Con 34 crímenes, Oaxaca es el estado más peligroso para la defensa de los derechos humanos en el país: EDUCA

0
287

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con 34 crímenes, Oaxaca se ha convertido es el estado más peligroso para la defensa de derechos humanos en México donde han sido asesinadas 141 personas defensoras en los últimos cuatro años, afirmó Servicios para una Educación Alternativa (Educa).

Y le siguen Guerrero con 25; Chiapas con 14 y Chihuahua con 10 personas defensoras asesinadas en los últimos cuatro años.

La asociación civil alertó que México una preocupante sufre crisis de violencia e impunidad donde no solo hay 141 personas defensoras asesinadas sino que existen 17 desparecidas.

A través de la campaña “Alas y Raíces de los Movimientos Sociales en Oaxaca” denuncia la violencia contra los procesos de defensa de la tierra y el territorio principalmente contra los megaproyectos.

Detalló que en México, 141 personas defensoras fueron asesinadas en cuatro años. Este total de asesinatos data del inicio del actual sexenio en diciembre de 2018 hasta noviembre de 2022, incluye a 19 mujeres y 8 personas de la diversidad, así como 114 hombres.

Mencionó que algunas de las dramáticas consecuencias que se esconden detrás de las cifras de esta estadística de violencia es que ha generado que familias enteras hayan sido desplazadas, que niños hayan quedo huérfanos y comunidades con el tejido social roto.

Es importante mencionar que, la gran mayoría de los asesinatos y ejecuciones extrajudiciales ha quedado en total impunidad, por lo que el ciclo vicioso de la violencia se sigue acelerando, puntualizó.

Resaltó que el país padece desde hace años una severa crisis de derechos humanos que incluye una gran vulnerabilidad de las personas que defienden los derechos de todas y todos.

hizo hincapié que su registro contiene información verificada por cada uno de los casos, y cada persona defensora asesinada fue reivindicada por organizaciones locales o internacionales como luchadoras y luchadores que defendieron los derechos humanos.

En la lista de las 17 personas defensoras desaparecidas se encuentran los mismos cuatro estados: En 2021, en Chihuahua fueron desaparecidas 10 personas defensoras, siete indígenas yaquis y tres trabajadores de ranchos. En Guerrero, Vicente Suástegui lleva más de un año en calidad de desaparecido. Y en Oaxaca siguen desaparecidas Claudia Uruchurtu de Nochixtlán, así como cuatro defensores del bosque de San Esteban Atatlahuca, la ambientalista Irma Galindo entre ellas.

Mencionó que en Oaxaca, el mayor peligro para personas defensoras son las autoridades locales. La mayoría de ataques se registró en las regiones Costa y Mixteca. La violencia está alimentada por la complicidad entre poderes fácticos y autoridades locales (emanados de todos los partidos y también del sistema normativo interno).

Entre los temas con más riesgo, en el sur del país se perfila la defensa del territorio frente inversiones y proyectos de desarrollo. En Oaxaca, cada tercera persona defensora asesinada defendió la tierra y el territorio. El 91% de ellos, pertenecía a un pueblo indígena.

A nivel país preocupa el aumento de asesinatos de madres buscadoras de personas desaparecidas, por lo que Educa se sumó al llamado de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) a reconocer y proteger a las mujeres buscadoras.

“Cuando defiendo territorio, defiendo mi vida”: resumió un defensor comunitario en la serie de cortos documentales de la campaña “Alas y Raíces del Movimiento Social de Oaxaca”, publicado por EDUCA.

Finalmente, consideran que “se necesitan urgentemente políticas de protección a personas defensoras en el estado de Oaxaca y el país. Los casos de asesinatos y desapariciones no pueden continuar en la impunidad”.

“Con el inicio de un nuevo sexenio en Oaxaca, acrecentarémos nuestros esfuerzos de monitoreo de agresiones y trabajaremos también en la resolución no-violenta de los conflictos sociales y políticos”.

Y En el contexto de este 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, Educa reconoce el trabajo, el esfuerzo y sacrificio de todas estas personas defensoras que fueron asesinadas, y cuyo compromiso en defensa del territorio, la cultura y los derechos a la vida ha quedado plasmada en el imaginario colectivo de la sociedad.