“Exijo justicia para Ever, dejó muchos sueños por cumplir”: hermana de oaxaqueño que falleció en accidente en EEUU

0
53
Diana Manzo

Oaxaca, Oax.- En el hogar de Everardo, migrante oaxaqueño que murió en un accidente automovilístico el pasado 14 de mayo en Florida, Estados Unidos, todo es tristeza y coraje.

Sus familiares exigen justicia al gobierno norteamericano y una indemnización justa, porque aseguraron que se trató de un homicidio y no una muerte natural.

Originario del municipio oaxaqueño de Agua de Sol, en el distrito de Miahuatlán, y de 30 años de edad, casado y padre de una niña de un año de edad, Ever como le decían de cariño, llevaba 8 años trabajando como jornalero migrante en los Estados Unidos, vivía con su hermano mayor, pero, la mañana del martes salió muy temprano a trabajar y ahí encontró la muerte junto a otras 7 personas.

Medios estadounidenses señalan que el joven migrante viajaba en un autobús junto con otros 52 trabajadores, cuando el conductor de una Ford Ranger modelo 2001 chocó y murieron 8 personas, y el resto de personas quedaron heridas.

“Lo que se sabe del conductor de nombre Bryan de 41 años de edad, es que aparentemente estaba bajo los efectos del alcohol y había fumado marihuana la noche anterior del accidente. El juez de Florida le negó la fianza, y será el 18 de junio – día de la audiencia” citó el medio.

Su hermana Norma Ventura Hernández lamentó el deceso de su hermano menor y exigió al gobierno norteamericano “justicia”.

“A mi hermano lo mataron, porque él iba bien a su trabajo, iba contento, tenía muchos sueños, quería viajar y conocer más pueblos de su lindo Oaxaca, y ahora, regresará muerto, lo que estamos viviendo como familia es una desgracia, y no lo aceptamos”, dijo.

Llorando recordó a su hermano y expresó que la última vez que lo vio fue en diciembre del año pasado, y no es posible que ahora, en su familia falte un integrante por la imprudencia de un conductor alcoholizado y tal vez hasta con sustancias nocivas en su cuerpo.

“Mi hermano se casó el año pasado, tenía una hijita, estaba muy feliz con su esposa, pero tenía que trabajar y por eso se fue, él se fue a mejorar su vida y ahora lo tendremos que enterrar acá, todo esto me pone muy triste”, narró.

La joven mujer dijo que las autoridades y el gobierno norteamericano debe buscar las estrategias para que la esposa e hija de Ever no queden en el desamparo, pues él era su principal fuente de ingresos.

Dijo que esperan pronto ver a su hermano y darle santa sepultura, por lo pronto, amigos y familiares les visitan para darles consuelo por la pérdida de su hermano menor.

“Esperamos el gobierno mexicano y de Oaxaca nos ayuden a repatriar pronto a mi hermanito, que exijan justicia y que su muerte no quede en la impunidad”, concluyó.