Reabren biblioteca municipal “Gabriel López Chiñas” tras terremoto de 2017

0
60
María Isabel Grañén Porrúa y Alfredo Harp Helú encabebzaron la reapertura de la biblioteca.
Diana MANZO

Juchitán, Oax.- La biblioteca municipal “Gabriel López Chiñas” reabrió sus puertas y está lista para recibir a las y los lectores de de este municipio y pueblos aledaños del Istmo de Tehuantepec.

Su reapertura se dio tras su rehabilitación a la que fue sometida luego de los daños que sufrió con el terremoto de magnitud de 8.2 ocurrido en septiembre de 2017.

Este importante legado cultural del pueblo juchiteco se dañó en su totalidad por el sismo y después de 5 años pudo reconstruirse.

Fue con una aportación filantrópica de 10 millones de pesos entre la Fundación Alfredo Harp Helú , el arquitecto responsable de la obra, Joao Boto Caero y el gobierno municipal de Juchitán de Zaragoza.

Estudiantado de la escuela primaria “Adolfo C. Gurrión” fue el primero en visitar este recinto rehabilitado.

El recinto cuenta con salas de lectura, tiene un auditorio y también un espacio para llevar a cabo eventos culturales.

Michel Pineda, director de Cultura, resaltó que las ciudades se reconstruyen con los amigos, y este espacio es un ejemplo de lo que se logró.

Recordó que al día siguiente del sismo, el 8 de septiembre, él como responsable del área de Cultura buscó ayuda, y 5 años después la realidad es otra, la obra está terminada.

Reabrir este espacio es para la comunidad de Juchitán una forma de seguir contando su historia y cultivando a través del acervo cultural y literario que alberga gracias a donaciones recibidas, pues muchos de los ejemplares se dañaron tras la caída de techos y paredes.

María Isabel Grañén Porrúa y Alfredo Harp Helú recalcaron su apoyo y solidaridad con el pueblo de Juchitán que fue afectado en casi el 90 por ciento de sus viviendas y espacios públicos, y dijeron que esta ayuda fue de corazón.

Recordando a Francisco Toledo

Grañén Porrúa recordó al maestro Francisco Toledo, de quien dijo que siempre le contó sobre su pueblo amado, por lo que esta ayuda fue gracias al pintor juchiteco.

El artista plástico durante el sismo contribuyó con cocinas tradicionales para brindar alimentos tradicionales a las personas afectadas.

“Los libros son el opuesto a la violencia y por eso todas y todos a leer”, expresó María Isabel Grañén al reconocer que la biblioteca es un espacio colectivo donde todas las personas de todas las edades pueden venir y aprender del mundo.

Miguel Santiago, en representación de la autoridad local, agradeció todo el apoyo recibido y dijo que la reconstrucción en Juchitán después del terremoto del 2017 continúa y avanza, pues todavía están pendientes la Casa de la Cultura, el palacio .

Refirió que aún faltan la iglesia de San Vicente Ferrer, el parque central y otros recintos públicos importantes.

Juchitán fue el municipio más afectado por el terremoto del 7 de septiembre, el 90 por ciento de las viviendas resultaron dañadas, gran parte  en su totalidad  y otras parcialmente.

La reconstrucción en su mayor parte estuvo a cargo de  la sociedad civil.