Con marcha exigen justicia por activista asesinado que se opuso al Interoceánico

0
106
Diana Manzo
Tehuantepec, Oax.– Unos 500 integrantes del Frente de Organizaciones Oaxaqueñas (FORO) marcharon en este municipio oaxaqueño para exigir justicia para el activista y comunero zapoteca Jesús Manuel García Martínez, asesinado el 27 de octubre pasado.

También conocido como “Chu Pau”, el comunero se opuso a la construcción de las obras del Corredor Interoceánico.

Defendía sus tierras para que fueran para todos y no de unos cuantos.

Durante la marcha realizaron pintas en paredes y pisos y recalcaron su oposición al Corredor Interoceánico, una de las obras prioritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador junto con el Tren Maya, gasolinera Dos Bocas en Tabasco.

“Los beneficiados son la gente del gobierno, o los empresarios, pero el pueblo, los campesinos, no hay; ya vimos cómo le quitan su tierras, acá un ejemplo”, recalcaron.

El FORO reúne a una docena de colectivos entre los que destacan la Unión de comunidades de la Zona Norte del Istmo, Sol Rojo y la Codedi, cuyos integrantes con pancartas en mano y algunas pintas reiteraron la exigencia de justicia.

Esa noche del 27 de octubre, además del asesinato del comunero, fue herido de gravedad por impactos de arma de fuego, Érick Sánchez Gutiérrez, comunero y dirigente social del colectivo Sol Rojo, quien se recupera lento, pero favorable.   

La marcha que partió de las instalaciones del Hotel Cali hasta llegar al Juzgado de Justicia de Garantía fue recibida a puertas cerradas por el personal, que lejos de atender la demanda les impidió el acceso.

“Urge la detención de los autores intelectuales y materiales, nosotros responsabilizamos a Anastasio y Sergio  Gutiérrez García, conocidos como “Tacho Canasta y Sergio Canastilla”.

Ellos forman junto con su gavilla el “cartel del despojo de Santo Domingo Tehuantepec”.

Se pasean impunemente en el municipio, puesto que cuentan con una regidora dentro del ayuntamiento tehuano: Natasha, hija de Anastasio”, denunciaron.

Elliot Escolar, defensor de derechos humanos y coordinador de la Corriente del Pueblo Sol Rojo, exigió una mesa estatal con la Fiscalía y su titular, Arturo Peimbert, para la atención total de los casos.

“Urge dar protección federal a nuestro comuneros, también a instalar mesas, que resuelvan el flagelo generador de la violencia sistémica en el Istmo de Tehuantepec ante el arribo del Corredor Interoceánico del istmo, como otros proyectos, donde no hay información e intereses oscuros violentan la vida comunitaria”, recalcó.

Por último, reconoció que la justicia es lenta y persiste la impunidad en Oaxaca.

Recalcó que seguirán exigiendo respuestas: ¿cómo, cuándo y cómo, mataron a su compañero comunero?