Por presiones políticas liberan a autoridades de Atatlahuca vinculadas a ataques armados que dejaron 2 muertos, 5 desaparecidos y 132 familias desplazadas

0
44

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El presidente municipal de San Esteban Atatlahuca, Rogelio Bautista Barrios y el síndico hacendario, Carlos Reaño Sandoval, acusados de ataques armados que dejaron dos muertos, cinco desaparecidos y más de 100 casas incendiadas, fueron liberados en menos de 24 horas por el Juez de Control en la causa penal 066/2022 al calificar de “ilegal la detención argumentando que los policías aprehensores no fijaron de manera correcta el lugar de la detención”.

Este hecho confirma que “en Oaxaca prevalece la impunidad privilegiada por el Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado, ya que existen los jueces de consigna”, afirmó el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, Maurilio Santiago Reyes.

Recordó que el pasado viernes 22 de julio del 2022, aproximadamente a las 09:00 horas, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones detuvieron al síndico hacendario de San Esteban Atatlahuca, Carlos Reaño Sandoval, en el Barrio San Diego de Tlaxiaco, Oaxaca.

Posteriormente fue capturado el presidente municipal de San Esteban Atatlahuca, Rogelio Bautista Barrios, quienes fueron puestos a disposición y trasladado al penal de Tanivet y ese mismo día se realizó la audiencia de control para que el juez de control los dejara libres la madrugada del sábado 23 de julio del 2022.

Cabe referir que los imputados están acusados del delito de homicidio del señor Isidoro Hernández que fue asesinado el día 23 de octubre del 2021 por disparos de arma de fuego en  inmediaciones de Mier y Terán, San Esteban Atatlahuca y que también están señalados en otras carpetas de investigación de hechos violentos efectuados el día 21, 22, y 23 de octubre del 2021 en la comunidad  de Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndoyonoyuji, San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco, Oaxaca.

Resaltó que “la liberación de estas personas se efectuó por presión política, ya que autoridades y vecinos de San Esteban Atatlahuca mantuvieron una reunión con diferentes autoridades del gobierno del estado entre ellos el Secretario General de Gobierno, solicitando la liberación de los señores Carlos Reaño Sandoval y Rogelio Bautista Barrios”.

Cabe recordar que las autoridades municipales de San Esteban Atatlahuca son señalados de perpetrar ataques armados los días 21, 22 y 23 de octubre del 2021 en las comunidades de Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndoyonoyuji, San Esteba Atatlahuca, donde quemaron más de 100 casas, asesinaron a dos personas y desaparecieron a cinco personas más.

Además, 132 familias se encuentran desplazadas ante el temor de ser atacados nuevamente como amenazaron con hacerlo el pasado 23 de julio.

Por esta razón, el 23 de diciembre del 2021 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) notificó al Estado Mexicano la medida cautelar número MC-1050-21 a favor de familias desplazadas de las comunidades indígenas de Guerrero Grande y Ndoyonuyuji y Mier y Terán.

Tanto los beneficiarios de Medidas Cautelares y el Centro de derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas afirmaron que “con este hecho queda acreditado que en Oaxaca prevalece la impunidad y se privilegia a los grupos políticos y económicos que negocian y amagan por medio de la amenaza y la violencia”.