Jara heredará 20 mil 629 mdp de deuda pública, reporta Finanzas; 8% menor que la heredada por Cué

0
35

Jaime GUERRERO

OAXACA (#página3.mx).- La administración de Alejandro Murat dejará al próximo gobierno de Salomón Jara una deuda púbica ampliada de 20 mil 629 millones de pesos, de acuerdo con el informe del titular de la Secretaría de Finanzas.

Ese será el monto al cierre de este 2022, según el documento entregado por Jorge Hidalgo Tirado, secretario de Finanzas, a las comisiones unidas de Presupuesto y Programación, y de Hacienda de la LXV Legislatura local.

No obstante, el reporte financiero asegura que la administración de Murat Hinojosa se concluirá con un nivel de deuda 8% menor que el que recibió en el 2016 de la administración de Gabino Cué Monteagudo.

Según el documento entregado a las y los diputados:

  • En 2004 la deuda pública a largo plazo era de 762 millones
  • Para 2005 de 667 millones de pesos
  • En 2006 era de 2 mil 141 millones de pesos
  • Para 2007 de 4 mil 625 millones de pesos.
  • En el 2008 la deuda pública ampliada era de 6 mil 243 millones de pesos.
  • Para 2009 era de 5 mil 761 millones de pesos
  • En 2010 la deuda pública ampliada era de 6 mil 763 millones de pesos.
  • Para el 2011, ya en la gestión de Cué Monteagudo, la deuda pública se dispara y era de 10 mil 612 millones de pesos
  • Mientras que en el 2012 sube a 15 mil 985 millones de pesos
  • En 2013 aumenta considerablemente, a 22 mil 954 millones de pesos.
  • En el 2014 la deuda pública se ubica en 22 mil 407 millones de pesos
  • Para el 2015 la deuda pública es de 22 mil 548 millones de pesos.
  • En el 2016 la deuda púbica se ubicó en 22 mil 357 millones de pesos, en la recta final de la administración de Gabino Cué.
  • Para 2017 era de 22,610 millones de pesos.
  • Con la llegada de  Murat Hinojosa, en el 2018 la deuda pública ampliada era de 24 mil 233 millones de pesos.
  • En el 2019 se redujo a 22 mil 14 millones de pesos
  • Y en el 2020 era de 20,910 millones de pesos.
  • En el 2021, se reduce y baja a 19 mil 600 millones de pesos.
  • Con la reestructuración, para el 2022 es de 20 mil 629 millones de pesos.

El documento que entregó Hidalgo Tirado al Congreso del Estado destaca que se concluirá la actual administración con un nivel de deuda 8% menor que el que recibió en el 2016.

Mientras que en el 2018 los créditos a corto plazo eran de 2 mil 603 millones de pesos, actualmente es de cero pesos, al ser liquidados al 100 por ciento.

Destaca el documento que, derivado de la autorización del  Congreso del Estado a través del Decreto 809, en 2020 se realizó el refinanciamiento de la deuda de largo plazo y la contratación de 3 mil 500 millones de pesos, para obras de infraestructuras. Solo se han ejercido 3 mil 367 millones de pesos.

La disminución en tasas de interés a mínimo histórico fue de 32% a la baja y presume un ahorro y liberación de recursos para el período de la administración de 1 mil millones de pesos.

“La estrategia integral de Ordenamiento Financiero implementada por la Actual Administración permitió reducir la deuda pública ampliada en 1 mil 728 millones de pesos con respecto al 2016”, apunta el informe.

El documento destaca la contratación del financiamiento por 3 mil 500 millones de pesos, utilizando una herramienta (spread de 0.34) mediante el cual se realizaron 39 disposiciones por un total de 3 mil 367 mdp, sólo cuando se contaba con Cuentas por Liquidar Certificadas (CLCs), es decir, cuando existió una factura que reflejara el avance físico y financiero de los proyectos.

Para cada disposición se contrataron coberturas de tasa de interés (swaps), bajo procesos competitivos transparentes y eficientes, que aseguran el pago de la deuda durante toda la vigencia del financiamiento con muy bajo costo y largo plazo (7.3% a 15 años).

Se autorizaron 208 proyectos de Caminos y puentes, Electrificaciones y alumbrados, Espacios públicos, Proyectos estratégicos, Proyectos de rehabilitación, modernización y ampliación de la red hidráulica, Módulos para el desarrollo, Mercados y Tecnologías.

Entre sus logros, asegura que la actual Administración logró una mejora significativa en las Finanzas Públicas del Estado, a través de una estrategia de Ordenamiento Integral.

 

Se mejoró el resultado y todos los indicadores del semáforo del Sistema de Alertas, pasando de Amarillo a Verde. Además, se incrementó la calificación crediticia a un nivel de “A” y se mejoró la perspectiva del Estado.

Se impulsó la inversión pública con una herramienta a bajo costo (spread de 0.34%) y con coberturas que aseguran el pago en el largo plazo.

Se modernizó el cobro de impuestos y derechos propiciando que, al 3T22 se obtuviera un incremento de los Ingresos Propios de 627 mdp (24%) con respecto a la Ley de Ingresos.

Se implementaron eficiencias en el ejercicio del Gasto No Etiquetado, logrando un decrecimiento de -2.3% real anual durante el periodo de la actual Administración.

De la misma forma, se liquidó la totalidad de la deuda de corto plazo, lo que representó un esfuerzo de pago de más de 2 mil 600 millones de pesos.

En 2019 se prepagó deuda de alto costo como las emisiones bursátiles, liberando alrededor de 1,100 mdp anuales y el PPS de Ciudad Judicial, generando un ahorro estimado de 1,200 mdp.

En 2020, se refinanció la deuda a largo plazo, disminuyendo la sobretasa en 32% y alcanzando la máxima calificación crediticia, esto sin incrementar el plazo del pago.

En suma, la estrategia integral de Ordenamiento Financiero permite concluir la Administración con un nivel de deuda 8% menor al recibido en 2016, plasma el documento.

Además, el manejo responsable de las finanzas permitió, desde 2021, incrementar la calificación crediticia del Estado a un nivel sólido de “A”. Oaxaca se ubica en niveles similares a estados como Nuevo León, Tabasco y Zacatecas.

Ello, agrega el documento, obedece a la tendencia a la baja del nivel de endeudamiento gracias al ordenamiento financiero implementado. La mejora en los ingresos de libre disposición impactando favorablemente la generación de flujo. Balances Operativos superavitarios y financieros en promedio equilibrados.

Eso, propició mejorar la calificación crediticia del Estado de “A-” a un nivel de “A” y mejorar el semáforo del Sistema de Alertas de Amarillo a Verde.

En el gasto no etiquetado, se registró un decrecimiento de 2.3% real anual, con respecto a 2016, mientras que con estrategias de cobranza, vigilancia y recuperación tributaria, al tercer trimestre del 2022 los Ingresos Propios se incrementaron en 627 millones de pesos.

En las estrategias de incremento de los Ingresos Propios del Estado destaca el documento,  627 millones de pesos,  (24%) con respecto a la Ley de Ingresos Estatal.