamos incomunicados, no hay nada aún”.

Los turistas que se quedaron varados, recorren la playa y otros están desesperados porque no se han podido comunicar con sus familiares. En este lugar no hay decesos de acuerdo a sus propios habitantes.

Viridiana, es artista visual y lleva dos días sin saber nada de su familia, está desesperada, espera que pronto la telefonía y la red eléctrica se reestablezcan.

“Los vientos soplaron fuertemente, el mar parecía enojado y justo después de la tormenta venimos a recorrer la playa y vimos todo tirado, es triste ver cómo este bello lugar quedó en la nada”, lamenta.

Mientras ve pasar las horas, la joven observa el mar y también se asombra de la cantidad de basura que hay y reflexiona que es necesario hacer conciencia de la grave contaminación que los humanos hacen al medio ambiente.

• Llega a la costa el gobernador oaxaqueño y el Secretario de la Defensa Nacional

Alrededor del medio día, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa acompañado del Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, para iniciar un recorrido por los pueblos afectados por Agatha.

Oaxaca está de luto recalcó el mandatario Oaxaqueño, Alejandro Murat por las 11 personas que fallecieron y 22 personas desaparecidas tras el paso de Agatha.

E informó que un helicóptero de la Marina se dirigió a Santiago Xanica con 200 despensas para las familias damnificadas de esa comunidad asentada en la sierra sur de Oaxaca.

Agatha ya es depresión tropical, sin embargo, la nubosidad todavía permanece en la zona, y se esperan precipitaciones durante los próximos días. Las clases en la región de la costa y sierra sur continuarán suspendidas.

Los damnificados hacen filas para comprar alimentos especialmente en las cabeceras municipales como son Pochutla, Huatulco y Puerto Escondido, Oaxaca.