¡Ni una más!, clamor de las mujeres zapotecas para decir un alto a la violencia feminicida en Oaxaca

0
28

Diana Manzo

Juchitán,Oax.– Ataviadas con sus enaguas y huipiles naranja y morado, y portando sus cartulinas rotuladas con la leyenda de “No más violencia”, “Ni una más” “Alto a los Feminicidios”, mujeres zapotecas de la agrupación “Mujeres 8 de marzo”, exigieron poner fin a la violencia feminicida que viven las oaxaqueñas.

La protesta se realizó sobre la carretera federal panamericana 190 en Juchitán, Oaxaca, en donde dieron cuenta que la violencia feminicida sigue persiguiéndolas, y que es momento de poner un alto sin esperar nada de las autoridades, pues hasta el momento lo que priva es la impunidad.

Encabezadas por la activista y feminista, Rogelia González Luis, fundadora de la agrupación de mujeres 8 de marzo, dieron cuenta de las atenciones que han salvado vidas, como lo es el refugio “China Yodo” y el Centro de Apoyo y Atención a la Mujer Istmeña (Cami), que este año ha acompañado a mas de mil 500 mujeres y mil 200 niñas y niños.

Informaron que en este 2022, le han salvado la vida a 40 mujeres, sus hijas e hijos, y también han brindado mas de 3500 servicios integrales de atención.

“Hemos alcanzado mas de 100 guardias y custodias, 80 pensiones alimenticias, 50 medidas de protección, se han vinculado a precoces a mas de 15 agresores de feminicidios, violación y abuso sexual infantil”, anunció Rogelia González Luis.

Además refirieron que desde la pandemia, la violencia contras las mujeres creció dentro de sus propios hogares, que se pensaba era el lugar más seguro para ellas, que finalmente se demostró que no.

Respecto a las mujeres indígenas, la luchadora social refirió que la brecha de desigualdad es evidente aún más, y prueba de ello ,es la violencia que viven, las desapariciones y la impunidad.

Por último refirieron que mientras no existan políticas publicas serias y encaminadas a una vida libre de violencia, los feminicidios y desapariciones continuará, por lo que urgieron a las autoridades, especialmente al gobierno entrante de Oaxaca que encabezará el morenista Salomón Jara Cruz a que proteja a las mujeres, porque lo que importa es parar la violencia feminicida que cobró la vida de más de 700 mujeres en el sexenio que concluye del priista, Alejandro Múrate Hinojosa.