“Llevamos 15 días esperando un permiso de 7 días”: Migrantes varados en Tapanatepec piden a México dejarlos llegar a la frontera norte

0
38

Diana Manzo

Tapanatepec, Oax.- Han pasado 15 días desde que Carlos, migrante venezolano llegó a esta ciudad oaxaqueña ubicada en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec y aún no recibe su Formato Migratorio Múltiple, que es un permiso que entrega el Instituto Nacional de Migración (INM), que les permite una estancia legal en territorio nacional.

“No es justo que nos tengan 15 días varados, no es justo porque el permiso que nos dan es de 7 días, en este tiempo ya hubieramos llegado a la frontera, o quizá ya estuviéramos en Estados Unidos, y no, seguimos acá en Tapanatepec, esperando una respuesta que vemos imposible”, denunció.

Así como Carlos, hay otros 12 mil migrantes, de los cuales el 80 por ciento son de origen venezolano, y el resto llegaron de Guatemala, Nicaragua, Colombia, Ecuador, República Dominicana e incluida la India y África.

Desde el pasado 5 de agosto, el INM instaló una oficina móvil en una cancha de futbol de este municipio, en donde los migrantes tienen que anotarse en una lista, la cual lleva 15 días sin emitir un permiso, por lo que la situación es preocupante y tensa.

“Tenemos 15 días varados acá y no nos resuelven nada, se ha terminado todo nuestro dinero, y para sobrevivir tenemos que pedir en las calles, vender algunos productos, esto realmente es una calamidad”, denunciaron.

La odisea para llegar a Tapanatepec no es nada sencillo, 20 kilómetros antes , en el poblado de Corazones, una fila de taxis y motocicletas conducidos por los lugareños se aprovechan de esta situación.

Esperan ansiosamente trasladar a los migrantes y les cobra entre 200 y 350 pesos por persona, pero el migrante tiene que rodear el sitio para evitar ser detenido por agentes migratorios a bordo de una unidad del Instituto Nacional de Migración (INM).

“Llegar al puesto migratorio no es nada sencillo, nos asaltan o bien tenemos que cruzar pantanos y unas lagunas, pero eso no es lo peor, lo peor es que nos cobran precios elevados, hay más de cincuenta motos y una veintena de taxistas esperandonos, y a ellos migración no les dicen nada, a ellos les permiten que nos cobren y que abusen de nosotros”, señalaron.

Otros migrantes dijeron que ante la situación que están viviendo, prefieren ser deportados, porque se les ha terminado el dinero que traían.

Las calles de Tapanatepec están llenas de personas, por todos lados hay venta de alimentos, en las paredes de las casas hay letreros de renta de casas, cambio de dólares y hasta cortes de cabello, que es una de las actividades que más demanda tiene.

Los bancos y las tiendas están saturadas. La autoridad municipal que encabeza Humberto López Parrazales señala que la derrama económica es alta, oscila en 200 millones de pesos en estos tres meses.