Mi agresor goza de total salud y debe seguir en prisión: Ma. Elena

0
45
Jaime GUERRERO

María Elena Ríos Ortiz, sobreviviente de intento de feminicidio -cometido por Juan Antonio V.C. y cuatro personas más, entre ellos, su hijo- volvió a exigir la renuncia del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, Eduardo Pinacho.

Además, iniciar una carpeta de investigación contra el juez Teódulo Pacheco, por la sentencia de prisión domiciliaria en favor de su agresor intelectual, Juan Antonio V.C., pese a una serie de irregularidades.

Y es que dijo que tras inspección domiciliaria no acreditó que el inmueble en el que se pretende dar prisión domiciliaría a su agresor no es seguro para que Juan Antonio no se escape.

Un balcón sin puerta y en la entrada del domicilio tiene un triplay atravesado.

La también saxofonista acudió a la Cámara federal de Diputados -acompañada de la activista Coral Melo Cruz-, y fue arropada por diputadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Elizabeth Pérez; del PAN, Mariana Gómez del Campo Gurza y del PRI, Jaqueline Hinojosa.

Ahí, narró las adversidades a las que se ha enfrentado a lo largo del proceso que, a más de 2 años, no tiene sentencia condenatoria y se encuentra en etapa intermedia.

En otra audiencia incidental, Juan Antonio Vera le pretende quitar lo embargado por la reparación del daño a la que tiene derecho y rechazó haber recibido 100 millones de pesos.

Lamentó que Juan Antonio pretenda confundir a la gente con campañas pagadas en medios de comunicación.

Mientras, “me quemaron como a las brujas en la edad media”, recriminó.

Reiteró que el Juez Teódulo Pacheco la volvió a criminalizar y de paso le dijo que ella violó los Derechos Humanos de Juan Antonio.

Dijo entonces que el sistema está podrido porque deja libre a los agresores y está disponible al mejor postor.

Y es que afirmó que tras las analizar las pruebas y estudios médicos, Juan Antonio goza de total salud.

“Debe seguir en prisión preventiva porque cometió un delito grave y hay una carpeta de violencia por amenazas de Guadalupe, hija de Juan Antonio”, demandó al referir jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pidió entonces que se inicie una carpeta de investigación contra el juez Teódulo Pacheco.

Ríos Ortiz informó que al día de hoy el Juez no ha remitido lo que dictamino el día de la audiencia, la prisión domiciliaria porque pretende negarle el derecho de impugnación.

Criticó que el juez argumentara que Juan Antonio necesita prisión domiciliaria porque necesita «lazos espirituales».

Por ello, demandó argumentar con leyes porque de nada sirve el debate (en el Legislativo) si afuera las leyes son muertas. “Por eso hoy estoy aquí por todas las mujeres que mataron en la lucha y quiero dignificarnos y porque merecemos vivir, porque me asiste la razón y me quisieron matar”, lanzó.

Ríos Ortiz manifestó su inconformidad y preocupación de correr riesgo tanto su vida como la de su familia a partir de la resolución del Juez del Poder Judicial del Estado de Oaxaca.

La joven saxofonista hizo un llamado a instancias internacionales y al mismo presidente Andrés Manuel López Obrador para ser apoyada y frenar la resolución.

“El día de hoy vengo hacer un exhorto, una exigencia a que el magistrado presidente Eduardo Pinacho Sánchez renuncie, presidente de la República, que se inicie una carpeta de investigación en contra de Teódulo Pacheco”, manifestó.

Con lágrimas en los ojos dijo que contrastó el fuerte mensaje, alertó que si su agresor queda libre, intentará asesinarla nuevamente por lo que responsabilizó a Juan Antonio Vera Carrizal si algo le ocurre a ella y a su familia.

“Exijo nuevamente la renuncia de Eduardo Pinacho y de Teódulo Pacheco, exigimos también una investigación de las personas que están detrás de todo esto porque esto está maquinado desde hace mucho tiempo y estudiado.

“Hago este exhorto porque mi familia y yo corremos peligro y a mí no me gusta sentirme como apestada porque yo no robé ni maté y no me voy a ir de mi país, porque yo no soy una criminal.

“Cualquier cosa que le pase a mi familia incluyendo a los menores de edad, hago responsable a Juan Antonio Vera Carrizal y las personas que lo están protegiendo”.

Relató que desde el sábado que escuchó la sentencia del juez Teódulo Pacheco que permite a Veraz Carrizal seguir su proceso en su casa, tiene un enorme miedo que no la deja dormir y que está desesperada, pero eso no le impide alzar la voz.

“Vengo el día de hoy porque tengo miedo que me maten, vengo el día de hoy no como la víctima perfecta que quiere el Estado, que llora y se calla, que no denuncia y que está muerta de miedo.

“Sí tengo miedo. Pero no vengo sola, me acompaña mi amiga Olimpia Coral Melo, porque ella ha sido testigo de la campaña que ha ejercido Juan Antonio Vera Carrizal, quien es un feminicida que me quiso matar y tiene el poder político y económico para volver a hacerlo”.

María Elena Ríos pidió ayuda a todos, lamentó que la FGR no haya querido atraer su caso, por lo que incluso, hizo un llamado a las instancias internacionales defensoras de derechos humanos como la Comisión y Corte internacionales para que analicen su expediente y actúen en consecuencia.