Desmiente Fiscalía de Oaxaca que la enfermera localizada muerta en la Mixteca se le hayan sustraído órganos y a su bebé

*Tampoco fue localizada en una clínica, sino en inmediaciones de un río de San Miguel Tequixtepec.

0
718
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Fiscalía General de Oaxaca desmintió que al cuerpo de la enfermera Nancy Hernández Fuentes, quien apareció muerta en la región Mixteca de Oaxaca, se le hayan extraído órganos y a su bebé, ya que se encontraba con siete meses de embarazo.

La Fiscalía descartó “que al cuerpo de la víctima se le hayan extraído órganos, ni el producto y que tampoco fue hallado en una clínica, como describe la versión que circuló en diferentes medios de información y redes sociales”.

Cabe recordar que la enfermera Nancy Hernández Fuentes desapareció el sábado 17 de septiembre alrededor de las 18:00 horas, cuando se encontraba en la terminal Taxqueña en la Ciudad de México desde donde viajaría con destino a Cruz Grande, Guerrero; sin embargo, nunca llegó a su destino.

Días después fue localizado el cuerpo de la enfermera Nancy Hernández Fuentes, de 35 años de edad y con 30 semanas de embarazada, en inmediaciones de un río de la comunidad de San Miguel Tequixtepec, en la región de la Mixteca de Oaxaca.

Según la carpeta de investigación 32275/FMIX/NOCHIXLTLAN/2022, la Fiscalía General de Oaxaca inició una exhaustiva investigación, con perspectiva de género y bajo el Protocolo Ministerial, Policial y Pericial del Delito de Feminicidio en el estado de Oaxaca.

Mencionó que en días pasados, autoridades de San Miguel Tequixtepec reportaron el hallazgo de un cuerpo sin vida de una mujer -quien estaba embarazada- a quien localizaron en inmediaciones de un río en la referida demarcación, situación que propició la intervención  de la Vicefiscalía Regional de la Mixteca.

Luego de realizar el levantamiento del cuerpo, que fue sometido a estudios en materia pericial y se realizó la necropsia de ley; sin embargo, «en apego a las leyes vigentes y por su calidad de víctima, el resultado de la misma está reservado”.

Posteriormente, el 22 de septiembre, familiares de la víctima reconocieron el cuerpo y tras realizar los trámites legales, la Fiscalía hizo entrega del mismo, en tanto que la investigación sigue en curso.

Antes de desaparecer, Nancy publicó en su muro de Facebook fotografías de su embarazo y posteo que esperaba con ilusión a su hija Sofía:

“Y mientras espero tu llegada, imagino tu rostro, tus ojitos. Sueño con tenerte entre mis brazos y amarte con todo mi corazón”.

Esto nunca sucederá porque una fue asesinada y la otra no nació.