¡Hasta Siempre Pablito!

0
53
Ernesto REYES

Cuántos amores, ternuras y resistencias ante los poderosos provocaste con tus canciones.

¡Qué coincidencia! Muere por diferencias de horas con España en el Día del Músico que es el 22 de noviembre acá en México.

Nuestro mejor homenaje es seguir escuchando sus canciones y recordándolo.

Porque, como dice Horacio Guaraní, «Si se calla el cantor, calla la vida» y si se calla el cantor, muere la rosa, de qué sirve la rosa sin el canto».

Pablito aplicaba esta filosofía del cantor argentino:

«Debe el canto ser luz, sobre los campos, iluminando siempre a los de abajo».

Tuve el gusto de conocerlo personalmente en La Habana en 1985, mientras participaba en el cuarto curso del Instituto Internacional de Periodismo «José Martí» con una veintena de periodistas latinoamericanos y del Caribe.

Sostuvimos una sesión con él, donde más que entrevista conversamos sobre su actividad musical.

Nos cantó algunas canciones de manera improvisada y terminamos en lo que allá se llama una “descarga”, con ron y un licor llamado Cachaza que llevó un periodista brasileño.

Nos firmó un disco. Recién estaba sonando Yolanda. Un momento inolvidable que le agradecimos mucho pues sabíamos que nunca más se iba a presentar igual oportunidad.

Nos explicó que los artistas que salen al extranjero no cobran sus honorarios, sino que los administra una empresa del Estado para reintegrarlo a la hacienda pública.

A ellos solo les pagan un sueldo permanente como un trabajador de la cultura, igual que sucede con los médicos, pues no los mueve el interés privado.

Escuchemos como un sencillo homenaje a Pablito para que como dice Guarany:

”Que se levanten todas las banderas, cuando el cantor se plante con su grito, y que mil guitarras desangren en la noche, una inmortal canción a infinito».

Hasta me tomé un mezcal en su honor.