Con marcha, mujeres oaxaqueñas denuncian sexenio de impunidad de Alejandro Murat Hinojosa y exigen justicia ante los 715 feminicidios

0
49
  • Concluye Alejandro Murat Hinojosa su sexenio con 715 Feminicidios y 1,994 mujeres víctimas de desaparición
  • Exigieron a Salomón Jara asumir los derechos de las mujeres como agenda de primer orden en su proyecto de gobierno, pues de otro modo “no habrá Primavera Oaxaqueña”

 En el marco de la Jornada de Indignación contra el Estado Feminicida, que se llevó a cabo para conmemorar el Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer, diversas colectivas, asociaciones civiles, organizaciones sociales, feministas y familiares de víctimas de feminicidio, de manera conjunta se movilizaron para colocar sobre la mesa la impunidad y complicidad sexenal y exigir Justicia para todas.

Durante el trayecto de la marcha, que partió del Atrio de Santo Domingo de Guzmán hacia la Catedral, las mujeres lanzaron consignas y pegaron siluetas de mujeres en las calles  para recordar la ausencia de las 715 mujeres víctimas de feminicidio, cuyos casos siguen en total impunidad.

“¡Alto a la desaparición de mujeres”, “¡No más huérfanas y huérfanos por feminicidios!”, “acordamos seguir vivas”, fueron algunas de las consignas que se escucharon por las principales calles del Centro Histórico por donde se manifestaron alrededor de 300 mujeres.

A cinco días de la transición gubernamental, las activistas y mujeres indignadas valoraron la administración de Alejandro Murat Hinojosa como  un sexenio de simulación, corrupción y complicidad con feminicidas, en el cual no se hizo nada que garantizara la vida y la seguridad de las mujeres.

Durante la marcha, encabezada por familiares de víctimas de feminicidio y desaparición forzada, lamentaron que la  indiferencia de Murat y complicidad hayan costado la vida de las mujeres y que el incremento de la inseguridad también haya impactado en  la desaparición de mujeres.

Al término de la marcha leyeron un pronunciamiento, suscrito por 34 organizaciones y familiares de víctimas de feminicidio, donde acusaron que el 30 de agosto del 2018, la Secretaría de Gobernación emitió Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Oaxaca ante la gravedad de la situación.

“Sin embargo, ésta sólo fue utilizada con fines mediáticos”, afirmó Tania Santillán,  de la Unión Campesina Indígena Oaxaqueña Emiliano Zapata (UCIO-EZ) y una de las voceras de esta actividad.

“Ninguna acción contundente para la erradicación y sanción de las violencias contra las mujeres; desde ese entonces 498 mujeres han sido víctimas de feminicidio, 1,672 de desaparición”, denunció al finalizar la marcha.

Mientras otras de sus compañeras llevaban a cabo una performance de manera simultánea, las voceras recalcaron que para las mujeres oaxaqueñas este es un  sexenio de luto.

“Murat celebra su sexenio, para nosotras es un sexenio de luto. Nosotras le reprochamos su complicidad frente a la violencia, a los feminicidios y la desaparición de mujeres en el Estado. No hay nada que celebrar, en Oaxaca inunda el dolor, el duelo y la tragedia de todas y cada una de las familias que sufren el impacto de que hallan asesinado a una mujer, una hija, una madre, una hermana, una esposa, una amiga”, afirmó Sofía Martínez de la Red de Mujeres para una vida libre de Violencia.

“A Murat no le importó Oaxaca ni mucho menos la vida de las mujeres, no destinó recursos, ni echó a andar ninguna política pública para garantizar los derechos de las mujeres al aborto seguro, hubo retrocesos en materia de paridad; en cambio priorizó los recursos para sus fiestas y promoción turística que abonó a la gentrificación”; afirmó Melisa Martínez de la Colectiva Chicatanas.

Y enlistó algunos de los casos de  víctimas que incluso –algunas- han tenido que buscar justicia a escala internacional; en ese contexto recordó casos como el de la saxofonista Elena Ríos, el de Aidé Hernández, Irma Galindo,  María del Sol Cruz Jarquín y el Rosa Isela Leyva Mendoza y María Cruz Zaragoza, además de la desaparición forzada de Claudia Uruchurtu, entre cientos más, donde la impartición de justicia ha sido la gran ausente.

“Estamos hartas e indignadas de despertar todo los días con la horrible noticia de que una mujer fue asesinada, que encontraron partes de un cuerpo tiradas en algún lugar baldío o algún basurero, que desapareció una niña, joven o mujer y dos días después es encontrada muerta o madres que hasta el momento no encuentran los cuerpos de sus hijas”, afirmó Wendy Juárez de la Universidad de la Tierra (Unitierra).

Además, condenó la violencia a identidades no binarias, quienes son víctimas de la lacerante violencia patriarcal de manera cotidiana.

Por su parte, la co-directora de Consorcio Oaxaca, Yésica Sánchez Maya hizo un llamado a las autoridades e instituciones competentes y a la sociedad en general a visibilizar y priorizar en la agenda pública la atención de medidas urgentes para garantizar la seguridad de las mujeres.

“Frente a la violencia feminicida las mujeres, víctimas, feministas, organizaciones civiles y del movimiento social unimos fuerzas y caminamos juntas, porque nuestra rabia es digna y nuestra lucha es justa. Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, afirmó Sánchez Maya.

Por lo que, a unos días de que Salomón Jara asuma el cargo como Gobernador, exigió asuma los derechos de las mujeres como agenda de primer orden en su proyecto de gobierno, pues de otro modo “no habrá “Primavera Oaxaqueña”

“Desde ahora le decimos que ya estamos hartas de simulación, de regalar cargos a los amigos o cuotas por la campaña, es urgente que su gabinete esté a la altura de la gravedad y urgencia, que su discurso se vea reflejado en la asignación de presupuesto, en las políticas públicas, en asumir la implementación de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres como algo serio”, añadió.

Durante la lectura de este pronunciamiento, las vocerías también llamaron a la LXV Legislatura a que asuma un rol crítico y de revisión de la actuación de las y los funcionarios que han nombrado, pues: “en Oaxaca urge dejar de ser cómplices del machismo, del sexismo cotidiano, de la corrupción e impunidad, es urgente desafiar el pacto patriarcal, generar las posibilidades y condiciones para que las mujeres participemos en la toma de decisiones y nuestras capacidades sean reconocidas”.

Durante el mitin llevado a cabo al finalizar la marcha, también estuvieron presentes familiares de víctimas de feminicidio y de desaparición forzada, entre ellas, Soledad Jarquín Édgar, Elizabeth Uruchurtu, Luvia Altamirano y Marlen Joaquín Ojeda.

Con esta actividad finalizó la Jornada de Indignación Contra el Estado Feminicida que inició el 24 de Noviembre con una marcha fúnebre que partió de La Monumenta al Atrio de  Santo Domingo y que  continuó con una campamenta y velada cultural.

Dentro de las  organizaciones que firmaron el pronunciamiento se encuentra: Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño (CAMPO), Centro de Apoyo para la Educación y Creatividad Calpulli, Centro Universitario Comunal de San Antonio Huitepec, Colectiva en Resistencia “Maestras de la Sección 22”, Colectiva Chicatanas, Colectiva Jurídica por la Dignidad Disidente *COJUDIDI”, Colectiva Mujer Nueva, Comité de familiares y amigos “Damián Gallardo Martínez”, Consejo Autónomo de las Mujeres de la Asamblea de la API, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Coordinadora Estatal de Padres de Familia Oaxaca, Espiral por la Vida, Frente de egresadas ENRUVA, Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), Grupo de Mujeres Sabinas, La Campamenta, Limeddh-Oaxaca, Madres contra el Feminicidio y la Impunidad y Mano Vuelta.

Además de Marea Verde Mixteca, Oaxaperras, Ojo de Agua Comunicación, Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), Red de Abogadas Indígenas capítulo Oaxaca RAI, Red de Mujeres para una vida libre de Violencia “REMUVI”, Red Mariposas de Mujeres Mixes, Servicios para una Educación Alternativa A.C. (EDUCA), Servicios Universitarios y Redes de Conocimientos en Oaxaca, (SURCO), SOROR, Siempre Vivas, Tequio Jurídico A.C., Unión Campesina Indígena de Oaxaca “Emiliano Zapata” (UCIO-EZ), Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca de San Antonio Huitepec (UACO) y la Universidad de la Tierra Oaxaca, (UNITIERRA).