Cadena de injusticia vive María Elena Ríos desde hace más de tres años

*“Sobreviví a un feminicidio y juez da libertad a mi agresor”, dice.

0
246
María Elena Ríos acusa al Poder Judicial de corrupción.
Diana MANZO

Oaxaca, Oax.- Indignación, impotencia y coraje causó en redes sociales la noticia de la liberación y prisión domiciliaria para Juan Antonio Vera Carrizal. Él es el presunto agresor de María Elena Ríos, sobreviviente de un ataque de ácido sulfúrico el 9 de septiembre de 2019.

Colectivas feministas también señalaron que esta resolución a favor de Vera Carrizal reafirma la cadena de injusticias que le ha tocado vivir a María Elena, como una víctima más de un sistema corrupto.

La audiencia duró cinco días y María Elena la ha calificado como una tortura psicológica por lo agotadora, cansada y violentadora de sus derechos humanos, y que.

Y finalmente la prisión domiciliaria para su agresor, es decir, que pasará su prisión preventiva en libertad y en casa de una de sus hijas, es peor.

Esto que ha vivido María Elena Ríos ha sido una cadena de injusticias, un pacto de corrupción, un abuso a sus derechos humanos, se leyó en las redes sociales la tarde del sábado, minutos después de conocer la sentencia del juez, Teódulo Pacheco Pacheco.

La joven de 29 años advirtió días antes que Juan Antonio Vera Carrizal saldría libre, y es que a través de sus redes sociales responsabilizó al juez de actuar como su defensa y no como lo que es, un juez.

Enojada y frustrada por la determinación del juez, pero no derrotada; al contrario,  luchando, porque asegura que la batalla continúa.

La joven originaria del municipio de Tonalá, en la Mixteca de Oaxaca, señala que tanto el gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, como el secretario de Gobierno, Jesús Romero, se negaron a escucharla y ahora se dicen muy aliados, lo cual -aseveró- es una mentira.

Después del 9 de septiembre del 2019, la vida para María Elena Ríos cambió.

Fue sometida a una serie de operaciones dolorosas para rehabilitarle el rostro y las partes de su cuerpo afectadas con el ácido, operaciones que aún continúan.

Además, ha sido víctima de violencia constante de sus derechos humanos y también de violencia digital.

El 26 de diciembre del 2019, Ponciano “N” y su hijo Rubicel fueron detenidos y recluidos en el pena de Tanivet. Confesaron ser los autores materiales y recibir 30 mil pesos como pago de parte de Vera Carrizal.

El 6 de abril del 2020 es detenido Juan Antonio Vera Carrizal por el ataque a María Elena y recluido en el penal de Tanivet.

Un año después, el 2 de abril del 2021, falleció dentro de su celda Ponciano “N”, uno de los autores intelectuales.

El 28 de junio del 2021, la Fiscalía de Oaxaca emitió ficha roja de búsqueda y localización para Juan Vera Hernández, hijo de Vera Carrizal.

El delito es por tentativa de feminicidio contra María Elena Ríos, pero ha pasado un año y medio y no hay respuesta.

Y finalmente, el 21 de enero del 2023 el juez Teódulo Pacheco resolvió prisión preventiva en prisión domiciliaria.

Es decir, saldrá en libertad para seguir el proceso en la casa de una de sus hijas.

María Elena ha acudido a diversos escenarios y oficinas, desde hablar con el propio Presidente de la República hasta buscar al mandatario oaxaqueño.

Salomón Jara Cruz, después de cinco días de audiencia, finalmente emitió su postura de desacuerdo con lo dictaminado por el Poder Judicial.

**Audiencia tortuosa de más de 60 horas para María Elena**

Diana Cristal González Obregón, abogada penalista y defensora de María Elena, dejó claro que hay muchas inconsistencias en todo el proceso judicial que  ha vivido la joven en esta audiencia que llamó “tortuosa” pues duró más de 60 horas.

La abogada declaró que el juez Teódulo Pacheco venía a repetir solo un guión y no le importaron los derechos de María Elena, como una sobreviviente de un ataque de tentativa de feminicidio.

Dijo tener miedo y además temer por la vida de María Elena, su familia, y las de las abogadas que la ayudaron en todo momento.

Porque al final de la audiencia, Juan Antonio Vera reiteró que “va a limpiar su nombre”.

“Todo se maquilló con pruebas prefabricadas, donde se violentan derechos y la ponen en peligro, son pruebas mal hechas y maquiavélicas.

“100 documentos en el primer día de la audiencia sin darnos la oportunidad de hablar, nos silenciaban los micrófonos; en fin, una violación constante a los derechos humanos de Male”, refirió.

La abogada defensora reiteró que fue claro un pacto para favorecer al agresor de María Elena, y exigió también la renuncia inmediata del juez, y del gobernador Salomón Jara Cruz.

“Hubo un recurso de recusación para que se parara todo, pero el juez -de manera indebida- lo resolvió él mismo, cuando debieron ser los magistrados”, agregó.

Por último, dijo que el juez tomó determinaciones en contra de las medidas de protección, cuando las medidas son preventivas, y María Elena está en riesgo y no hay medida de protección.

**El proceso de Vera continuará aún en prisión domiciliaria: TSJO

Eduardo Pinacho, magistrado presidente del Poder Judicial de Oaxaca, dejó claro que la prisión domiciliaria de Vera Carrizal -que aun no se hace efectiva- no significa que el caso esté cerrado; al contrario, sigue en prisión preventiva y el caso continúa.

Dijo que no se trata de una sentencia absolutoria, sino el imputado cursará la prisión preventiva en el domicilio que fue señalado por el juez.

Se trata solo de un arraigo domiciliario, pero el proceso en su contra sigue, no ha culminado, precisó.

“Lo que sí quiero dejar claro es que a través de esta resolución no se absolvió al imputado no se trata de una sentencia absolutoria, se trata de un arraigo domiciliario, pero el proceso en su contra sigue”, concluyó.