Pueblo Chocholteco se reencuentra con el Lienzo de Coixtlahuaca II …un siglo después y en Alemania

*Este reencuentro permitirá la reconstrucción de la memoria histórica de un pueblo que se encuentra en vías de extinción. **Solo 5 de 13 lienzos y códices se encuentran en las comunidades chocholtecas. ***“Me llevo con gran sentimiento su espiritualidad intangible; no podré y tampoco nadie me podrá explicar el sentimiento de verlo, tenerlo frente a mis ojos y conectarme a través de este documento con mis ancestros chocholtecos”, sostuvo Fernando Juárez. ****“Si me entristece saber que posiblemente no lo vuelva a ver y pensar si las futuras generaciones tendrán el honor de verlo como yo”, abundó.

0
71
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Un siglo después, el Pueblo Indígena Chocholteco (ngiguangiba) se reencontró con el Lienzo de Coixtlahuaca II que se encuentra en el Museo Etnológico de Berlín (Ethnologisches Museum, Staatliche Museen zu Berlin, Stiftung Preußischer Kulturbesitz).

Este reencuentro con el Lienzo de Coixtlahuaca II considerado una de las joyas del museo alemán, permitirá la reconstrucción de la memoria histórica del Pueblo Indígena Chocholteco que durante el siglo XVI quedó plasmada en 13 lienzos y códices; de los cuales únicamente 5 de ellos se encuentran hoy bajo el resguardo de las comunidades.

Este espectacular y hermoso documento (Lienzo) pictográfico cuenta la historia de la cuenca de Coixtlahuaca y áreas vecinas desde el siglo XI hasta el XVI. Fundamentalmente, refiere a la unión ideológica y política de un territorio que hoy día sigue habitado por el Pueblo Indígena Chocholteco en Oaxaca, México.

El Lienzo fue adquirido por Eduard Seler, en abril de 1897, durante su segundo viaje a las Américas, y actualmente se exhibe en las salas de exposición del Foro Humboldt (Humboldt Forum) en Berlín, Alemania.

El Pueblo Indígena Chocholteco se conforma de 19 municipios y 67 comunidades ngiguangiba. En tiempos prehispánicos, Coixtlahuaca fue una de las ciudades más grandes de Oaxaca, México, llegando a su mayor extensión hacia mediados del siglo XV. Fue famosa por su gran mercado y por el prestigio tolteco de sus gobernantes.

Durante la época colonial, la lengua ngigua-ngiba o chocholteca, fue una de las cuatro lenguas de Oaxaca con tradición de escribas, aunque paradójicamente, hoy se encuentra en vías de extinción. En el siglo XX, la discriminación y migración histórica han puesto en peligro la transmisión cultural, erosionando la identidad chocholteca.

A mas de 100 años, autoridades del Museo Etnológico de Berlín inició un proceso de diálogo con los representantes del Pueblo Indígena Chocholteco para trabajar en conjunto y garantizar su acceso a todo el conocimiento académico acumulado sobre el Lienzo de Coixtlahuaca II.

La visita, que se llevó a cabo del 22 al 27 de abril del 2024, en Berlín, Alemania, es parte del proyecto Museo Colaborativo del Museo Etnológico que busca acercar sus colecciones a las comunidades de origen y fue coordinada por la doctora Ute Schüren, curadora de la colección mesoamericana; Irina Seekamp, conservadora textil del lienzo, y el doctor Sebastián van  Doesburg de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova en Oaxaca, en coordinación con el Concejo Chocholteco.

Cabe mencionar que el proyecto fue co-iniciado por el doctor Stephen A. Kowalewski de la Universidad de Georgia, Atlanta.

Durante una semana se desarrollaron diversas actividades relacionadas con los lienzos de la cuenca de Coixtlahuaca y con la cultura viva del Pueblo Indígena Chocholteco.

Por parte del Pueblo Chocholteco participó el presidente del Concejo de Gobierno Tradicional del Pueblo Chocholteco Ngigua –Ngiba y personas nombradas por las autoridades comunitarias de San Juan Bautista Coixtlahuaca, Santa María Nativitas, San Miguel Tulancingo, San Jerónimo Otla y San Miguel Tequixtepec, comunidades que aún hoy resguardan lienzos originales.

En el acto de reencuentro con el Lienzo de Coixtlahuaca II, el presidente municipal de San Juan Bautista Coixtlahuaca y presidente del Concejo del Gobierno Tradicional del Pueblo Chocholteco Ngigua – Ngiba, Horacio Miguel Cruz, señaló que el lienzo da la certeza de lo grande que fue la cultura chocholteca, que actualmente se encuentra en proceso de reconstitución política, social y cultural.

Quienes integraron la comitiva chocholteca coincidieron en que el momento que vivieron fue histórico: “es sorprendente sus dimensiones en gran formato, también el trabajo artístico, científico y cultural de nuestros ancestros, me llevo con gran sentimiento su espiritualidad intangible; no podré y tampoco nadie me podrá explicar el sentimiento de verlo, tenerlo frente a mis ojos y conectarme a través de este documento con mis ancestros chocholtecos. Si me entristece saber que posiblemente no lo vuelva a ver y pensar si las futuras generaciones tendrán el honor de verlo como yo”, indicó Fernando Juárez, representante del Museo Comunitario de Coixtlahuaca.

Por su parte, los directivos del Museo Etnológico agradecieron a los delegados su visita, la que consideraron como un gran voto de confianza del Pueblo Chocholteco. Confirmaron su interés por colaborar en el futuro en ámbitos como la educación y la transferencia de conocimientos, el desarrollo de exposiciones temporales conjuntas, el intercambio de información y conocimientos y la organización conjunta de proyectos de valorización y preservación del patrimonio cultural del Pueblo Chocholteco.

En la tarde del 25 de abril, la delegación fue recibida en la Embajada de México en Alemania por el embajador Francisco Quiroga y el encargado de la sección de patrimonio histórico cultural de México, David Esquivel Palomares, quienes expresaron su entusiasmo para el proyecto y reafirmaron su compromiso de seguir participando activamente.

El proyecto también incluye un segundo taller en Coixtlahuaca en el año de 2025, donde se podrán presentar los resultados de la colaboración entre el museo y las comunidades indígenas.

Cabe precisar que los Pueblos Indígenas son sujetos colectivos del derecho internacional pero prevalece una brecha en la implementación de sus derechos fundamentales.

Por ello, este inicio del diálogo sobre el patrimonio cultural del pueblo chocholteco conservado en instituciones ajenas es una tarea desafiante donde se debe trabajar en conjunto para lograr acciones que contribuyan a la reconstrucción de la memoria histórica del Pueblo Indígena Chocholteco para el bien de las generaciones futuras.