Con apoyo de Lila Downs lanzan campaña de recaudación de fondos para educación de 50 mujeres

*El proyecto busca apoyar a indígenas, rurales o afromexicanas.

0
24
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Bajo el lema “Tu donativo cambia su vida”, el Fondo Guadalupe Musalem lanzó su campaña de procuración de fondos 2023 para reunir tres millones 250 mil pesos que beneficiaran a 50 mujeres jóvenes provenientes de comunidades indígenas, rurales y afromexicanas.

La asociación civil resaltó que desde 1996 el Fondo Guadalupe Musalem Merhy ha apoyado con la suma de generosas voluntades a 181 becarias de bachillerato y 66 universitarias quienes han sido apoyadas en algún tramo de sus estudios superiores, provenientes de 83 municipios de la entidad.

El lanzamiento de la campaña contó con la participación de la cantante oaxaqueña Lila Downs, la empresaria Karenina Serrano Orozco, la tutora Mayte Ibargüengoitia, la graduada Tajëëw Díaz Robles, la becaria Karina Guadalupe y Martha Aparicio Rojas, presidenta del Consejo Directivo del Fondo Guadalupe Musalem.

Lila Downs, pilar importante del esta asociación por más de 20 años, puntualizó: ”Es un orgullo pertenecer a este grupo de mujeres con quienes a través de los años hemos estado impresionadas por la fortaleza de las becarias. Tengo la fuerza para seguir apoyando esta causa que es ejemplar porque además del recurso económico, lleva el beneficio a otros seres humanos, con tutorías y el fortalecimiento de las diferentes culturas”.

En su intervención Martha Aparicio agradeció a los medios de comunicación y expresó:

“En este 2023 cumpliremos 27 años y a lo largo de este tiempo hemos tenido la oportunidad de acompañar a las becarias, ha sido un privilegio verlas crecer, desarrollando sus proyectos, acompañando a otras mujeres. Eso nos da mucha esperanza ”.

Mientras que Tajëëwn Díaz Robles, graduada del Fondo Guadalupe Musalem, originaria de Tlahuitoltepec, es integrante del Colectivo Mixe (Colmix) y coordinadora del proyecto Endless Oaxaca Multilingüe, la beca le cambió la vida, en su oportunidad comentó:

“Me gradué del Fondo hace 20 años, amplié mi familia porque me acercaron a mujeres con historias diferentes, ser becaria contagia el compromiso con la comunidad y con otras mujeres.

“Apoyar al Fondo sí es apoyar a la educación de las mujeres y es también apoyar la creación de una red de colaboración que está teniendo y va a tener un impacto positivo en comunidades y en la sociedad”, resaltó.

Karina es becaria de bachillerato originaria de la Sierra Norte, en su intervención compartió:

“Aquí he aprendido que el hecho de ser mujer no es razón para que me violenten, que tomen decisión sobre mí o sobre mi cuerpo, me han enseñado a cómo vivir sin miedo, superarme y a vencer cada obstáculo que se interponga en mi camino. El Fondo ha cambiado el rumbo de mi destino”.

Mayte Ibargüengoitia mencionó sentirse afortunada al ser tutora de esta organización:

“Sé y he visto que las mujeres indígenas y rurales de todas las edades, a lo largo de los tiempos han sido desfavorecidas en su educación.

“Nos hemos creído la falsa idea de que el papel de las mujeres en la sociedad es estar en el hogar, en el cuidado familiar, en los labores, etc.”

Además, añadió “he conocido el trabajo y a jóvenes graduadas que están realizando proyectos en sus comunidades.

“Existen muchas maneras para apoyar esta iniciativa y que las mujeres de los pueblos originarios puedan estudiar a través del FGM.

“Yo apoyo con mi tiempo, mi sabiduría y mi corazón como tutora de una joven de bachillerato para que ella pueda desarrollar sus habilidades, sus capacidades, le comparto libros y lo que yo he vivido”.

Por su parte, Karenina Serrano, empresaria y donante de este proyecto educativo, invitó a sumarse a la importante labor:

“El FGM es creador y generador de oportunidades, es una oportunidad para las y los empresarios de participar activamente y cambiar nuestro entorno.

“Se trata de un espacio maravilloso en donde no solamente cumplen perfectamente con darles educación, facilitan procesos de acompañamiento psicológico y en otras áreas para el desarrollo personal y comunitario. Cada persona desde nuestras propias trincheras podemos aportar”.

Entre los beneficios que reciben las jóvenes becarias son:

  • Fortalecimiento multidisciplinario en temas de feminismos.
  • Derechos humanos.
  • Prevención de violencia de género.
  • Liderazgo.
  • Trabajo comunitario y
  • Apoyo académico.

Además cuentan con el acompañamiento de una tutora, apoyo psicológico, médico, despensa y una beca mensual en efectivo.

Las personas que deseen apoyar la educación de las jóvenes becarias podrán realizarlo a través de depósito bancario, cheque, transferencia bancaria, Stripe o PayPal. Los donativos son deducibles de impuestos (aplican condiciones para cada país). Cuenta Banamex 7005 4686887, CLABE 00261070054686887-6, Fondo Guadalupe Musalem A.C.