Feminicidios y desapariciones de mujeres opacan la fiesta de Murat durante la Guelaguetza

0
115

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Pese a los millonarios contratos publicitarios que pagó el gobernador Alejandro Murat Hinojosa para promoverse durante la Guelaguetza, las protestas de activistas y victimas de violencia feminicida lo alcanzaron al exhibir que en su gobierno han sido asesinadas 670 mujeres y mas de mil 800 se encuentran desaparecidas.

En el primer Lunes del Cerro o Guelaguetza la saxofonista María Elena Ríos Ortiz mostró desde las gradas del auditorio una manta con la consigna “Oaxaca Feminicida” y que le valió que la Secretaría de Seguridad Pública la desalojara coartando de esa manera su libertad de expresión.

Otra protesta que se viralizó en las redes sociales fue durante el desfile de delegaciones que se realizó la tarde del sábado 30 de julio en víspera de la Guelaguetza cuando una mujer vestida de tehuana chamaqueo al gobernador para tomarse una foto.

La mujer portaba una cartulina con la leyenda “Oaxaca lo tiene todo” y cuando el gobernador accedió a tomarse la fotografía, la tehuana tiró esa cartulina que cubría a otra con la denuncia: “666 feminicidios feminicides” y aunque el equipo de seguridad intentó quitárselo sin lograrlo.

El gobernador al darse cuenta avanzó sonrojado por el enojo al ser nuevamente exhibido como un gobierno feminicida.

Además, frente al emblemático templo de Santo Domingo, mujeres de diversas organizaciones y colectivas oaxaqueñas protestaron con un performance llamado “Mujer Oaxaqueña para denunciar la violencia feminicida en el estado”.

La cita para el encuentro en la explanada de Santo Domingo fue a las 16:00 donde más de 50 mujeres extendieron una manta de aproximadamente 23 metros con la frase “Oaxaca feminicida”.

Hasta ese momento se tenía un recuente de 666 mujeres asesinadas durante el gobierno de Alejandro Murat, sin embargo, ese mismo día mataron a tres mujeres durante un ataque armado contra habitantes de Santa Cruz Mitlatongo y otra en Tlacolula de Matamoros, cifra que se elevó a 670.

El llamado a la acción política fue para acuerpar las luchas de otras mujeres como la de María Elena Ríos que el lunes pasado fue expulsada violentamente del auditorio Guelaguetza ya que como forma de protesta y exigencia de justicia sacó una manta donde se leía “Oaxaca femincida”.

Se mencionó también la lucha de Soledad Jarquín, que a 4 años del asesinato de su hija sigue sin obtener justicia para Sol.

“La Guelaguetza en un Oaxaca Feminicida. No nos callaran !Van a volver, van a volver las balas que disparaste van a volver, la sangre que derramaste la pagarás y las mujeres que asesinaste no morirán, no morirán!”, posteó la activista y periodista.

Y agregó: “Dicen que no se puede tapar el sol con un dedo. Ayer a Murat le abollaron la corona y le quitaron la sonrisa. Esta claro. En su sexenio que está por morir, no hizo política pública se prevención de la violencia machista. Y hay señalamientos de que protegió a más de un victimario. Las protestas seguirán,. Porque el daño está hecho. Hasta hoy 667 asesinatos violentos de mujeres en esta entidad. Y el junior soñando con ser presidente”.

Al finalizar la octava de los Lunes del Cerro en su versión matutina, Murat Hinojosa se justificó que su administración incentiva las manifestaciones siempre que se hable de la igualdad de la mujer.

Respecto a las protestas, se dijo respetuoso de la libre manifestación y que es aliado para promover que exista igualdad y no haya violación a la integridad física de las mujeres, sin embargo, durante su sexenio hubo un desdén en la aplicación de le ley a los presuntos feminicidas.