La S-22 no es “moneda de cambio”: nueva líder magisterial a Jara

*Al ofrecer su primera conferencia de prensa después de ser electa como secretaria general de la Sección 22 del SNTE-CNTE, advirtió que esta gremial volverá a la lucha combativa. *Este 1 de diciembre marcharán.

0
177
Paulina RÍOS

OAXACA, (pagina3.mx).- “Las y los maestros de la Sección 22 (S-22) del SNTE-CNTE no somos monedas de cambio y gobierne quien gobierne, los derechos se defienden”.

Con esa frase lapidaria y de advertencia, la nueva dirigente del magisterio oaxaqueño, Yenny Aracely Pérez Martínez, anunció ayer que esta gremial recuperará su tono combativo de lucha.

En su primera conferencia de prensa tras ser electa como secretaria general de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la combativa Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Pérez Martínez aseveró que retomarán la movilización.

Con voz pausada pero firme, la maestra de origen Mixe informó que este 1 de diciembre, fecha en que Salomón Jara Cruz rendirá protesta como gobernador constitucional de Oaxaca, el magisterio volverá a marchar.

“El día de mañana, 1 de diciembre, saldremos -después de mucho tiempo- a las calles para mantener nuestra táctica de lucha que es la movilización.

“El día de mañana estaremos en una marcha masiva que partirá del crucero de Viguera al corazón de la Ciudad de la Resistencia, el zócalo de la capital.

“La movilización a la que se sumarán maestras y maestros exigirá al Gobierno del Estado el respeto a nuestros derechos laborales”, adelantó la nueva lideresa magisterial.

Acompañada de quienes integran el nuevo Comité Ejecutivo Seccional (CES) que fungirá de 2022 a 2026, electo el 27 de noviembre pasado, la maestra indígena resaltó que cuentan con el apoyo de más de 80 mil maestras y maestros para reiniciar la lucha y exigir, en primera instancia, el respeto a sus derechos laborales.

“Somos más que una calificación.

“Somos los semilleros de conocimientos críticos dentro de nuestro proyecto alternativo denominado Plan para la Transformación de Oaxaca (PTO), y sentamos las bases para la lucha desde la unidad y la alianza”, asentó.

Y brevemente puso el dedo en la llaga sobre los males que le aquejan al magisterio oaxaqueño:

Tratos indignos, dilación de trámites, constante peregrinar en las oficinas del IEEPO, y demandas pendientes por resolver, como el pago de adeudos a trabajadores de la educación, incidencias administrativas.

Además, revisar la infraestructura escolar, atención a seguridad social, atención a egresados normalistas, y a maestros jubilados.

Reconocimiento de espacios como la Digepo, analizar la Ley Estatal de Educación y la estabilidad laboral de maestros y maestras.

Ante ello, Yenny Aracely exigió una mesa de negociación inmediata con las autoridades gubernamentales que a partir de este 1 de diciembre encabeza Salomón Jara Cruz, de quien la lideresa sindical dijo que no ha habido ningún acercamiento hasta el momento.

Y advirtió también que van a continuar con su lucha hasta encontrar justicia, castigo y solución a sus demandas.

Para ello dijo a autoridades municipales, padres y madres de familia, víctimas de la masacre de lesa humanidad de Nochixtlán, expresos políticos, organizaciones sociales, y a contingentes de la CNTE:

“Sepan que en la Sección 22 tienen un aliado natural, y dejamos claro que la Sección 22 recuperará su objetivo de lucha, organización y disciplina; que no somos monedas de cambio, y que gobierne quien gobierne, los derechos se defienden”.

Con ese anuncio, Salomón Jara iniciará su gobierno con la primera manifestación masiva, la mega marcha de la Sección 22.