Rifan en diciembre libro autografiado de Guillermo del Toro en apoyo a niño oaxaqueño

*Desde Salina Cruz, Oaxaca, Raquel Fabián Cruz, madre del pequeño Aegón, pide la ayuda de la sociedad para que su hijo de tres años pueda seguir viviendo. *El boleto tiene un donativo de $200.00

0
74
Paulina RÍOS

OAXACA, (pagina3.mx).- A Raquel Fabián Cruz, el cine le ha atravesado la vida. En su juventud le dio pasatiempo, diversión, amistades y conocimientos; más tarde, una de sus películas favoritas: Juego de Tronos, se incrustó en su vida como madre.

De serie televisiva “Game of Thrones” -basada en la novela de fantasía del mismo nombre- tomó el nombre de “Aegón”, el conquistador de los Siete Reinos y fundador de la dinastía Tyargaryen, para ponérselo a su primogénito.

Ilusionada con verlo crecer y desarrollarse con normalidad, Raquel enfrentó un terrible drama cuando su Aegón cumplió año y medio de edad.

En el 2021, Raquel viajó de su natal Salina Cruz, municipio de la región del Istmo de Tehuantepec, a la Villa de Mitla, en los Valles Centrales de Oaxaca.

De un intenso calor pasamos al frío del Valle, le dio gripa a mi hijo y regresamos a Salina Cruz. A mi hijo se le quitó la gripa pero le quedó la ronquera, cuenta.

Esa ronquera se le fue agravando, en su pecho se le oía como si tuviera un caballo relinchando, le silbaba, y se ahogaba (estridores), agrega.

Lo llevé al hospital y no le encontraban qué tenía, se fue agravando más hasta que tuvieron que intubarlo. Estuvo a punto de morir y los médicos no podían hacer más en Salina Cruz.

“Fue algo como de un capítulo de “Doctor House”, donde ves todo lo que pasa el paciente y lo que pasan las personas. Pensé que mi hijo no iba a sobrevivir al verlo con tantas cosas conectadas, viéndolo sola, porque mi mamá murió el año pasado y mi hermano solo pasaba un momento a verme. Mi hermana es discapacitada y tampoco puede moverse para ir”, comenta.

Fue transferido al Hospital de la Niñez Oaxaca donde, de primera instancia, tampoco sabían qué padecía Aegón.

Ahí le practican varios exámenes clínicos, incluido el análisis de una muestra de tejido laríngeo, y con ello pudieron saber cuál era su  incurable padecimiento: papilomitosis laríngea, pero tampoco pueden tratarlo ahí.

{La papilomitosis laríngea es una enfermedad rara que se caracteriza por el crecimiento de tumores benignos en la laringe y que obstruye las vías respiratorias.}

Tras darle la noticia a Raquel le dicen que solo en la Ciudad de México es posible que lo puedan atender.

Raquel es ingeniera mecánica y trabajaba hasta antes de casarse en la refinería de Salina Cruz. Desde hace más de tres años no tiene un trabajo formal, primero porque su marido no le permitía trabajar y después porque la enfermedad de su hijo no se lo permite.

Cuando intubaron a su hijo, utilizó las redes sociales para pedir apoyo social; su caso se viralizó y pudo recibir ayuda; desde entonces, han sido sus mejores aliadas para salir adelante para salvar la vida de su hijo.

Sin embargo, la ayuda la requiere mes a mes para evitar que Aegón, su pequeño héroe, pueda seguir con vida, ya que tienen que extirparle los tumores que crecen en su laringe para evitar que se asfixie.

En esa lucha constante por obtener los recursos necesarios que le permitan viajar cada mes a la Ciudad de México y mantenerse ahí durante una semana, incluyendo el costo de análisis de Covid-19 y otros,  Raquel parece vivir otro episodio de cine.

Pensando siempre en cómo obtener dinero para el tratamiento de su hijo, porque lo que gana vendiendo cenas y ropa de segunda no le alcanza para solventar los gastos médicos, vuelve a utilizar las redes sociales y logra contactar al reconocido cineasta Guillermo del Toro.

Del Toro, galardonado con el Premio Goya y ganador del Oscar por dos ocasiones, acepta donarle uno de los ejemplares firmado de su obra “El callejón de las almas perdidas”, la cual también llevó al cine.

Desde hace algunos meses organiza la rifa de ese libro firmado por Del Toro para poder sufragar por un tiempo los gastos que le origina viajar mes con mes a la Ciudad de México desde el municipio istmeño de Salina Cruz.

Raquel, además de haber sido abandonada por su esposo y dejarla sin pensión alimenticia ni apoyo alguno para Aegón, también tiene a cargo la vida y salud de su hermana, quien sufre una severa discapacidad física y mental.

Yo sola llevo esta pena, mi hermano iba por ratos. Tiene otra hermana, pero discapacitada y al morir mi mamá tengo que cuidarla. Ella solo mueve sus hombros y parte de la cintura. Donde se acuesta, ahí mismo la baña y la asea. Eso es una chinga, comenta.

Ella ha pedido ayuda a las y los legisladores de Oaxaca, pero “son bien codos y eso que ganan bien; cuando se les ablanda el codo me apoyan”, aunque ha sido esporádico, lamenta.

Para asegurar que no es un fraude, Raquel tiene una página en Facebook donde va publicando no solo cómo va la rifa, sino también cómo va su hijo. Todo está documentado, asegura la madre.

Ella pide la solidaridad y sororidad de todos y todas para que su pequeño Aegón pueda tener una vida digna.

El número celular de Raquel Cruz Fabián es: +52 0711704648, y el número de  CLABE de su cuenta es: 002638904578069560 y el número de tarjeta: 52567835547528, de Banamex.

Si es del extranjero, también tiene una cuenta PayPal: @AegonFabian

La rifa se llevará a cabo en la próxima Navidad, unos 15 días después de que al pequeño Aegón vuelva a cirugía el próximo 8 de diciembre. #AyudaSocial