Salomón Jara se mimetiza en Carlos Salinas de Gortari: pretende privatizar tierras ejidales y comunales

*El morenista desata críticas porque “privatizar lo comunal es matar a Oaxaca”. *La "tontera" de Jara se la van a cobrar en las próximas elecciones presidenciales. *Esta Ley aprobada por un Congreso ignorante y sometido será "tumbada" por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. *Esta ley salinista es un reflejo del autoritarismo e imposición de un gobierno que traiciona los principios de la 4T.

0
381
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con el argumento de ofrecer estímulos fiscales a la regulación de la tenencia de la tierra, el gobernador morenista Salomón Jara Cruz pretende privatizar las propiedades sociales tanto ejidales como comunales.

El propósito es obtener un impuesto predial que sirva para conseguir mayor distribución de participaciones federales.

Ello provocó una lluvia de críticas que lo tachan hasta de emular políticas de Carlos Salinas de Gortari.

Este gobierno de la 4T reafirma que son los ejidos y las comunidades los dueños de la tierra y su territorio, y sus asambleas la máxima autoridad para determinar el fin y el objeto de las mismas.

Sin embargo, Salomón Jara, a través de la Secretaría de Finanzas, anuncia estímulos fiscales de 50 por ciento en trámites y servicios que presta la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra Urbana del Estado de Oaxaca (Coreturo).

Y de 100 por ciento en conceptos catastrales y registrales.

Ello como parte del Programa de Certeza Jurídica de la Tierra para la Seguridad y Bienestar del Patrimonio, planteado en la Ley de Ingresos 2024.

Explica que el referido programa consiste en darle certeza jurídica a las personas poseedoras de predios, siempre y cuando ya tengan el “dominio pleno”.

Es decir, que ya hayan sido desincorporados de los núcleos agrarios ejidal o comunal, previamente autorizados en asamblea comunitaria. Dicha certeza es a través de la expedición del certificado parcelario inmobiliario o título de propiedad otorgado por la Coreturo.

En el ejercicio fiscal 2024, precisamente en el artículo 25 de la Ley de Ingresos del Estado de Oaxaca, se especifica que quien coordinará dicho estímulo será Coreturo, toda vez que es la instancia competente y siempre ha realizado esa función, pero la ley no lo precisaba, por lo que en este ejercicio se da certeza jurídica.

Cabe mencionar que esta Ley de Ingresos de Oaxaca para el ejercicio fiscal 2024, ya fue aprobada por la 65 Legislatura del Congreso del Estado.

El gobierno morenista reafirma que son los ejidos y las comunidades los dueños de la tierra y su territorio, y sus asambleas la máxima autoridad para determinar el fin y el objeto de sus tierras.

Asevera que deja claro que no pretende invadir la esfera jurídica a los núcleos agrarios comunales y ejidales en el ámbito de su competencia.

Sin embargo, las reacciones en contra no se hicieron esperar como la del antropólogo zapoteco Jaime Martínez Luna, quien considera que “privatizar lo comunal, es matar a Oaxaca”.

Debido a que más del 80 por ciento del territorio estatal es comunal y ejidal.

Fundador de la Universidad Autónoma Comunal de Oaxaca, Martínez Luna resaltó que lo comunal es la forma de vida del 80 por ciento de Oaxaca “y esta iniciativa revela una profunda ignorancia de lo que es el ser oaxaqueño”.

Considera que “por incrementar impuestos se asesina una civilización antiquísima y pujante en nuestros días.

“Asesinar lo comunal es cerrar alternativas al planeta”, puntualizó el también músico zapoteco originario de San Pablo Guelatao.

A su vez, el también antropólogo Gerardo Garfias Ruiz advirtió que de pasar esta “tontera”, van a llover controversias constitucionales y la Suprema Corte de Justicia de la Nación va a tumbar esa propuesta.

Además, adelantó que esta propuesta le va a costar votos a Morena en la próxima elección presidencial por tomar “medidas poco populares y muy mal sustentadas jurídicamente”.

Garfias Ruiz considera que el gobernador está muy mal asesorado o equivocado porque ya van tres o cuatro decisiones jurídico administrativas que exhiben ignorancia.

Como en este caso, abundó, donde el asunto agrario es competencia federal; entonces, no puede haber ninguna modificación a nivel de los estados.

“Yo no sé quién asesora al gobernador o cómo toma esas decisiones, pero las propiedades sociales tanto ejidales como comunales que en Oaxaca son el 87.7%, de todas las tierras sean factibles de cobros de impuestos es una barbaridad.

“Están buscando cómo tener mayores ingresos, pero eso no es posible no son factibles ni jurídica ni administrativamente cautivo de impuestos”.

Recordó que fue Carlos Salinas de Gortari, el peor enemigo del presidente Andrés Manuel López Obrador, el que intentó privatizar las tierras ejidales.

Y ahora Salomón Jara Cruz, de Morena, intenta retomar esa propuesta salinista a la que tanto se opusieron antaño.

Lo más seguro que va a pasar es que las autoridades agrarias van a interponer controversias y se va a caer su iniciativa.

Considera que en 2024 habrá elecciones y a Morena le conviene lograr el mayor número de votos.

Sin embargo, con este tipo de cosas lo único que está logrando es la animadversión de la mayoría de los oaxaqueños.

Sobre todo de un gobierno que obtuvo la más baja votación en una elección a la gubernatura.

Finalmente, dijo que en lugar de atentar contra la vida comunal, el gobernador debería centrar su atención en solucionar los mas de 300 conflictos agrarios para incidir en la gobernabilidad de la entidad.

Por su parte, el abogado de Sol Rojo, Elliot Escobar Gómez, sostiene que esta ley avalada principalmente por legisladores de Morena atenta contra la autonomía de los municipios.

Es en lo referente a la recaudación de impuestos y viola el artículo 27 constitucional, porque señala que los bienes comunales son inembargables, imprescriptibles, e inalienables.

Es decir, no se pueden rentar, no se pueden vender ni se pueden embargar.

El activista considera que esta intentona del Congreso de Oaxaca muestra que los legisladores carecen de conocimientos al someterse al gobernador para solapar esta intentona de privatizar los ejidos y bienes comunales, para favorecer las inversiones extranjeras en las regiones de la Costa, el Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan.

Calificó de “parches legislativos” y llamó a no permitir estos temas de autoritarismo e imposición.

Y remató con la frase de Ricardo Flores Magón: “Las relaciones sociales entre los hombres se han pervertido tanto, que es mas fácil obrar mal que conducirse correctamente”.